Almagro, la efervescencia cultural

Si buscan un barrio donde mudarse o simplemente para salir: bienvenidos a Almagro un barrio pensado por y para porteños, lejos de los espejitos de colores de Palermo.

Este barrio que vio crecer al joven Carlos Gardel y donde hoy se encuentran numerosas milongas, es considerado como uno de los barrios más tangueros de la ciudad porteña. No se pierdan el Museo Casa Carlos Gardel y su interesante programación cultural.

Cerca de las peatonales Zelaya y Carlos Gardel, encontramos una variedad de teatros como por ejemplo, el Teatro Ciego. A pocas cuadras, se encuentra el Mercado de Abasto, antiguo mercado de frutas y verduras de arquitectura imponente, reciclado en los 90 en un inmenso centro comercial donde los porteños pasean en familia durante el fin de semana aprovechando el combo shopping, fast-food, cine.

El barrio es también conocido por sus cafecitos típicamente porteños como El Banderín, verdadero museo dedicado a la pasión del fútbol con sus paredes cubiertas de camisetas de distintos clubes, y Las Violetas, famosa confitería inaugurada en 1884.

¿Sabían además que en este barrio se cruzan las calles Estado de Israel y Palestina? Lo que dio pie para crear este divertido cortometraje en esta esquina precisamente. Almagro tiene un alma, una vida de barrio y un corazón que late en todos los que contribuyen en su vida nocturna, tan multifacética como insólita: músicos, bailarines, actores, clowns, ¡el circuito off no descansa!

Después de haber paseado entre las imponentes mansiones de Recoleta y bailado al ritmo de los DJ’s top de Palermo, tal vez encuentren su “Buenos Aires querido” en un bar tan antiguo como minúsculo en la Plaza Almagro.

Los invitamos a descubrir al cantante Osvaldo Peredo en Lo de Roberto, a tomar un trago en el muy simpático Troquet de Henry, a cenar a puertas cerradas en el Clan Artistik o en el excelente italiano Pierino, a ensayar algunos pasitos de milonga en la eterna e imponente sede tanguera La Catedral y a terminar la noche en el Sanata Bar, entre grandes leyendas del tango y jóvenes músicos del barrio. Aquí reina un aire de bohemia y autenticidad, dignas de las noches locas y de vanguardia del París de los años 30.

El barrio propone tantas actividades culturales que pueden agendarse una semana entera para descubrir Almagro: el lunes en la Bomba de Tiempo, el martes en La Catedral, el miércoles en el Club Atlético Fernandez Fierro, el jueves en Lo de Roberto, el viernes en Ladran Sancho o en el Centro Cultural Konex, el sábado en el Sanata Bar y el domingo en la Casona de Humahuaca. ¡Después cuéntennos!

FICHA DE IDENTIDAD

El barrio en tres palabras: porteño, tango, teatro
Lo destacado: La Bomba del Tiempo todos los lunes en el KONEX y la milonga de los martes en La Catedral.
Nuestros restaurantes favoritos: La Cresta (porque es el paraíso de los wraps), Mochica (Porque amamos la comida peruana)
Nuestros bares/cafés preferidos: Le Troquet de Henry (porque nos sentimos en casa), Lo de Roberto (porque es auténtico) y Guarda La Vieja (porque es un clásico de Abasto)
Nuestros flechazos: sus teatros y sus opciones baratas para salir/comer