Balvanera, de todo un poco y todo el tiempo

Balvanera
Foto: Natalia Francisca

Se trata del barrio más heterogéneo de todo Buenos Aires, tiene una mezcla única de nacionalidades y culturas que entre otras cosas decantan en una oferta impresionante de negocios, opciones gastronómicas y entretenimiento. Balvanera siempre estuvo caracterizado por tener distintas comunidades de inmigrantes; por ejemplo la zona del Abasto históricamente tenía una mezcla de criollos e italianos, generando así lugares de milongas y tango, mientras que la zona del Once se caracterizó por la presencia de judíos y su vinculación con el mercado textil, que a su vez atrajo a comunidades árabes y armenias.

Las caras del barrio

Balvanera se extiende desde Av. Córdoba hasta Av. Independencia y desde la calle Gallo hasta Av. Callao y Av. Entre Ríos. Está atravesada por la muy pintoresca Av. Rivadavia, con zonas geográficas muy distintas entre sí. Por ejemplo, la zona del Once y el Abasto es completamente comercial con todo tipo de productos, y a su vez tiene mucha historia vinculada al tango (Gardel vivía allí). Por otro lado está la zona más cercana a la Facultad de Medicina, que tiene gran cantidad de escuelas, colegios, universidades y oficinas; y en consecuencia está muy frecuentada por estudiantes y profesionales de todo tipo. Por último, está la zona del Congreso, en donde nos encontramos con edificios más ostentosos e históricos.

En la actualidad Balvanera sigue siendo una mezcla ecléctica y cosmopolita de identidades y comunidades. Cada cuadra está llena de pequeños negocios novedosos, desde mercerías antiguas, zapaterías, locales de antigüedades, ferias americanas, modistas… hasta las calles del Once, donde se vende de todo, LITERALMENTE TODO: santerías, bijouterie, mullos, juguetes, adornos, toallas, sábanas, grandes negocios textiles, indumentaria, etc.

La oferta gastronómica también es infinita: árabe, judía, india, gallega, porteña, peruana, japonesa, africana, china…

Edificios y arquitectura

La arquitectura es igual de variada e interesante. En una misma cuadra podemos encontrar una sinagoga, una iglesia y también hermosos edificios pertenecientes al art nouveau y al art déco. Tenemos edificios emblemáticos de la ciudad como el Congreso nacional, el viejo molino, el edificio de aguas potables de la argentina, bares notables como “Los Angelitos”, bodegones clásicos de la ciudad como “El Tropezón”, teatros de renombre como “El Picadero”, ¡y también muchas de las cúpulas más hermosas de la ciudad! Vivir en Balvanera es una experiencia única y muy recomendable para cualquiera que quiera experimentar el verdadero Buenos Aires cosmopolita.

El barrio está viviendo una revalorización y se han realizado distintos esfuerzos por embellecerlo. El mercado inmobiliario volvió a interesarse en él, tanto por la buena ubicación que tiene cerca del centro, y a la vez mantiene muchas zonas de carácter residencial. Les dejamos también la recomendación de transitar la zona con precaución pues algunas zonas pueden resultar inseguras, especialmente de noche. Es un barrio que promete nunca aburrirnos, justo cuando empiezan a sentir que ya vieron todo, ¡Los sorprende!

FICHA BAC

El barrio en tres palabras: Popular, transitado, cosmopolita
Lo destacado: El shopping Abasto, El Congreso, el cine Gaumont, la zona comercial de ONCE
Nuestros restaurantes favoritos: El Tropezón, Status, Chan Chan (y en realidad todos los peruanos de Abasto)
Nuestros bares/cafés preferidos: Café de Los Angelitos, Dome
Nuestros flechazos: Las múltiples facetas del barrio, sus calles llenas de ofertas impensadas y su arquitectura ecléctica