Ladran Sancho, uno de los secretos mejor guardados de Almagro

Uno podría pasar por delante de la puerta sin percatarse siquiera de la presencia de este bar de Almagro.  Ni un letrero, ni un escaparate, una simple puerta metálica y el número 3811. Para qué, teniendo en cuenta la cantidad de seguidores que asisten, está claro que con la fachada tal como está, alcanza y sobra.

En un ambiente informal y medio bohemio, para no decir hippie, una clientela en su gran mayoría porteña se da cita todas las noches en este bar y espacio de arte. De apariencia modesta pero acogedora, el patio con sus mesas y bancos, es el corazón del lugar. A la izquierda, un pequeño escenario ofrece todos los martes la “Jam de Martes”, jam session semanal e imperdible.  El menú no pretende ser innovador y se mantiene en el mismo estilo que el resto de los bares del barrio: empanadas, pan relleno, cerveza y tragos tradicionales.

Ubicado a unas cuadras de Corrientes y Medrano, Ladran Sancho está en un punto geográfico estratégico a la hora de juntarse entre amigos dispersos por la ciudad. Un pequeño consejo: ¡lleguen relativamente temprano los fines de semana o los martes para poder aprovechar las mesas del patio! Si el lugar está lleno, encaren para el Troquet de Henry o Guarda La Vieja, a pocas cuadras de ahí.

Ladran Sancho
Guarda Vieja 3811 – Almagro
Tel: 4863-1095

De martes a sábado, de 16h a 3h

Domingo de 18h a 4h.

Precios: $