Boedo, la vida bohemia sin turistas

Boedo es un barrio histórico de Buenos Aires, con un lugar emblemático en el arte y la cultura argentina.


 

A pocos minutos en subte del centro de Buenos Aires se encuentra un pequeño rectángulo injustamente olvidado pero lleno de historia y de personalidad: Boedo. Si quieren descubrir un auténtico barrio porteño, bien comunicado con el centro pero fuera de los circuitos habituales, les va a encantar ese foco de cultura popular argentina.

¿Cómo es Boedo?

Ubicado entre Almagro, Caballito y San Telmo, Boedo está a mitad de camino entre el caos del centro y la tranquilidad de una zona residencial. Unas pocas avenidas ruidosas destacan en un laberinto de callecitas silenciosas, salpicadas de ferreterías centenarias y centros culturales de fachadas pintadas de color.

Al igual que Buenos Aires, Boedo es un mosaico de estilos e influencias, con algunas vidrieras más modernas que se destacan en medio de una sucesión de imponentes fachadas esculpidas y adornadas con frescos, mosaicos o azulejos decorados a la antigua usanza.

Además de ser un barrio lleno de historia, Boedo es sobre todo un barrio donde se vive: en todas partes se siente cuánto lo quieren y se lo apropian sus habitantes. Su plaza central, centro neurálgico del barrio, está siempre llena de sorpresas: grandes y chicos hacen picnic o pasean a sus perros alrededor de improvisadas canchas de fútbol, mesas de ajedrez, obras de arte en memoria de las víctimas de femicidios y de la dictadura argentina…

En medio de toda esta efervescencia bonachona, la música de la calesita se mezcla a veces con el redoblante de los tambores de una murga o los debates sociopolíticos de la asamblea popular del barrio, que se reúne algunos sábados.

Vivir en Boedo es adoptarlo y sentirse adoptado por el barrio desde el momento en que uno pisa su suelo: los vecinos se conocen entre sí y se dan una mano, los comerciantes tutean a sus clientes y les preguntan cómo están. Si trabajan o estudian en el centro de la ciudad (en particular cerca de Retiro), Boedo es una buena opción gracias al subte E, y más tranquila que el centro o incluso San Telmo.

Si te interesa alquilar o comprar un departamento en Boedo, contáctanos a través de nuestro formulario inmobiliario.

CONSULTÁ POR UNA PROPIEDAD EN BOEDO

¿Qué hacer en Boedo?

  1. La avenida Boedo. La mayoría de los fines de semana, esta avenida tan antigua como el barrio (al que dio nombre) se convierte en peatonal entre las avenidas Independencia y San Juan. En la calle, se suceden los músicos que tocan desde tango hasta música pop, mientras los vecinos venden sus artesanías o tiran cartas de tarot a los que se acercan… El ambiente es familiar y festivo.
  2. La plaza Mariano Boedo. Es el único espacio verde de Boedo y vale la pena visitarlo. Traigan sus fichas de ajedrez, su libro o su picnic, y contemplen la vida del barrio pululando a su alrededor.
  3. Café Margot. Fundado en 1904, este café «histórico y literario» (su eslogan) es un testigo central de la historia del barrio. Tomen asiento en este café centenario y admiren los antiguos carteles publicitarios que adornan sus paredes de ladrillo, mientras disfrutan una de sus especialidades: sandwiches de pavita en escabeche y strudel de manzana, acompañados con un vaso de sidra tirada.
  4. El mercado de San Juan. Este es el mercado cubierto del barrio. Es tan discreto que uno puede fácilmente pasar por delante sin ver la entrada. Busquen una fachada verde claro entre dos pequeñas tiendas de la avenida San Juan y descubrirán una serie de pequeños puestos manejados por comerciantes que conocen la zona como la palma de su mano: carnicería (por supuesto), verdulería, quesos e incluso marisco.
  5. Paragüería Victor. Si el clima de Buenos Aires, caprichoso entre estaciones, los tomó desprevenidos, o si son adeptos del «reparar en lugar de tirar», ¡en Boedo también está uno de los últimos paragüeros de Buenos Aires! La Paragüería Victor, declarada Bien de Interés Cultural por la Ciudad de Buenos Aires en 2022, lleva casi setenta años vendiendo y reparando paraguas.
  6. Descubrir el tango en su hábitat natural. ¿El horario tardío de las milongas de Buenos Aires los desalienta? De Querusa abre de 19h a medianoche. Siéntense en una mesita junto a la pista de baile, pidan un vaso de vino y observen cómo dan vuelta los abrazos al son de tangos antiguos que chisporrotean. En la Esquina Homero Manzi se pueden admirar coreografías de tango.
  7. Il Volo. Si los tienta un heladito para el camino, no duden en empujar la puerta de Il Volo, y luego cruzar las avenidas Boedo e Independencia para admirar su hermosa fachada histórica, con su fresco mural de influencia grecorromana de principios de siglo.
  8. Sumergirse en la escena teatral independiente: Boedo es famoso por su escena teatral. Consulten la programación de los teatros Timbre 4, El Refugio, La Maza, o Boedo XXI, y déjense tentar por una noche de arte alternativo.

Historia y Curiosidades de Boedo

  • Boedo, antes de Boedo: A finales del siglo XIX, cuando el barrio se incorporó al catastro municipal, Boedo era todavía una zona semirrural, con campos, algunos molinos y tambos, y calles de tierra por las que circulaban carruajes tirados por caballos. Pero a principios del siglo XX, la llegada del tranvía aceleró la urbanización del barrio.
  • ¿Por qué Boedo? El barrio lleva el nombre de Mariano Boedo, uno de los legisladores del Congreso de Tucumán que declaró la independencia de Argentina.
  • Boedo vs Florida: Las décadas de 1920 y 1930 fueron una de las épocas doradas de la literatura argentina. Borges fundó el «Grupo de Florida» en los barrios acomodados de la ciudad, y artistas de izquierdas como Roberto Arlt y Homero Manzi se enfrentaron a este grupo, que consideraban demasiado conservador, y crearon el «Grupo de Boedo», cuyos miembros acostumbraban a reunirse en los bares del barrio. Este período de efervescencia artística convirtió a Boedo en parte de la historia de la literatura y la cultura popular de Argentina.
  • La Tierra del Medio en Boedo: Escondida en las callecitas de Boedo se encuentra una joya nerd llamada «Prancing Pony», la famosa posada de El Señor de los Anillos. Fue fundada hace más de diez años por dos hermanos que nunca dejaron de perfeccionar la decoración con un sinfín de detalles de madera empedrados que dan la ilusión de estar en el país de los hobbits. Para fanáticos del género o no tan fanáticos, la variedad de cervezas artesanas y las buenas hamburguesas caseras no los dejarán indiferente.
  • Boedo, « Tierra Santa » del fútbol: Boedo es la cuna de uno de los mejores equipos de fútbol de Argentina, San Lorenzo, ¡el club del mismísimo Papa Francisco! En 1979, la dictadura obligó al club a vender su cancha de Boedo, pero en 2021, tras intensas protestas de los aficionados, San Lorenzo obtuvo el acuerdo del municipio para reconstruir su estadio en su ubicación original. Está escrito: ¡San Lorenzo va a volver a Boedo!

Cafés, Bares y Restaurantes de Boedo

Una lista no exhaustiva de los favoritos BAC en Boedo.

> Restaurantes

> Bares

> Cafés

> Centros culturales


Después de explorar Boedo, seguí descubriendo Buenos Aires con nuestro mapa interactivo.

•  •  •  •

mapa interactivo barrios buenos aires connect

 

¡Explorá los barrios de Buenos Aires!

Con nuestro mapa interactivo de Buenos Aires podés hacer click en cada barrio y descubrir lo que lo hace especial, así como sus principales lugares de interés, restaurantes, museos, plazas y más.

Ir al mapa interactivo >>>
12,716FansMe gusta
11,798SeguidoresSeguir
1,505SeguidoresSeguir

¿QUÉ HACEMOS ESTE FINDE?

Recibí los mejores planes para el finde directo en tu mail!