Clásica y moderna, un bar donde se respira cultura

Lugar mítico de Buenos Aires, Clásica y Moderna permite entrecruzar la cultura y la gastronomía, dos artífices imprescindibles de la populosa urbe. Para deleitarse con platos exquisitos y disfrutar de una lectura distendida, este sitio fue fundado en 1938 y ya es un verdadero icono de la ciudad, reconocido desde 1988 como espacio de interés cultural de la ciudad. Ubicado en Callao 892, el lugar cuenta con espectáculos, actividades culturales y una galería de arte ideal para los que gustan de la cultura en todo su esplendor. Es un sitio amplio, con una arquitectura que conserva la esencia de varias décadas atrás y una luminosidad tenue pero contundente que le da un toque estético particular.

No hay nada más placentero que degustar un “menú del chef”, verdaderamente recomendable, con destellos sublimes propios de cocineros majestuosos. El menú cuenta con una entrada de ensalada asiática (rúcula, tomate deshidratado, champiñón salteado, pollo al sésamo y aderezo de soja), un plato principal que es “meró al sartén” (arroz negro, calamares y reducción de aceto balsámico) y de postre marquise de chocolate, con frutos rojos y arena de vainilla.

Lo interesante es que mientras se come suele haber música (y de la buena) para acompañar la velada con infaltables melodías, que le agregan una cuota de calidez al momento. Después de comer se pueden observar pinturas y cuadros de una calidad artística increíble, para irse satisfechos en varios aspectos: en el gastronómico y en el cultural. Así, la conocida frase “panza llena, corazón contento” se hace parcialmente inexacta en este lugar, ya que no sólo se satisface el espíritu por las delicias ingeridas, sino que también ante semejante estímulo artístico.

Porque Buenos Aires no es sólo ruido, multitudes y un obelisco inerte que mira pasivamente la furia urbana, sino que también tiene lugares que derrochan una tranquilidad mágica, como Clásica y moderna, para comer y alimentarse de cultura, desenchufándose del torbellino externo que enloquece a la gente todos los días. Es importante reservar con anticipación los días que hay más movida de espectáculos (como los viernes y sábados a la noche). Si se desea almorzar en Clásica y Moderna, se puede pasear por la zona y a la tarde ir a merendar a Sasha o visitar el Palais de Glace. Así, el día será inolvidable.

Clásica y moderna
Callao 892 – Recoleta
Tel: 4812-8707

De lunes a sábado de 9h a 1h
Precios: $ $

Foto: Rodrigo Néspolo