TOP: ¿Dónde comer vegetariano en Buenos Aires?

Si estamos en el país del asado, ¿Se puede comer un rico plato vegetariano en Buenos Aires?

El cambio en el paladar porteño hacia lo sano, orgánico y veggie ha ido creciendo y la demanda ha sido escuchada por los gastronómicos, quienes están decididos a crear delicias sin carne animal. El mito de que la cocina vegetariana es aburrida o limitada está muy, muy atrás.

NOTA: vegetariano no es lo mismo que vegano. Los platos veganos no contienen nada de original animal, mientras que un plato vegetariano puede contener leche, huevo, manteca y queso. Las siguientes son recomendaciones solo vegetarianas, mientras que acá encontrarán nuestros restaurantes veganos favoritos.

99-100% veggie

? Artemisia: rodeado de plantas y en una esquina de Palermo a la que le pega fuerte el solcito, se destaca este spot con platos llenos de colores. Se puede desayunar, almorzar, merendar o cenar. Mis favoritos son el sándwich de milanesa de gírgola con wasabi y castañas en pan de carbón activado; y el flan de coco con dulce de leche.

? Sampa99v: una barra alrededor de la cocina de donde salen platitos vegetarianos en pleno Villa Crespo, desde queso a la plancha con morrones y almendras tostadas hasta una rosca de chipá. No trabajan con reservas y tienen pocos lugares, por eso lo ideal es llegar temprano.

?Chui: un oasis escondido en Villa Crespo (o no tan escondido porque siempre está lleno). Se trata de un jardín amplio con un horno de barro a la vista. Para mí la que va es ir por vinito, como entrada la focaccia a la leña con paté de hongos y una de sus pizzas de masa madre. También tienen otros platitos que mezclan sabores, como uno con choclo asado, kimchi, romesco y granada. Es el lugar ideal para alejarse del ruido.

?Hola Chola: es una ventanita en una calle cortada en Núñez que sólo abre para almorzar. El menú tiene opciones como fainá con vegetales asados, papines andinos, sándwich de gírgolas y un chipá del tamaño de la mano. La propuesta es agarrar una reposera y sentarse en sus mesitas mientras se disfruta la comida con una birra o un vermú.

? Sattva: Es el lugar ideal para comer una buena pasta vegetariana: sorrentinos de hongos de pino con ricota y queso en masa integral y canelones de calabaza. También tienen sándwiches, pizzas y tacos. Su carta es acotada pero muy buena.

? Buenos Aires Verde: ofrece propuestas vegetarianas, veganas y raw. Por ejemplo un sándwich de queso, pera y gírgolas o un chori veggie con cebollas rehogadas, queso, huevo a la plancha y barbacoa. De postre: la pastrafola de moras y arándanos. Además una interesante propuesta de licuados como el anti-resfrío, anti-vejez, desintoxicante, etc.

? Bio: hace casi 20 años que están en la esquina de Humboldt y Guatemala y son el primer restaurante orgánico certificado del país. Los platos son super abundantes, todos deberían probar el risotto de quinoa, hongos, vegetales y queso brie.

? Puerta Resto: La «girgolanesa» con puré de repollo y sésamo va muy bien. Para lo dulce tienen un original creme brulee de cabutia. En Puerta también funciona un mini mercadito donde hay desde productos de dietética hasta vinos de baja intervención. Tip: reservá para comer.

? Chicama: café de especialidad, tienda natural y comida basada en plantas son las características que definen Chicama. Tienen tres cartas: una para desayunar o merendar, otra para almorzar y otra para cenar. Desde un bagel con ricotta de búfala hasta un brunch espectacular con todo. Ideal para disfrutar en su terraza.

? Hierbabuena: en el boulevard Caseros en San Telmo, con un concepto de restaurante natural, se puede desayunar, almorzar, merendar, cenar, ir por un gin de pomelo y almíbar o sumar un jugo antioxidante al domingo. También tienen un market donde venden productos de panadería y pastelería y hasta leche y manteca veganas hechas por ellos.

No son 100%, pero los veggies comen rico

? Loreto Garden: Esta casona antigua de Colegiales propone un plato de arroz yamaní con cebollas caramelizadas, champiñones, queso, calabaza asada, almendras tostadas, palta y cherrys (sí, todo eso en un solo plato). También ofrecen una pasta salada de fusiles orgánicos, repollitos de Bruselas, pesto, queso de cabra, cherrys, berenjena ahumada, rúcula y almendras tostadas.

? Catalino: ofrece productos con materia prima de estación que obtienen de su propia huerta o pequeños productores. Con gallinas revoloteando entre las mesas del patio interno, sus platos veggies incluyen buñuelos de hojas verdes, sándwich de queso halloumi, berenjenas al escabeche y bombas de papa y queso. Dato: trabajan solo con reserva.

? Spiaggi Di Napoli: barato y abundante, este bodegón italiano desde 1926 en Boedo tiene muchos (muchísimos) platos, pero su especialidad son las pastas caseras con las mil salsas que ofrecen, ideales para cualquier veggie. Tip: la que va es pedir un plato con mitad una salsa y mitad de otra. Dato: no se puede reservar y ahí que ir muy temprano o con mucha paciencia.


También se puede interesar:

Fiamma Zampino
Estudiante de periodismo. Me gusta escribir y comer. Acá combino las dos.
12,685FansMe gusta
10,671SeguidoresSeguir
1,456SeguidoresSeguir

QUÉ HACEMOS ESTE FINDE?

Recibí los mejores planes para el finde directo en tu mail!