Comer orgánico en Buenos Aires: Clase 1 – Capítulo 1

¿Quién lo hubiera creído? Argentina –siempre criticada por lo “transgénico”- es en realidad el segundo productor mundial de alimentos orgánicos en cuanto a superficies cultivadas se refiere (en el primer puesto está Australia). Desgraciadamente para sus habitantes, el acceso a una alimentación sana todavía no es tan fácil dado que el 98% de la producción orgánica argentina se exporta a mercados como el europeo o el norteamericano. De hecho, el contexto económico de Argentina, la falta de voluntad política para la causa medioambiental y la ausencia de sensibilización en la educación escolar; son factores que no alientan a los habitantes a comer sano.

A pesar de todo, a los argentinos les interesa cada vez más el tema y el consumo “consciente” (aunque recién está empezando y a veces se presta a confusión) comienza a sonar cada vez más fuerte en la población.

Clase 1 –  ¿Qué es orgánico (y qué NO)?

Se entiende por “orgánicos” los alimentos que se cultivan sin tratamientos químicos y que no son manipulados genéticamente, pero con un sistema de producción natural y sustentable. Lo que llamamos “orgánico” garantiza productos más ricos en nutrientes, más sabrosos y sin riesgos para la salud puesto que éstos no contienen aditivo sintético alguno ni conservantes.

Lo orgánico está generalmente controlado por certificaciones que exigen transmitir la información al consumidor acerca de todas las etapas y lugares de vida del producto, desde su creación hasta su llegada a la góndola del comerciante. Es lo que se denomina comúnmente “trazabilidad”. Esto último no es obligatorio en Argentina, quedará en manos del consumidor experto hacer su propio seguimiento del producto. Considérense advertidos…

1.1 – El vocabulario

Comida saludable, almacén natural… Palabras que inspiran “detox” cuando se leen en las pizarras de los restaurantes y comercios porteños, sin embargo, ninguno de esos términos es sinónimo de producto orgánico. Y para el resto, existe un léxico especial:

– Veggie: vegetariano. Práctica que excluye el consumo de carne animal.
– Vegano: modo de vida que consiste en el NO consumo de productos de origen animal o como producto de su explotación (carne, pescado, huevos, productos lácteos, miel, etc.)
– Raw Food: alimento crudo, sin cocción, que conserva todas sus propiedades y valores nutritivos.
– Healthy Food/Comida Saludable: alimentos sanos, bajo en grasas y en calorías.
– Comida sin gluten: alimentos aptos para celíacos (los que padecen de celiaquía o enfermedad celíaca), que respetan un régimen que no incluye ni trigo, ni cebada ni centeno.
– 100% natural: alimentos no preparados industrialmente. Pueden contener ingredientes orgánicos, pero no siempre es así.

1.2 – Derribando mitos

Las dietéticas
La creencia popular que predomina es que los productos que se venden en las dietéticas son orgánicos (tal vez por la forma de vender “suelto” y sin empaquetar, típica forma de venta en los mercados orgánicos). Sin embargo basta con mirar detenidamente algunas etiquetas para darnos cuenta de dónde provienen los productos. El concepto real de las dietéticas se inspira en la venta de alimentos dietéticos. El cliente de estos negocios podrá encontrar entonces: productos sin sal, sin azúcar agregada, light o sin gluten, que se suman a la movida “cuidar la alimentación” aunque éstos no hayan sido cultivados de manera orgánica.

Las verdulerías
En Buenos Aires, crece de a poco el rumor de que las frutas y verduras que se venden en las verdulerías podrían ser productos orgánicos y de producción local. En realidad, la mayor parte del tiempo la mercancía de estos comercios viene de los mismos proveedores mayoristas de los grandes supermercados (por ejemplo el Mercado Central). De hecho son alimentos que resultan de una agricultura masiva y cuyas prácticas no son las que rigen la agricultura orgánica.

Clase 2 – ¿Dónde comprar y comer orgánico en Buenos Aires de verdad? 

2.1 – Supermercados y almacenes (para abastecerse de cosas ricas)

Fresco – Belgrano
La Agroecologica – Núñez
Organic way – Caballito
BioMarket – Recoleta
Mercado Punto verde – Chacarita
Selva Mercado Organico – Villa Devoto

2.2 – Los mercados (para llenar la canasta)

El Galpón de Chacarita – Chacarita
El Mercado Bonpland – Palermo Hollywood
San Telmo Verde – San Telmo
Sabe la tierra – Varias locaciones

2.3 – Las tiendas online (para encargar directamente a la huerta)

No Cualquier Verdura – Delivery y entraga (16 puntos) en toda CABA y Zona Norte
Tallo verde y Jardin Organico – Entrega a domicilio en todo el GBA y CABA
El Click – Puntos de retiro los martes en Capital Federal y GBA
Regionales Benery (Fernet y licores orgánicos) – Envíos por todo el país

2.4 – Los restaurantes (para sentarse y disfrutar)

BIO solo orgánico – Palermo Hollywood
Buenos Aires Verde – Palermo / Belgrano
Artemisia  – Palermo
Hierbabuena – San Telmo
Fre&co –  Microcentro
À nos amours – Palermo Hollywood

Clase 3 – No todo es morfi en la vida

El concepto de “producto orgánico” va más allá de lo comestible. Si buscan por el lado de la cosmética o de la medicina natural, en el Barrio Chino de Belgrano van a encontrar una gran variedad de productos a buenos precios. Ideal para comprar aceites esenciales y vegetales orgánicos.

Tarea para la casa

Para profundizar un poco más sobre el tema, consulten la Bioguía, una verdadera “Biblia” de todo lo relacionado con el consumo de productos orgánicos en América Latina, y los mejores consejos e info de Green Tester. Y para encontrar el comercio de productos más cercano, sólo tienen que buscar en el mapa interactivo y muy práctico de la Guía Orgánica.

*Traducción de Agustina Pasqualini