Home GASTRONOMÍA Restaurantes

Yeite, sorprendente joyita de sabores

En el barrio popular de Villa Crespo, justo en frente de la cancha de Atlanta, este café-restaurante se parece a la cueva de Alí Babá. Es la joyita de todos los exploradores gastronómicos que andan buscando los platillos más asombrosos. No nos asombra saber que en lunfardo, «yeite» significa escondite ilegal.

No se alarmen, en este pequeño local los platos son completamente legales, pero tienen la osadía de desafiar las típicas combinaciones culinarias para dar lugar a alquimias inauditas. La prueba es la sorprendente philo (tarta) de papas y champiñones al limón y tomillo. Nos gustaron mucho también las brochettes de carne con especias y la cazuela de salmón blanco a la mayonesa de limón.

Para acompañar se puede pedir una ensalada liviana, una rica sopa del día o algo más exótico como un tabulé (a veces llamada ensalada libanesa). Pidan lo que pidan todos los sabores valen la pena ser probados y no los decepcionarán. Con frecuencia encontrarán nuevos platos en la carta así que anímense a probar las nuevas exquisiteces.

El lugar que parece un garaje reciclado y sus mosaicos color verde inglés que visten la pared detrás de la barra resulta refrescante como la limonada que ofrece la casa. Nuestra mención especial va para el café que sirven. Para terminar este banquete real existen dos opciones extraordinarias: volcán de chocolate o crumble de granola de manzana y frutos rojos.

Ya que están por la zona pueden darse una vuelta por el Parque Los Andes donde todos los fines de semana se monta una feria que atrae a los vecinos del barrio y sus alrededores; o por el Cementerio de Chacarita, donde se encuentran los restos de algunos artistas argentinos como: Carlos Gardel y Gustavo Cerati.

Yeite
Humboldt 293 – Villa Crespo
Tel: 4855-6777
De martes a domingo, de 8 h 30 a 19 h
Precios: $ $

Foto: Facebook de Yeite

No location found Ver todos los elementos
Après un fabuleux septennat comme correspondant de L'Equipe et France Football, lors duquel j'ai écumé les meilleurs spots de la "Ciudad de la furia" chère à Soda Stereo, je vis désormais Barcelone. Où évolue un petit gars en short qui n'a pas volé son titre de meilleur ambassadeur de l'Argentine.
Exit mobile version