Zona Norte, viviendo al ritmo del río y de la naturaleza

File Name : DSCN3996.JPGFile Size : 384.2KB (393390 Bytes)Date Taken : 0000/00/00 00:00:00Image Size : 1600 x 1200 pixelsResolution : 300 x 300 dpiBit Depth : 8 bits/channelProtection Attribute : OffHide Attribute : OffCamera ID : N/ACamera : E775Quality Mode : NORMALMetering Mode : MatrixExposure Mode : Programmed AutoSpeed Light : NoFocal Length : 17.4 mmShutter Speed : 1/663.1 secondAperture : F4.9Exposure Compensation : 0 EVWhite Balance : AutoLens : Built-inFlash Sync Mode : NormalExposure Difference : N/AFlexible Program : N/ASensitivity : AutoSharpening : AutoImage Type : ColorColor Mode : N/AHue Adjustment : N/ASaturation Control : N/ATone Compensation : NormalLatitude(GPS) : N/ALongitude(GPS) : N/AAltitude(GPS) : N/A

Continuando hacia el norte de los barrios de Núñez y Saavedra, cruzando la General Paz, empieza la Zona Norte de la Provincia de Buenos Aires. Un lugar apreciado por su tranquilidad, sus casas residenciales y sobre todo, por sus grandes espacios verdes a orillas del Río de La Plata.

Vicente López

Todo comienza en Vicente López y su paseo de la costa con su pista para correr, pedalear o patinar, que cruza el Parque de los niños, un paraíso para todos los chicos y sus padres que se llena los fines de semana. Encontraremos una zona bastante extensa donde podremos relajarnos  en el pasto para apreciar la magnífica vista hacia el Río de la Plata con sus veleros, mientras le damos la espalda, por unos instantes, a la gran ciudad. Los amantes de la naturaleza aprecieran la Reserva de Vicente López y disfrutarán comerse unos mariscos en el Puerto de Olivos. Siguiendo por la Avenida del Libertador, a la altura de Olivos, nos topamos con un paredón de ladrillos rojos: la quinta presidencial, morada del presidente de la Nación. Del otro lado de la Avenida Maípu, se encuentrán Florida y Villa Martelli, el barrio donde creció el campeón del mundo 98 franco argentino David Trezeguet y donde floreció en 2011 Tecnópolis, una gigantesca feria de ciencia, tecnología, industria y arte. Por la noche, los más glotones encontrarán de todo en la terraza de Mercado Central que propone cocina argentina acompañada de sabores originales.

San Isidro

Nos alejamos de los rascacielos en dirección a San Isidro, el corazón de la zona Norte, conocido por sus edificios históricos, sus barrios privados y el hipódromo. Si tienen ganas de hacer un recorrido más cultural, distintas casonas antiguas de estilo colonial, (antes las quintas de fin de semana de algunas familias), abren sus puertas al público como el Museo Pueyrredón de la familia del mismo nombre, la quinta Los Ombúes perteneciente a la familia Beccar Varela o la Villa Ocampo, lugar que supo ser punto de encuentro de intelectuales y escritores.

Ciertamente, Zona Norte rima con tranquilidad, pero el fin de semana se activa: la agradable plaza Mitre donde se encuentra la imponente catedral neogótica, se ve transitada por todos los visitantes de la gran feria artesanal que se encuentra justo en frente. Las calles y sus lomadas son las preferidas de algunos skaters y todo el mundo se agrupa a orillas del Río de la Plata donde están ubicados innumerables clubes náuticos. El más popular entre los jóvenes es Perú Beach que propone actividades como windsurf, kite-surf o kayak. También es ideal para leer un rato o simplemente tomar una cerveza con una vista espectacular dentro de un ambiente de estilo “playa californiana”.

Esta zona también posee su propio aeropuerto internacional, el aeropuerto de San Fernando, de camino a Tigre. Esta ciudad es un verdadero remanso de tranquilidad, la ocasión de navegar por el delta del Río de la  Plata y contemplar la exótica vegetación. Los fanáticos de la naturaleza no se pueden perder el Parque Natural Municipal Ribera Norte o la  Si tienen tiempo y está lindo el día, tomen el camino de la costa con el Tren de la Costa.

Para comer, les recomendamos El Ñandú, especialista en parrillas. No nos olvidamos del “a puertas cerradas” Le Coq Doré, y su cocina típica de la campiña francesa. Luego pueden ir a tomar un trago al muy secreto Tiempos Modernos.

El fin de semana, no duden en dar una vuelta por la feria Sabe la Tierra o por la feria de San Isidro. Y si quieren salir hasta que salga el sol, entonces van a tener que volver a la capital, allí la noche no conoce horarios…

Y más…

Capital nacional de la industria náutica, en San Fernando encontrarán también los restaurantes Donde Uriel y Le Coq Doré, que les recomendamos probar si andan por la zona. Siguiendo su camino más al norte, conocerán la encantadora Tigre y sus ríos que se entrecruzan al infinito. Ideal para desconectar durante un fin de semana o practicar alguna actividad física.

Situado a unos 50km de Capital, en Escobar no se pierdan el increíble pueblito artificial de Maschwitz y el Bioparque Temaikén y su extraordinaria fauna. Al oeste, Pilar es considerada como la capital argentina del polo. Posee también una reserva ecológica sino también… el parque industrial más grande Sudamérica, dedicado en buena parte al automóvil.

San Miguel, Malvinas Argentina y José Carlos Paz completan esta inmensa Zona Norte, tan diversa como sorprendente.

FICHA DE IDENTIDAD

El lugar en pocas palabras: costa, tranquilidad, naturaleza.
Lo destacado: El recorrido en el Tren de la Costa, la feria de San Isidro y los parques naturales Ribera Norte y Vicente López.
Nuestros tres restaurantes favoritos: Mercado Central (por su cocina argentina original), El Ñandú (por su parrilla y mesas al aire libre) y el restaurante a puertas cerradas Le Coq Doré (por sus especialidades francesas).
Nuestros flechazos: El río y los paseos en bonitos paisajes naturales.

Fotowww.vicentelopez.gov.ar