DF, México de lujo

Es difícil encontrar en Buenos Aires un buen restaurante mexicano. El DF  (abreviatura de Distrito Federal), es uno de ellos. Ubicado en Puerto Madero el lugar es amplio, tranquilo, con una ambientación cálida, techos revestidos con placas de cobre, mesas con candelabros y vista al dique… o a los ciclistas y runners que recorren el paseo por la tarde y los fines de semana.

Más allá de las infaltables enchiladas suizas, fajitas, tacos, burritos y quesadillas, recomendamos los platos a base de pescados y frutos del mar como los famosos ceviches del Pacífico o los “caprichitos del mariachi”, sabrosos y originales platos que se destacan del resto, como también el “mole de mil amores”, una receta de pollo cocido con cacao amargo y servido con bananas caramelizadas y paltas.

Para los amantes de los postres, el dilema consiste en elegir entre el “Xocóalt”, una mousse de chocolate con frutos rojos, la “Chilanga banda”, helado de limón rociado con tequila o la “Romance de Manzanero”, una tarta de manzana con helado de vainilla y cubierto de caramelo. Y mientras esperamos la comida, un trago no se le niega a nadie… ustedes sabrán cuál elegir: margarita, daiquiri, mojito o caipiriña entre otros.

Las porciones pueden resultar insuficientes para los amantes del buen comer, especialmente si se tienen en cuenta los precios. Otra observación: el servicio deja qué desear. Hay que llamar la atención del mozo para lograr ser atendido.

Y ya que están por el barrio, dense una vuelta por la Colección Fortabat para descubrir grandes obras del patrimonio artístico mundial o el Faena Arts Center. Y si tienen ganas de ver un poco de verde, vayan a dar un paseo por la Reserva Ecológica.

DF
Olga Cossettini 1611 – Puerto Madero

Tel: 5787-4004
Todos los días, de 12h a 15h y a la noche a partir de las 20h

Precios: $ $ $

 

 

Après un fabuleux septennat comme correspondant de L'Equipe et France Football, lors duquel j'ai écumé les meilleurs spots de la "Ciudad de la furia" chère à Soda Stereo, je vis désormais Barcelone. Où évolue un petit gars en short qui n'a pas volé son titre de meilleur ambassadeur de l'Argentine.