Inicio Blog Página 3

Buenos Aires para los amantes de la jardinería

Jardinería
Photo by Markus Spiske on Unsplash

Vivir en la ciudad implica, indudablemente, estar rodeado de cemento y renunciar al aire puro. Pero sólo nos hace falta un patio, una terraza o una simple estantería, para crear un rinconcito de plantas y por qué no, ¡hasta sembrar nuestras propias verduras! ¿Entonces qué podemos hacer para transformar nuestros balcones en una pequeña jungla? Buenos Aires Connect les preparó un kit de supervivencia para crear su jardín en la ciudad de la furia.

¿Dónde comprar plantas?

Antes que nada, es necesario abastecerse de plantas y material de jardín. Seguramente encontrarán la semilla de la felicidad en la esquina de sus casas: todos los barrios tienen una jardinería o un puestito que vende plantas.

¡Más opciones, imposible!
Si desean contar con una gran selección de plantas, vayan al Vivero Agronomía en el barrio del mismo nombre, al Vivero Mario en Palermo o a Los Coihues en Núñez.

Para tener una huerta orgánica
¿Están con ganas de tener una mini huerta? ¡No hace falta tener un gran jardín, ya que las plantas aromáticas y algunas verduras quedan muy bien en macetas! Sonyando es un vivero que ofrece plantas orgánicas y también da clases y talleres sobre esta temática.

Animarse a la belleza de las plantas nativas
También hay jardinerías especializadas en la cultura de las plantas ornamentales originarias de la región de Buenos Aires.  ¿Cuál es la ventaja de tener una terraza repleta de plantas autóctonas? Para empezar, son garantía de éxito ya que están totalmente adaptadas al clima local y la mayoría da flores magníficas. De esta manera también se estimula la biodiversidad de la región: su presencia es esencial para la vida de ciertos insectos o pájaros. ¡Si eligen las especies adecuadas, serán visitados a menudo por mariposas y hasta colibrís en sus propios balcones! Sin dudas, vale la pena intentarlo ¿no?

En Villa Devoto, la jardinería Solnaturi es un pequeño refugio de plantas autóctonas. Para recibir consejos o encontrar las jardinerías nativas más cercanas, hay que consultar en la Red de Viveros de Plantas Nativas.

¿Necesitan un empujoncito?

A continuación, encontrarán algunas ideas para iniciarse o para perfeccionarse en el arte de cuidar sus plantas preferidas. La escuela de Floricultura y Jardinería de la Universidad de Buenos Aires ofrece talleres sobre temas muy variados para todo público. Toda la info sobre las próximas fechas acá. También, les enseñamos a hacer una huerta cerca del Jardín Botánico, ¡este taller está disponible también para los más chicos! Más info acá.

¿Falta de inspiración?

Si están en búsqueda de ideas, una caminata por la ciudad les permitirá conectarse con la Madre Tierra. Tanto el jardín botánico Carlos Thays en Palermo como la Reserva Ecológica de Costanera Sur cerca de Puerto Madero son dos visitas obligadas. También pueden mirar nuestro top 10 de parques de la capital o nuestra guía de arboles de Buenos Aires, para descubrir las especies autóctonas que forman parte de las calles porteñas. Para rememorar tiempos ya lejanos, no se pueden perder el jardín andaluz del Museo de arte español de Enrique Larreta, cerca de Belgrano. Asimismo, el Jardín Japonés es perfecto para dejarse llevar por un ambiente más oriental. En conclusión, no se pierdan los rinconcitos de plantas escondidos en medio del quilombo de la ciudad, como el Convento San Ramón Nonato, en pleno Microcentro.

En las redes sociales, nos topamos con Historias en Verde: la cuenta de una fotógrafa que captura los rincones verdes de Buenos Aires, mientras que María de las Plantas nos explica cómo transformar nuestros departamentos en el jardín del Edén.

¿Con ganas de darse un gusto?

Una vez que estén bien cubiertos, pueden dejar volar su imaginación. Les compartimos algunas opciones originales en Buenos Aires: mención especial a Microscopio que hace arreglos muy originales a base de cactus y plantas suculentas, utilizando objetos que se convierten en macetas. En Palermo Hollywood, Potit les ofrece maceteros de diseño mientras que en Palermo Soho, la Huella Botánica se especializa en accesorios de jardín y objetos de decoración ¡además dan cursos de botánica! Por último, no se pierdan la Madreselva que no sólo ofrece accesorios para el jardín sino que también nos da los mejores consejos de cultivos en su blog.

* Traducción: Daniela Gambarotto

- Anuncio -

TOP: Los grandes clásicos de la historieta argentina

Empezamos con globos, millones de globos de diálogo: se trata de los dibujantes de cómics más talentosos del país. Nos han regalado grandes momentos de lectura, más o menos humorísticos, pero siempre muy personales y estilizados.

Quino

Y si de grandes se trata, vamos a empezar con el gigante, el inigualable Quino, famoso creador de la tira Mafalda, publicada por primera vez en 1964 y protagonizada por una nena curiosa, fanática de Los Beatles y con una particular y lúcida mirada sobre el contexto mundial con tan sólo seis años. Mafalda está sobre todo destinada a un público de adultos capaces de entender el humor -a veces mordaz- de esta nena que no tiene pelos en la lengua cuando está con su familia y sus amigos: Felipe, Manolito, Susanita… Las aventuras de Mafalda fueron traducidas al francés, pero les recomendamos leerlas en español.

Patoruzú

Menos conocido por los extranjeros y sin embargo muy importante en el mundo de la historieta, no podemos dejar de mencionar a Dante Quintero. Nacido en 1909, fue el realizador del primer dibujito animado argentino en color “Upa en apuros” (1942) pero es sobre todo recordado por ser el creador de Patoruzú y Isidoro Cañones. Uno de ellos, es un Indio con valores positivos y el otro, un playboy sin escrúpulos. Años más tarde, Quintero crea Patoruzito e Isidorito, la versión infantil de sus dos personajes más famosos.

Gaturro

Más inocente pero igual de conocido, Gaturro aparece todos los días en el diario La Nación. Dibujado por Nik con muchos colores, este gato está enamorado de Agata -quien lo manda a freír churros cuando intenta enamorarla- y por otro lado intenta sacarse buenas notas en el colegio. Una buena manera de empezar a leer y a entender chistes en español.

Clemente

Clemente es una suerte de pato raro sin alas y con traje a rayas.  Amarillo con rayas negras, Clemente cuenta con dos amantes y dos hijos. Su alimentación es a base de aceitunas, a las cuales venera tanto como al fútbol.

Hasta el fallecimiento de Caloi en 2012, Clemente fue publicado todos los días en el diario Clarín.

Inodoro Pereyra

Seguramente ya habrán escuchado hablar sobre Roberto Fontanarrosa, escritor humorístico, cuentista y creador de Inodoro Pereyra, un gaucho de la pampa que parodia la idea del gaucho vista desde afuera. Solitario, pero siempre acompañado por su perro Mendieta,  él recibe visitas bizarras en su rancho y les da consejos muy extraños…

Macanudo

Ricardo Siri, más conocido como Liniers, empezó publicando las tiras «Bonjour» en el suplemento NO de Página/12 entre 1999 y 2002. Macanudo se puede leer todos los días en la contratapa de La Nación. En sus historietas abundan los duendes, los pingüinos, vaca cinéfilas y aceitunas.

Maitena

Después de tanta testosterona, ¡llega Maitena! Esta dibujante feminista nacida en 1962 ha creado varias obras, pero es sobre todo conocida por la serie Mujeres Alteradas. Más que nada se trata de historias sobre mujeres, y un poco sobre hombres. Mordaz, divertida y realista, sus historietas no tienen desperdicio.

El Eternauta

Y cerramos esta pequeña selección con un gran clásico: El Eternauta de Héctor Oesterheld (dibujo) y Francisco Solano López (guión) publicado originalmente por entregas semanales entre 1957 y 1959. Diez años más tarde, Oesterheld crea una nueva versión antes de desaparecer junto a sus cuatro hijas, víctima del terrorismo de Estado durante la última dictadura argentina de 1979.

La historia empieza con una invasión extraterrestre del planeta Tierra. Los extraterrestres provocan una nieve mortal que cae en Buenos Aires, acabando con muchas vidas en pocas horas. Juan Salvo, con algunos amigos (Favalli y Lucas), su mujer y su hija sobreviven gracias a la casa de Juan y la presencia del espíritu de Favalli. Ellos se preparan para sobrevivir a la caída de nieve fabricando ropa de protección para juntar víveres.  Esta obra es en realidad una metáfora de las distintas dictaduras que vivió la Argentina a lo largo de su historia. Su lectura es fundamental.

También les puede interesar:

- Anuncio -

TOP 10: Animales autóctonos de Argentina

Animales Argentina
Photo by Hector Ramon Perez on Unsplash

Cuando decidimos escribir este artículo, no nos dimos cuenta de la extensión que podía llegar a tener. El extranjero que llega a Buenos Aires no se imagina hasta qué punto las regiones de Argentina varían en sus paisajes y características, por eso su fauna es tan amplia. Es imposible nombrar a todas las asombrosas especies del país, así que decidimos armar un top 10 de los animales autóctonos más sorprendentes de Argentina.

1. Puma (Puma concolor) y Jaguar (Panthera onca): los felinos grandes

Puma argentina
felinosdeargentina.com.ar

Los dos felinos más grandes de América, idolatrados por las civilizaciones precolombinas y presentes en el territorio argentino. El puma, a pesar de su tamaño, no es realmente un gran felino, ya que no ruge, sino que ronronea como un gato. Aun al ser perseguido por el hombre ya que lo considera depredador de su ganado, sigue permaneciendo en todo el continente americano. El jaguar, sin embargo, es una especie amenazada ya que su hábitat se redujo como consecuencia de la deforestación y la caza sin límites. Es por él que la ciudad fluvial de Tigre lleva su nombre. Los primeros conquistadores la nombraron así debido a la presencia en abundancia de jaguares en esa zona.

¿Dónde se los puede ver?

Jaguar argentina
sayhueque.com

Anteriormente se sabía que el jaguar estaba presente incluso en la provincia de Buenos Aires, pero ahora sobrevive en las zonas selváticas de Salta, Jujuy, Misiones y en algunos sectores del Chaco. Es generalmente de costumbres nocturnas, y no será fácil divisarlo en estado salvaje. Pero si quieren verlo sin ningún peligro, ¡pueden conocer su versión impresa en el billete de 500 pesos! El puma, sin embargo, se adapta a cualquier tipo de hábitat. Es posible verlo en gran parte del país, de Norte a Sur.

2. Caimán – yacaré

Caimán yacaré Argentina
misionescuatro.com

El Caimán, originario de las regiones tropicales y subtropicales de América del Sur, puede llegar a medir hasta 3 metros de largo. Anteriormente se lo podía encontrar en la Provincia de Buenos Aires y en Córdoba, luego fue presa de caza por su preciado cuero utilizado en marroquinería. Hoy en día, es una de las especies protegidas.

¿Dónde se los puede ver?
En los Esteros de Iberá, los caimanes disfrutan del sol. Si visitan esta zona de estanques y pantanos, es muy común verlos, y se han vuelto una de las figuras principales del parque.

 

3. Ballena Franca Austral – Eubalaena australis

ballena franca austral saliendo del aguaDeclarada Monumento Natural Nacional por las autoridades argentinas, la ballena Franca Austral también es un monumento en cuanto al tamaño: ¡Las hembras miden en promedio 16 metros de largo! Su hábitat se encuentra en las aguas de todo el hemisferio sur, desde el Pacífico  hasta el Océano Indico. Como consecuencia de la caza que sufre desde el siglo XIX, casi desaparece su especie.

¿Dónde se las puede ver?
La ballena Franca Austral es la estrella indiscutible de Península Valdés. Es uno de los raros lugares en el mundo donde se la puede observar de cerca. De junio a diciembre, se encuentran allí para reproducirse y dar a luz a sus crías. Se realizan excursiones en barco durante este período para poder acercarse y observarlas bien de cerca.

 

4. Pingüino de Magallanes – Spheniscus magellanicus

Pingüino de Magallanes Península Valdés argentina
7hodaifa.blogspot.com

El pingüino de Magallanes es el personaje principal de las costas patagónicas en Argentina y en Chile. Se trata de una especie amenazada, víctima de la pesca y polución marina. Es muy buen nadador, capaz de recorrer cientos de kilómetros sólo para buscar alimento para su familia.

¿Dónde se los puede ver?
Después de visitar la Península Valdés, pueden dar un paseo por Punta Tombo: allí se encontrarán ni más ni menos con la colonia más grande del mundo de Pingüinos de Magallanes. ¡No olviden sus cámaras de foto, seguro querrán inmortalizar el momento!

 

5. Ñandú – Rhea americana

Ñandú pampa argentina
ar.geoview.info

Al igual que el avestruz, el Ñandú es una ave grande que no vuela pero que es un flash cuando comienza a correr. Adora las praderas abiertas y los pastizales altos. Ñandú es una palabra que viene del guaraní y significa araña.

¿Dónde se los puede ver?
En otra época era muy frecuente en La Pampa, aunque luego su población disminuyó debido a la presencia del hombre.

 

6. Carpincho – Hydrochoerus hydrochaeris

Carpinchos Esteros de Iberá Argentina
cerrito.gob.ar

También llamado Capibara (palabra guaraní que significa «devorador de hierba»), es el roedor más grande del mundo, pariente del conejillo de Indias y de la chinchilla.

¿Dónde se los puede ver?
Si visitan los Esteros de Iberá, los carpinchos están por todos lados. Pero seguro también los encontrarán en el Noreste del país, a lo largo del Paraná y en Entre-Ríos.

 

7. Tatú – Chaetophractus villosus

Tatú animal autóctono pampa Argentina
Muchas especies de tatú se pueden apreciar en Argentina aunque los más conocidos son los tatús peludos o Chaetophractus villosus. Su caparazón se utiliza a veces para confeccionar los charangos, instrumento musical típico de los países andinos.

¿Dónde se los puede ver?
A estos animalitos no es fácil observarlos ya que tienen hábitos más bien nocturnos. Sin embargo una mañana tranquila en la zona pampeana de la provincia de Buenos Aires tuvimos la increíble oportunidad de ver cómo un gran tatú peludo cavaba la tierra en busca de insectos. La experiencia fue sorprendente y extraña: su hocico hurgador y su peluda caparazón generan ternura y al mismo tiempo un poco de impresión.

 

8. Tucán Toco – Ramphastos toco

Ave Tucán Toco con enorme pico naranja Argentina
aves-argentina.blogspot.com

Con su cuerpo negro, su pecho blanco, círculos azules alrededor de los ojos, y su enorme pico amarillo que representa más de la mitad de su cuerpo, el tucán toco es el representante más conocido de una familia que está presente en gran parte del continente americano.

¿Dónde se los puede ver?
Le gustan las selvas tropicales húmedas de América del Sur, por eso se lo puede ver en las regiones del noreste de Argentina, particularmente en la provincia de Misiones. Una visita a las Cataratas del Iguazú puede ser la ocasión ideal para cruzarlos. Si no logran verlos en estado salvaje, el Parque de las Aves, del lado brasilero les permitirá acercarse al máximo y hasta podrán entrar en su pajarera.

 

9. Coatí – Nasua nasua

coati argentino cataratas del IguazúOtra de las especies típicas que pueden apreciar en la región de las cataratas del Iguazú: el Coatí, de la familia de los mapaches (éstos últimos se encuentran en Norteamérica). Omnívoro, vive en grupo y prefiere las selvas tropicales y subtropicales. Su nombre viene del guaraní y significa Nariz alargada.

¿Dónde se los puede ver?
Parque Nacional Iguazú, se los puede ver fácilmente. Estos pequeños animales se adaptaron totalmente a la presencia humana a tal punto que no dudarán en robarles comida o husmear en los bolsos de los turistas.

 

10. Guanaco – Lama guanicoe

Guanaco Lama guanicoe en la PatagoniaForma parte de la familia de los camélidos sudamericanos junto con la vicuña, la llama y la alpaca. Herbívoro, el guanaco vive en tropillas principalmente en las llanuras patagónicas. Es el animal terrestre más grande de esta región.

¿Dónde se los puede ver?
95% de la población mundial vive en el territorio argentino, desde la Puna al Norte del país hasta el Canal del Beagle, en la región de Ushuaia. Durante el trayecto en micro por estas regiones, no es raro ver tropillas enteras a lo largo de la ruta. Si van a recorrer las rutas patagónicas, ¡no echar un vistazo por la ventanilla, los verán con seguridad!

- Anuncio -

TOP : ¿Dónde comer vegetariano en Buenos Aires?

Vegetariano
Photo by Chris Ralston on Unsplash

En el país del asado, ¡quién hubiera dicho que los vegetarianos pueden ser felices! Sin dudas, el circuito veggie está dando de qué hablar. Desterrado el mito que califica la cocina vegetariana como aburrida, sosa y poco creativa; en los distintos barrios de la capital los menús sin carne se levantan y se superan. Con propuestas orgánicas, étnicas, crudas y veganas; vale la pena conocerlos.

Palermo

En este barrio, los restaurantes vegetarianos no escatiman. Entre ellos está Buenos Aires Verde, una absoluta delicia. Allí encontrarán las pizzas más sanas de la ciudad. Para tener en cuenta; dejarse lugar para lo dulce, las tortas y helados raw son un verdadero manjar. Otro recomendado es Artemisia, con su cocina orgánica y natural, ofrece hamburguesas explosivas y súper poderosas que hacen flaquear a cualquier carnívoro.

Si estás con ganas de unas buenas milanesas con puré, Casa Munay es el lugar. Con un menú creativo y variado, es ideal para comer rico y sano. Además, todos los productos se venden para llevar. A pocas cuadras de allí, Krishna veggie ofrece una alternativa más oriental. Las paredes decoradas con pinturas hindúes, nos va preparando para los platos, entre los que recomendamos el curry de papas.

Centro

A pasitos de la estación Uruguay del subte, Sattva abre al mediodía y a la noche ofreciendo platos variados y saludables. Pastas hechas en casa o flan de zapallo, se come rico y en cantidades razonables, sobre unas mesitas muy lindas de madera. A escasos metros del Obelisco, se encuentra Veggie Medio Oriente que promete el mejor sándwich vegano de falafel; dentro de pan árabe con vegetales frescos y encurtidos es una promesa definitivamente cumplida.

San Telmo

Cerca de Parque Lezama, Hierbabuena tienta a los porteños con sus coloridas pizarras que anuncian sublimes ñoquis de palta, ricota y lima o una tentadora hamburguesa de hongos en pan brioche con zanahorias glaseadas. Para chuparse los dedos. Cruzamos la autopista hasta Naturaleza Sabia para disfrutar de una cocina exquisita y bien casera. Con una oferta variada, abundante y sana, las diferentes versiones de ensaladas se llevan todos los aplausos.

Villa Crespo

Simpático y pequeño restaurante de barrio, Almacen Purista nos gustó por su cocina de sabores italianos y todo preparado “en casa”. Entre sus platos especiales les aconsejamos probar las pastas caseras rellenas y las pizzas integrales en todas sus versiones. Y de yapa, una porción de fainá rellena. Simplemente increíble.

Barrio Norte

En Barrio Norte, Arte Sano propone el equilibrio cuerpo-mente-espíritu, adoptando un estilo de vida consciente y de armonía. Sus platos caseros son livianos y cargados de sabor. Nuestros preferidos son los ñoquis de sémola soufflé o el guiso de lentejas. Delicias que reconfortan. Además, cuentan con un almacén natural súper completo, para seguir cocinando en casa.

Villa Devoto

Entre las coloridas calles de Villa Devoto, los amantes de la comida chatarra, pueden comer felices en Green Factory ya que todos los productos son elaborados con ingredientes 100% de origen vegetal. Desde churrascos de seitán a chorizos de soja y panceta vegana (remolacha frita ahumada), el emprendimiento no tiene nada que envidiarle a las grandes cadenas de fast food.

Zona Norte

Cruzando la General Paz, nos adentramos en la Zona Norte de la Provincia de Buenos Aires, que ofrece un sinfín de opciones vegetarianas. La primera parada es en el Bajo de San Isidro, en Pura, que combina clases de yoga, danza y un almacén/restaurante con muy rica comida. Ofreciendo combinaciones creativas y deliciosas a base de legumbres y cereales, se recomienda ir al mediodía un día de sol. La segunda parada es en Tigre, donde La cocina de Dahska y sus sabores indios, nos invita a disfrutar del aire libre mientras saboreamos un glorioso sabji de vegetales al curry.

- Anuncio -

TOP: Nuestras pizzas favoritas en Buenos Aires

Pizza
Photo by Getúlio Moraes on Unsplash

La pizza en Buenos Aires es un tema complejo, así que si no han todavía incursionado en ese mundillo, recomendamos leer primero La pizza argentina: Una introducción, una nota que preparamos con mucha dedicación y que los va a ayudar a comprender y apreciar mejor la siguiente selección.

Lo genial de esta ciudad, en cualquier aspecto posible, es que hay algo para todos los gustos. Así que ya sea que les gusten crocantes, finas, gruesas, queso desbordante o con ingredientes gourmet… en este listado hay un regalito para cada quien, cortesía de aquellos inmigrantes italianos que dejaron su estampa en el país.

¿Se atreven a armar un recorrido y probarlas todas?

Las clásicas del centro

Son históricas, famosas, tradicionales y están todas en el centro, en las proximidades de la icónica avenida 9 de julio. Habría que empezar por Güerrín… ay, imposible no entregarse a Güerrín. De todas las veces que fuimos, ni una sola vez salimos decepcionados, y podemos entender por qué es considerada ampliamente la mejor pizza de la ciudad. Su muzza es rica, abundante y contundente, con ese sabor salado del buen queso. Con nombres y estilos similares, El Cuartito y Las Cuartetas son otros bastiones de la pizza en Buenos Aires, ambas con esa masa y ese queso rotundo que vuelven “la pizza porteña” un bocado inconfundible.

Fugazzeta rellena”, bomba inolvidable

Uno de los estilos más pedidos y más inolvidables: La Fugazzeta rellena, una bomba de media masa con una ración doble -o triple- de queso y cebolla en demasía. Probablemente la más aclamada es la de La Mezzeta, donde la cola que se forma todo el día y toda la noche para pedir pizza no es en vano. Una favorita personal es la fugazzeta rellena de Pin-Pun (especialmente su local menos famoso en Villa Urquiza). Una porción gigantesca y barata con más queso del que pudieran imaginar.

Porteña, pero distinta

En Los Inmortales estuvieron entre los pioneros de la pizza a la piedra en la ciudad. A diferencia de sus hermanas del centro, la masa es más fina y crocantosa, aunque el queso sigue siendo abundante. La Guitarrita también se especializa en pizzas finas con su horno a la leña, pero en una esquina bien porteña de Núñez llena de banderines de fútbol y familias enteras disfrutando sus platos (recientemente abrieron una sucursal en Palermo).

A la italiana

Los amantes de la vera pizza no deben perder los ánimos, pues también para ellos hay excelentes ofertas. Las más comentadas son las de Siamo nel Forno, que sería la pizzería italiana por excelencia en Buenos Aires, aunque más recientemente las pizzas romanas de Cosi mi Piace se han ganado unos buenos adeptos (la pizza romana es ultra-fina y no tiene bordes).

El imperio contraataca

Teníamos que dejarle un apartado exclusivo a El Imperio, porque está lejos del circuito pizzero habitual y porque tiene un aire tradicionalista que aún no ha sido tocado por los turistas ni los hipsters. Su muzza es excelente y su local es un portal a la Buenos Aires barrial y auténtica.

Las que quizás no conocen todavía

Algunos ya habrán escuchado hablar de El Mazacote, en el barrio de Montserrat. Sus seguidores no afirman que es la mejor pizza de Buenos Aires, sino de Argentina (atención especial a su versión de la fainá). Hacia el otro lado de Capital, en Belgrano, es La más querida la está haciendo todo diferente: sus pizzas son rectangulares y no redondas; están hechas a la parrilla y no al horno, y tiene toppings originales como camarones. Las pizzas con borde relleno no existían en Buenos Aires hasta que llegó Monzú, además con una carta de pizzas tan exótica que incluye una pizza negra con tinta de calamar que se pide con 24 horas de anticipación. ¡Recomendadas!

Dato Extra: Muza 5K

Todos los años en Buenos Aires se realiza un peculiar y multitudinario maratón por diferentes pizzerías para elegir la mejor Muza. Toda la info en nuestro artículo.

 

Foto: Capitu (ou Marcela)

- Anuncio -

Clima : Las cuatro estaciones de Buenos Aires

clima cuatro estaciones buenos aires
Image par LouMact de Pixabay

Probablemente no exista otra ciudad en el mundo que le haga mejor honor a su nombre. Es que Buenos Aires tiene uno de los climas más benignos de la región, con una temperatura media anual de 18°C y leve amplitud térmica. No obstante, cada mes del año tiene sus propios secretos y ventajas. Aquí te ofrecemos algunos consejos para que puedas disfrutar Buenos Aires en sus cuatro estaciones:

Primavera
(del 21 de septiembre al 21 de diciembre)

Es la mejor época del año para pasear por la ciudad. El 21 de septiembre los estudiantes también celebran su día en el Rosedal, que se llena de jóvenes. Es también la temporada en la que se realizan mayor cantidad de carreras y maratones, y también comienzan los ciclos de festivales al aire libre. En esta época, los árboles porteños vuelven a llenarse de hojas y flores, y por las calles de Buenos Aires sobrevuela un perfume embriagador. Las veredas y terrazas de los bares vuelven a poblarse de mesitas y de gente. Para disfrutar el aire puro, pueden elegir entre las mejores terrazas, jardines y patios de la ciudad.

NDLR COVID-19 : para disfrutar de la Primavera al aire libre, respetando los protocolos sanitarios, ver las recomendaciones de la Ciudad de Buenos Aires : https://www.buenosaires.gob.ar/laciudad/noticias/consejos-para-el-dia-de-la-primavera

Verano
(del 21 de diciembre al 21 de marzo)

Es la época más esperada del año, por las Fiestas de Navidad y Fin de Año y por las vacaciones. Pero es también una de las más odiadas: las olas de calor se combinan con la humedad y provocan que la ropa se quede pegada al cuerpo. En esta estación, los chaparrones constituyen verdaderos diluvios que inundan rápidamente varios sectores de la ciudad. Los autos no tienen ningún problema en atravesar a toda velocidad los charcos, mojando a todos los peatones. Si el día se presenta soleado, entonces recomendamos escapar a alguna de las tantas piletas que ofrece la ciudad.

Otoño
(del 21 de marzo al 21 de junio)

Es la estación más atractiva para los amantes de la fotografía y las caminatas. Varias de las especies de árboles de Buenos Aires son caducifolias, presentando sus distintas tonalidades rojizas a partir de abril. Es por eso que sugerimos visitar, cámara de fotos en mano, los distintos puntos verdes de la ciudad, como el Jardín Botánico, el Parque Saavedra y las reservas ecológicas: Costanera Sur, Vicente López, San Isidro, Otamendi. Las nieblas también son típicas de las mañanas de otoño, cubriendo las torres del centro porteño y Puerto Madero.

Invierno
(del 21 de junio al 21 de septiembre)

Comparado con el resto de Argentina, en Buenos Aires el invierno se presenta muy suave. Las mañanas pueden llegar a resultar heladas pero, luego, durante el día, la temperatura va subiendo gradualmente y a la tarde ya no sabemos dónde guardar los guantes, la bufanda y la campera. No nieva casi nunca: la última vez fue el 9 de julio de 2007. El único problema que pueden llegar a tener en invierno es con las baldosas flojas. Éstas acumulan el agua con la que los encargados de los edificios baldean las veredas a la mañana temprano. El que las pisa desprevenido puede mojarse el pantalón, los zapatos y las medias. Mala manera de empezar el día. Aquí les damos algunas ideas de qué hacer en Buenos Aires en Invierno.

- Anuncio -

Bici en la ciudad, un asunto sobre ruedas

bici buenos aires
Photo by Blubel on Unsplash

¿Están cansados de esperar que el colectivo pase cuando se le cante, o de apiñarse en los subtes asfixiantes? Tienen ganas de irse y descubrir lugares increíbles, con el viento en la cara? Entonces tal vez estén listos para dar el gran salto y subirse a una bici en Buenos Aires. ¡A seguir la guía!

Comprar una bici

Encontrar una bici es bastante fácil. El modelo más común aquí –y el más barato- es la bici playera, más conocida con el nombre de beach cruiser en otras latitudes. Por razones desconocidas, es un modelo al que la industria nacional le echó el ojo, así que se lo cruzarán bastante. No tienen velocidades y generalmente tienen un manubrio enorme, pero estas bicis tienen una ventaja: son fuertes. Pero es casi la única. A su vez son poco manejables, no son tan rápidos y carecen de elegancia. A la hora de elegir, inclínense por los negocios de bicicletas de barrio, Mercado Libre, o el grupo Facebook intercambio de bicicletas para saber cuáles son los mejores precios, y no duden en invertir en guardabarros en kit para los días de lluvia.

… o alquilar una bici

La municipalidad implementó el sistema EcoBici de uso libre las 24 horas todos los días, que funciona extrañamente bien. No hay cobro de débito bancario, ni códigos para aprenderse de memoria. En nuestra nota encontrarán toda la info y después tienen estaciones de bici esparcidas en toda la ciudad. Para un alquiler más largo, pueden recurrir a la Bicicleta Naranja en su local de Palermo o en San Telmo.

Domesticar la ciudad

Hasta ahora andar en bici en Buenos Aires era como practicar un deporte extremo sólo los más osados se animaban. Ya no es necesario practicar cual profesional el eslálom entre el colectivo y los autos. La ciudad impulsó este medio de transporte más sustentable al construir una gran red de bicisendas, que se extiende por 120 km. Si bien está protegido de los automovilistas estacionados y de la circulación densa de la ciudad, se implementó en calles de poca circulación, y esto obliga a los ciclistas a detenerse en cada esquina para saber quién tiene prioridad de paso (consejo de la redacción: si no saben quién tiene prioridad de paso, échenle un vistazo con determinación y seguridad al automovilista que están cruzando y pasen. Tocará bocina, pero no avanzará).

Si tienen ganas de ir a más de 15 km por hora, también podrán circular por las avenidas. Los dos carriles de la izquierda están reservados para las bicis y para el descenso de pasajeros. Aún cuando este mandato sea tan respetado como el casco obligatorio en los motociclistas, permanecer a la izquierda en las calles anchas evitará que circulen esquivando colectivos y taxis.

Buenísimas noticias: En esta página encontrarán un mapa con toda la red de ciclovías en la ciudad.

Un último consejo: los robos son muy pero muy frecuentes así que no dejen su bici toda la noche en la calle, y átenla con una cadena gruesa o un candado en U (y un pequeño candado).

Cómo ser un biker

¿La red de bici sendas ya no esconde ningún secreto para ustedes? ¿Su mejor tiempo entre Centenario y el Obelisco se acerca a los 15 minutos? Varios grupos proponen entrenamientos en la semana por circuitos cerrados, semi-abiertos, o simplemente en las calles. Amigos del Pedal los agrupa, y organiza salidas regularmente o Alleycats, corridas de orientación urbana en bici calcadas de la actividad de los ciclistas neoyorquinos.

Si la bici ya no está en buen estado, vayan a la Expericleta, en Barracas, que les proporcionará herramientas y su habilidad y experiencia. Es muy recomendable el paseo que llega hasta Peru Beach por el Paseo de la Costa (para los de zona norte), y los bosques de Palermo y la reserva ecológica de la Costanera Sur (para los de zona sur).

 
- Anuncio -

Manual de Supervivencia: Buenos Aires para los amantes del queso

queso buenos aires
Foto: El Club de los Quesos

Si le preguntan a cualquier francés qué es lo que más extrañan cuando están en otro país, la respuesta es unánime: ¡El queso! De consistencia dura, tierna, azul, desbordante, cremosa… si tan solo de leer la descripción se les hace agua la boca (franceses o no) y les dan ganas de comer queso, presten atención porque esta nota es para ustedes.

Aunque Argentina no sea el país que tiene tantas variedades de queso como días tiene el año, y aunque aquí no existe esa fascinación por el olor fuerte del queso (tipo medio transpirado, casi podrido…), ni comprenden esa sensibilidad hacia los tonos verdosos y azulados que puede llegar a adquirir la lactosa pudriéndose… a pesar de todo esto, no todo está perdido.

Para  ayudar a los nostálgicos del queso a sobrellevar este momento, les proponemos echar un vistazo no exhaustivo de los pequeños tesoros queseros de la capital porteña. Olvídense de la muzza, el rallado tipo “Parmesano” y el queso con gusto a plástico del chino…

Historia de queseros

El maestro quesero Paul Fabianos ofrece con su Super Fromage una increíble variedad de quesos franceses y suizos. Morimos por un “Chevrotin” ahumado, un “Brie” cremoso como se debe, un pedazo de “Tomme” o de “Gorgonzola” que se deshaga como una manteca. El pedido se hace por mail e incluye la entrega a domicilio sin gastos adicionales por toda la capital y Zona Norte (Mail: [email protected] | Tel: 5859 6186).

Francés, expatriado en Córdoba y productor de queso, Julien Baudet nos deleita con su  Bonne Étoile. La estrella de los quesos: ¡la cabra! El mínimo de cada pedido es de 5 kg de queso madurado, así que les recomendamos la opción de compra grupal entre amantes del buen queso. Por unidad, se puede comprar en Co-pain o mientras acompañan un buen vino en la bodega secreta de Las Divinas.

En los mercados porteños

Durante la temporada de la leche, pueden pedir los quesos de Elise de Rincquesen y su  Granja Champs Élysées!

Entre otras maravillas de este mercado artesanal, solidario y biológico, el Mercado Bonpland reúne a pequeños productores de sabrosos y auténticos quesos de granja de la provincia de Buenos Aires. Hay para todos los gustos: desde el queso de cabra blando (perfecto para tostaditas) al Reggiano para rallar, pasando por el Provoleta con finas hierbas para acompañar los asados. Anuncio para los fanáticos: ¡los quesos de consistencia más dura son los grandes protagonistas y hay cuanta variedad se les ocurra!

Quesería especializada y otros locales premium

Dentro de una gama de precios razonables, la encantadora Pulpería Quilapán les propone una deliciosa selección de quesos artesanales para degustar en el lugar o para llevar. Además de la muy buena Mimolette, les recomendamos (muy acaloradamente) la Ricotta de cabra. ¡Una joyita!

Las Picadas del Mercado la Gran Tienda o las de Don Cosme van a fascinar a sus amigos. La entrega a domicilio es gratuita en las cercanías del punto de venta y los precios son accesibles.

Para darse un gustito les recomendamos Valenti. Este local premium ofrece muy buenos quesos, como el “Brie”, el “Raclette” y hasta el “Morbier”. Los precios son altos, pero los quesos, excelentes. La ventaja: sus sucursales están por toda capital en Belgrano, Palermo y Recoleta.

Un paquete sorpresa en la puerta 

¿Qué mejor que dejarse sorprender todos los meses con nuevos sabores, entregados directamente en la puerta de sus casas y sin pasar siquiera por el suplicio de tener que elegir? Ustedes lo soñaron, ¡El Club de los Quesos lo hizo! Suscribiéndose con un abono, todos los meses recibirán en sus casas una cajita con una selección de tres quesos, es decir 36 variedades para descubrir a lo largo del año.

Con toda esta información, ¡Ya podrán satisfacer esos antojos incontrolables!

- Anuncio -

TOP: La ruta de las chocolaterías en Buenos Aires

bombonería
Foto: Agustina Canaparo (Buenos Aires Connect)

El chocolate, ese manjar de los dioses está vigente durante todas las épocas del año y el 13 de septiembre tiene su fecha especial: se celebra el Día Internacional del Chocolate en conmemoración a la fecha de nacimiento de Roald Dahl, autor de la novela Charlie y la Fábrica de Chocolate.

En Buenos Aires tiene su merecido homenaje en las bombonerías y chocolaterías. Algunas son centenarias con recetas secretas que se van pasando de generación en generación; y otras más modernas, pero con un cuidado cauteloso de la materia prima.

Hubo una época en que era tradición llevar una caja de bombones cuando nacía un bebé o cuando te invitaban a cenar unos amigos a su casa. Los bombones de las confiterías era un clásico (casi tenían tanto protagonismo como las masitas secas) y cada barrio tenía una o varias bombonerías.

Más allá de las costumbres, siempre es buen momento para devorar este manjar en cualquiera de sus formatos: tabletas, trufas, bombones, en taza y hasta en figuras que parecen verdaderas obras de arte. Salimos en busca de la ruta del chocolate y en esta lista les dejamos un detallado resumen de nuestra dulce panzada.

El Crisantemo

Una de las bombonerías más antiguas es el Crisantemo (tiene más de cien años en la ciudad) y está ubicada a pocas cuadras del Obelisco. Se mantiene intacta a través de los años y es famosa por sus cajitas de bombones con forma de flor (chocolate con leche, amargo y blanco), los de fruta y licor. Queda en Cerrito 1168, en el barrio de Retiro.

Corso

La bombonería Corso, con sus cajas de bombones y la atención personalizada de su dueña Norma es un lugar ideal para disfrutar del inconfundible aroma a chocolate y recetas familiares que se conservan hace más de 80 años. Son riquísimos los de leche rellenos con dulce de leche y los nostálgicos siempre van en busca del marrón glacé.

Fénix 

La chocolatería Fénix, con más de cien años produciendo chocolate artesanal, también tiene su pequeño local con venta al público en Constitución. Se destaca su línea «Salgado Grands Crus» hechos con una colección de granos de cacao de diferentes orígenes de Latinoamérica.

Choice & El viejo oso 

En Recoleta el pequeño local Choice es uno de los preferidos por los vecinos. Un imperdible: las bolitas de mini galletitas bañadas en chocolate con leche. Otra parada obligada es en el Viejo Oso (Montevideo 1594).  Las figuras de chocolate (desde animales hasta zapatos sofisticados) los conquistarán desde la vidriera. Además, no pueden dejar de probar sus trufas.

Vasalissa Chocolatier 

En Vasalissa Chocolatier tienen chocolates que son dignas producciones artísticas. Cada una de las piezas tienen tantos detalles que hasta da pena comerlas. Tienen gran variedad de trufas (de naranja, limón, rosas, frutos rojos, etc). Adoramos el bombón de almendras y el beso de dulce de leche.

Del sur, con amor: Rapanui & Mamuschka 

Rapanui nació en Bariloche y con sus exquisitos chocolates conquistó Buenos Aires. La trufa Patagonia con crema de frambuesas, frutillas, grosellas y cassis bañada en chocolate amargo es una de nuestras preferidas. Un pedacito de la Patagonia también está en el pequeño local de Mamuschka en el shopping Recoleta Mall. Imposible no tentarse con sus afamados ositos de chocolate con leche o blancos rellenos con dulce de leche. Para celebrar el Día del Chocolate lanzaron una caja exclusiva con una combinación de 11 tabletas especiales. La misma incluye algunos clásicos como la tableta leche con almendras tostadas y algunas novedades como la de  chocolate blanco con nibs de cacao tostados.

Puro cacao 

En Puro Cacao se hace arte con el chocolate y cada una de sus piezas son súper artesanales y creativas. Tienen una colección llamada sistema solar con huevos de Pascua con distintos planetas. Y también bombones con whisky, vino Malbec y hasta de distintos quesos como el azul.

Y para el Día internacional del chocolate…

¡El 13 de septiembre, celebramos el chocolate ! Ese día, muchas panaderías de la ciudad proponen ofertas especiales.

- Anuncio -
0SeguidoresSeguir
1,348SeguidoresSeguir