Inicio Blog

Mapa interactivo de los barrios de Buenos Aires

mapa interactivo barrios buenos aires

De paseo por Buenos Aires o simplemente con curiosidad por tu vecindario, te invitamos a sobrevolar la ciudad con este mapa interactivo de los barrios de Buenos Aires. Hacé clic en un barrio para descubrir lo que lo hace especial, así como sus principales atracciones turísticas. También encontrarás ideas de escapadas para los finde largo o tus paseos dominicales, haciendo clic en las áreas: Norte, Sur, Oeste, Costa y Uruguay. ¡A disfrutar!

* Si un barrio no es «clicable», es porque no ha sido explorado todavía por nuestro equipo (¡pero no tardará mucho!)

TOP: 6 platos argentinos para comer en fechas patrias

platos argentinos
Ph: Instagram de La Aguada

Argentina tiene muchos feriados, aunque algunos tienen un peso más «patrio», como el 25 de mayo, el 20 de junio y el 9 de julio. Si quieren saber qué se celebra cada uno, les invitamos a leer nuestra guía de los feriados más importantes del país. El hecho de que esas fechas patrias se encuentran justamente en la época fría del año austral; se presta para querer comer algo calentito y reconfortante en buena compañía, y por qué no, con una escarapela en el pecho.

Estos son algunos de los platos argentinos típicos que suelen comerse en estas fechas y algunas indicaciones de dónde comerlos, en caso de que no quieran / puedan cocinar:

  1. Locro

El locro es quizás el plato más tradicional de las fechas patrias argentinas. “Se trata de un guiso hecho a base de maíz y porotos, que suele incluir papa, cebolla, ají, así como también, chorizo, panceta o carne. Puede llegar a ser levemente picante, dependiendo de la región en dónde se coma”. Leer más en nuestra nota sobre 7 platos típicos de la gastronomía argentina.

Dónde comer: 

2. Carbonada

Como alternativa al locro, otro guiso patrio es la carbonada, un plato originario del noroeste argentino. Tradicionalmente, se trata de una cacerola cocinada a leña con zapallo, choclo, carne, batatas, papas. Menos común que el locro en los menús de la capital; pero tendrán buenas posibilidades en los lugares recomendados arriba.

3. Empanadas

Un clásico de los feriados patrios y del invierno, pero en realidad de todo el año y en todo momento. De hecho, se combina bien con los otros platos principales de esta lista. ¿Quién puede resistirse a una frita de carne o a una de humita bien hecha? 

Dónde comer:

-> Chequear nuestro TOP de las mejores empanadas.

4. Tamales y Humitas

“Los tamales están hechos con una masa de maíz rellena de carne envuelta por hojas de chala. Mientras que las humitas, están rellenas de choclo y queso, y también envueltas en esta misma hoja” Leer más en nuestra nota sobre 7 platos típicos de la gastronomía argentina.

Dónde comer:

5. Pastelitos Fritos

¿De batata o de membrillo? Cuidado: acá la cuestión puede ser tan controversial como ser de Boca o de River. Los pastelitos son masas crocantes rellenas de dulce de membrillo o de batata, infaltables en las fechas patrias, pero también fieles compañeros de los mates de la tarde.

Dónde comer:

Muy seguramente estarán disponibles en las panaderías de tu barrio o en tu confitería de confianza. Te recomendamos La Esmeralda, Las Violetas, y los pastelitos de Churros Olleros.

6. Churros

Hay quienes prefieren una merienda con churros y chocolate caliente (yo no me opondría si me lo proponen), sobre todo para festejar el 25 de mayo.

Dónde comer:

EXTRA: Asado

Como también es súper común reunirse con toda la familia alrededor de la parrilla, con un buen vino, no se pierdan esta guía de cómo hacer asado como unx argentinx.


También te puede interesar:

Chill Garden, un jardín oculto (y rico) en Caballito

chill garden caballito
Foto: Instagram de Chill Garden

Alejado del ruido y la concurrencia de los caballitenses, se encuentra Chill Garden, que está muy bien definido por su nombre.

Adelante: un jardín enorme con muchas sillas, sillones, hamacas y lucecitas rodeado de plantas al que le da el sol y la sombra (depende del lugar que elijas para sentarte). Atrás: una casa con mesas para los días de lluvia, que también funciona como showroom de ropa para mujeres, hombres y niños.

En Chill se puede desayunar, almorzar, brunchear, merendar, cenar o ir solamente en búsqueda de tragos. Desde cafetería hasta jugos naturales, desde delicias dulces hasta comida salada que no se queda atrás. Además, algo muy difícil de encontrar: más de una opción vegana.

El cinamon roll viene cubierto con una capa de limón que se siente muy espectacular en el paladar (“ni se nota que es vegano”, dirán algunos). Siempre hay una opción de torta tradicional y otra a base de plantas, ambas cambian cada día. También tienen un alfajor de chocolate y dulce de leche de almendras que me hizo volver a la infancia en el primer mordisco y un brownie y muffin de banana vegan que sin duda volveré a probar.

Para el team salado el avocado toast viene en pan de masa madre con semillas, tomates secos, rúcula y por supuesto, palta. Si estás yendo a almorzar/cenar el hit de la casa es el pancho gourmet, que puede ser con salchicha vegana, batatas pay, cebolla caramelizada y mayo de zanahoria, o de salchicha parrillera con provoleta o alemana con papas pay.  Todos vienen acompañados de nachos caseros con cheddar (vegano o no).

También hay otras opciones como tacos, sándwiches y milanesa con mac and cheese. Para el invierno sumaron sorrentinos de mollejas al verdeo o de gambas al ajillo, ñoquis de papa y ravioles de calabaza fritos.

Ya sea que estén buscando comer en un lugar tranquilo, alejado de la vorágine del día a día, en un jardín rodeado de naturaleza (dato: en invierno prenden los tubos de calefacción que funcionan muy bien para poder seguir disfrutándolo); sean carnívoros, veganos o quieren ir a comer con unx amigx/pareja que lo es; o quieren meter cenita y tragos, una merienda rica o un brunch de domingo… Chill Garden da para todo eso y más. Quizás este sea uno de los lugares que vino a cambiar la reputación de «pocas opciones» que tenía el barrio.

Chill Garden
Pujol 935 – Caballito (abrir en Google Maps)
De martes a domingo, de 10h a 00h30
Precios: $ $

 

Microteatro: 15 minutos, 15 personas, 15 metros cuadrados

microteatro
Foto: Santiago Hamelau (Buenos Aires Connect)

Microteatro: obras que duran 15 minutos, para un público de 15 espectadores y en tan solo 15 metros cuadrados. Parece increíble, pero es cierto, y si hay escépticos entre los lectores, podemos asegurarles de antemano que este formato funciona de maravilla.

El Microteatro de Buenos Aires se encuentra en la calle Serrano, antes de cruzar Córdoba, en el barrio de Villa Crespo. En la planta baja está la boletería y a un enorme bar con dos sectores. Todo comienza en punto para no retrasar el cronograma.

Por el lugar han pasado figuras como Darín, Mercedes Morán, Peter Lanzani, Julieta Novarro (quien lleva el proyecto junto a Pablo Bossi y sus hijos, Pablo y Agustín), Juan Monaco, Pampita, entre otros.

Lo especial

El espacio reducido que se propone para estas obras de formato breve realmente cambia el consumo habitual de una obra de teatro. Los actores actúan a centímetros de nosotros, y hasta puede que nos pidan permiso para pasar o nos agarren un pie o una mano. La inmersión es casi total ahora que la cuarta pared se ha astillado en fragmentos individuales.

Por otro lado, nunca los minutos fueron tan preciados: ni bien uno entra, ya se está por ir. Las obras están presionadas por la poca duración a generar en tan solo quince minutos un conflicto y algún tipo de desenlace. Los directores y los actores están llamados a condensar todo su talento en una pieza teatral que interese a los espectadores, que los movilice y que pueda quedar en sus mentes luego de dejar la sala.

Por último, debemos destacar que esta idea viene acompañada por una propuesta gastronómica en la planta baja. El espacio tiene una estética neoindustrial, intervenido con palmeras y ficus. La carta ofrece platos simples a buen precio, junto con una selección de cervezas y vinos por copa. Podemos subir con nuestros tragos a ver las obras, pero no con la comida.

¿Cómo surgió el microteatro?

La idea nació en 2009 cuando casi 50 artistas, entre directores, actores y autores, presentaron un proyecto teatral llamado “Por dinero” en un prostíbulo de Madrid. Fueron repartidas 13 habitaciones del burdel a 13 compañías teatrales que recibieron la consigna de crear obras de no más de 15 minutos. Las obras se representaban cuantas veces fuera necesario dependiendo del público que hubiera e increíblemente llegaron a actuarse más de veinte veces al día.

Hoy el Microteatro ya es un fenómeno mundial y cuenta con sedes en muchas ciudades americanas y españolas, entre ellas Puebla, Lima, Miami, Madrid y Barcelona.

¿Cómo sacar entradas?

Aconsejamos no llegar muy tarde para sacar entradas porque varias de las funciones podrían estar agotadas. También pueden sacar entradas antes por su página web, como si fuera un cine.

GRAN DATO: Los miércoles tienen promo con las entradas para que puedan ver más obras.

Microteatro
Serrano 1139 – Villa Crespo
Tel: 4774-9081
Miércoles y jueves de 20h a 0h10, viernes y sábado de 20h a 0h40

 

TOP: Los teatros imperdibles de Buenos Aires

CIRCUITO: Boedo y Almagro, la bohemia porteña

Almagro Boedo buenos aires
Pasaje San Carlos, Almagro. PH Caro Janeiro

📍 Punto de partida: Esquina Av. Boedo y San Ignacio, en el Notable Café Margot, barrio de Boedo.

📍 Punto de llegada: Guardia Vieja y Billinghurst, en El Banderín, barrio de Almagro. 

📸 Lo que pueden esperar: Se trata de un paisaje porteño bien auténtico, no muy tocado por el turismo; donde se concentran muchísimos centros culturales, milongas, teatros under y cafés históricos. Boedo y Almagro son guardianes del espíritu de la bohemia tanguera en la ciudad. Su relación con el tango es tan fuerte que ambos poseen canciones en su honor (BoedoAlmagro). Las calles del circuito conservan gran cantidad de casas y edificios del siglo XIX y XX. Es fácil, con un poco de imaginación, proyectarnos a otra época.

💡 A tener en cuenta

  • Es un circuito extenso y zigzagueante. Llevar calzado cómodo.
  • Recomendamos empezar temprano. Mejor andar de día y con discreción. 
  • El circuito no está pensado en términos de tiempo, pueden dividirlo en varios paseos o saltarse las paradas que no les llaman la atención. ¡Algunos se las ingeniarán para hacerlo en un día!
  • Si no quieren caminar, pueden tomar colectivos para llegar de un punto a otro. La app o web de Cómo llego les ayudará en ese aspecto.

Subtes del recorrido: Líneas B y E 

Colectivos del recorrido: 160,127, 128,180

ITINERARIO

Acá tienen un mapa del circuito ➡  Mapa interactivo del circuito Almagro-Boedo

1. Café Notable Margot. Pueden empezar desayunando en este lugar, que funciona en un edificio clásico del siglo XX, es toda una institución en el barrio de Boedo. Su calidez de bodegón genera un ambiente muy atractivo y alegre, siendo uno de los preferidos de los turistas. Fue declarado por el Museo de la Ciudad como “Testimonio vivo de la memoria ciudadana”. 

2. Plaza Mariano Boedo. Un dato de color: Boedo y Almagro son los barrios con menos espacios verdes de toda la ciudad. Esta plaza es la primera de Boedo, se inauguró en 2011, luego de una lucha vecinal de 50 años de reclamos. En ese terreno funcionaba una vieja estación de tranvías.

3. Mercado San Juan.  Este viejo mercado apenas conserva algunos puestos, pero es una muestra viviente de un tipo de comercio que fue furor en el barrio, desde el año 1895 cuando abrió sus puertas. 

4. Esquina Homero Manzi. San Juan y Boedo es un clásico, una esquina tradicional testigo de muchas historias que marcaron al barrio. Allí funciona este gran restaurante, llamado así en honor al hombre que le compuso los mejores versos al barrio. Cuenta con un gran escenario donde realizan shows de tango, además. Si es domingo además pueden comer uno de los almuerzos tangueros (consultar).

5. Callecitas y pasajes de Boedo. Recomendamos pasear por las calles Angaco, Bidegain, Totoral y Yapeyú porque representan bien al barrio. Por un lado  son irregulares, angostas, diferentes a la mayoría de las cuadras de la ciudad. Por otro lado, conservan ese espíritu bohemio con sus calles empedradas y casas bajas antiguas, que nos hacen sentir que viajamos al pasado. 

6. Basílica María Auxiliadora y San Carlos. Este imponente y colorido templo guarda dos grandes historias: allí cantó de niño Carlos Gardel y fue donde Carlos Bergoglio, actual papa Francisco, fue bautizado.

7. Pasaje San Carlos. Sobre la calle Quintino Bocayuva 141 se esconde este bellísimo pasaje que parece alguna ciudad europea. Sin duda un lugar para sacar las fotos más lindas del recorrido: una composición perfecta entre el color y el estilo de sus casas con la hermosa Basílica de fondo. Para ingresar tendrán que atravesar una reja, ya que es un lugar exclusivo de viviendas. 

8. Confitería Las Violetas. Este clásico del barrio (y de la ciudad) funciona desde el año 1889 y se caracteriza por la elegancia de su edificio adornado con vitraux, mármoles italianos y muebles parisinos. Fue nombrado como el mejor café notable porteño. Su carta es amplia, con abundantes platos locales y muchas opciones para acompañar a la hora del té.

9. Triángulo Lezica-Carlos Gianantonio. Sugerimos hacer este pequeño desvío y caminar por estas dos calles diagonales que terminan en Avenida Medrano. La característica de estas calles es que conservan la mayoría sus casas del siglo XIX y XX en excelente estado.

10. Umbral espacio de arte. Este espacio cultural funciona en una antigua casona conservada con todos sus detalles ornamentales. Umbral ofrece charlas, seminarios, talleres, muestras y laboratorios de experimentación orientadas a artistas, estudiantes y curiosos.  

11. Pasaje Inca. Doblamos por esta pintoresca calle empedrada que  que choca con la Avenida Medrano. Un buen lugar para hacer lindas postales, por sus coloridas casas de diferentes épocas y estilos. 

12. El Boliche de Roberto. Una parada de vermut y tango para los que quieren vivenciar algo único y auténtico del barrio de Almagro. Este bar notable fundado en 1893 conserva en sus paredes la historia viva del tango. Era el lugar habitual de Osvaldo Pugliese y hoy sigue recibiendo personas de todas las edades que se reúnen a escuchar música en vivo. 

13. Plaza Almagro. De paso hacia la próxima parada, pasamos por esta plaza, que es la única de todo Almagro. Fue restaurada recientemente pero conserva su calesita de los años 60.

14. ¡Una milonga! Sería una picardía perderse de asistir a una milonga en el circuito más tanguero. Pueden tomar clases, bailar o solo disfrutar de las orquestas. Las más cercanas al recorrido son Sanata Crespi y La Catedral (más popular entre turistas…) y si les interesa el tema, acá van a encontrar más variedad… ¡Se van a divertir!

15.  El Banderín. Para finalizar el recorrido, en este histórico café inaugurado en 1923, encontrarán varios platos típicos de bodegón. Es un clásico del barrio, famoso por su interior decorado con camisetas y banderines de fútbol, que le otorgan un aire cálido y original. 

Extras y curiosidades

  • El «Abasto» es una zona perteneciente al barrio de Balvanera, aunque en el inconsciente colectivo se asocia con Almagro (a veces pareciera que es un barrio por sí mismo). A pocas cuadras del Abasto Shopping vivía Carlos Gardel, cuya casa puede visitarse, y se encuentra el Centro Cultural Konex, un ícono de la cultura de la ciudad. 
  • La confitería Las Violetas era frecuentada por la poetisa argentina Alfonsina Storni, quien era vecina del barrio de Almagro.  
  • “San Juan y Boedo antigua…” así empieza el famoso tango “Sur”. Se dice que en esta esquina Homero Manzi escribió varios de sus versos, y es en su honor que el bar allí ubicado lleva su nombre. 
  • Si prestan atención cuando caminen por el Pasaje Gianantonio, podrán ver en la pared una placa que indica que allí funcionó de 1857 a 1887 la Estación Almagro del Ferrocarril Oeste, el primer ferrocarril de la Argentina. 
  • Sobre el Pasaje Totoral, parte de este circuito verán el antiguo Mercado Proveedor de Almagro. Hoy lamentablemente se encuentra abandonado, pero fue un hito importante del barrio. 
  • Por la zona hay una amplia variedad de restaurantes peruanos, muchos de los más auténticos de la ciudad.

Opciones para merendar o desayunar: Confitería Las Violetas, Esquina Homero Manzi, Café Margot, El Banderín, Lo Simple Mercado Natural

Opciones para almorzar o cenar: Los Orientales, Los Trujillanitos, Nazca, Pizzería Mandiyu, Don Ignacio, Damblee

Opciones para tomar algo: Guarda la Vieja, Le Troquet de Henry

Centros Culturales y Teatros: Teatro Timbre 4, Centro Cultural La Fragua, Centro Cultural Macedonia, Umbral Espacio de Arte, La Minga Club Cultural, Páramo Cultural


También te puede interesar:

 

“A ciegas gourmet”, experiencia sensorial única y no-ver para creer

A ciegas gourmet

LO ESENCIAL ES INVISIBLE A LOS OJOS. La famosa frase de El Principito cobra vida más que nunca durante esta experiencia única propuesta por el querido Teatro Ciego de Buenos Aires. 

¿De qué se trata? Es medio difícil contarles lo suficiente para que se animen a ir y al mismo tiempo ocultarles lo suficiente para que disfruten el sabor dulzón de las pequeñas sorpresas.

Podemos adelantar que se trata de un show en completa oscuridad (si sufren de alguna fobia, quizás no es una buena idea), que invita a olvidar las apariencias por un momento para percibir lo que está sucediendo desde una perspectiva más sensorial.

La propuesta incluye una cena de varios pasos (estilo degustación) y bebidas (agua, vino) que tendrán que saborear a ciegas. Seguramente terminarán jugando con su acompañante o con su vecino a adivinar el plato. Después hay un poco de teatro, un poco de música, un poco de la Buenos Aires de los años 40. ¡No queremos decir más!

La oscuridad permite una nueva percepción de la realidad haciendo innecesario el uso del sentido de la vista” es el planteamiento del Teatro Ciego, haciendo posible la participación de personas con discapacidad visual en todas sus actividades (el 40% de sus empleados tiene ceguera o baja visión). Tienen varias propuestas en su programación.

Justo enfrente se encuentra el café Borges 1975, también con libros lindos y noches de jazz. Si se quedan con hambre, no se olviden que a dos cuadras está Burger Joint.

A Ciegas Gourmet en el Teatro Ciego
Borges 1974 – Palermo
Tel: 4774-6603
De jueves a domingo a las 21h
Precios: $ $ $ $

 

TOP: Los teatros imperdibles de Buenos Aires

LITERATURA ARGENTINA: los 11 imprescindibles

literatura argentina

La literatura argentina es vasta y caudalosa. Menos antigua que otras que se remontan a la época colonial, ha dado al mundo, sobre todo en el siglo XX, a autores de un calibre inigualable y ha nutrido la lengua española con renovados ejemplos de belleza. Aquí presentamos once autores que pensamos son imprescindibles y a los que esperamos nuestros lectores se acerquen.


Jorge Luis Borges (Buenos Aires, 1899 – Ginebra,1986)

Puedo darte mi soledad, mis tinieblas, el hambre de mi corazón; estoy intentando sobornarte con incertidumbre, con peligro, con derrota.

El autor argentino más conocido y más anunciado en el mundo. Comenzó a aparecer en la escena literaria de la mano de las vanguardias. Escribió poesías, cuentos y ensayos. Ha pasado a la historia por la ocurrencia de sus frases y sus cuentos filosóficos.

Obras más conocidas: Ficciones, El Aleph, Elogio de la Sombra, El oro de los tigres.


Julio Cortazar (Ixelles, 1914- París, 1984)

Como si se pudiese elegir en el amor, como si no fuera un rayo que te parte los huesos y te deja estaqueado en la mitad del patio. 

Entre lo erudito y lo coloquial, desarrolló el lenguaje de la mordacidad y la ternura. Se hizo famoso por participar del boom latinoamericano con su novela Rayuela, que tiene capítulos “opcionales”. Fue además un maestro indiscutido del cuento corto.

Obras más conocidas: Rayuela, Historia de cronopios y famas, “La noche boca arriba”.


Ernesto Sábato (Rojas, 1911- Santos Lugares, 2011)

(…) en todo caso, había un solo túnel, oscuro y solitario: el mío

Fue escritor, pensador, ensayista, pintor, físico y desempeñó un rol importante en la Conadep, para investigar las violaciones a los derechos humanos luego de la dictadura.

Obras más conocidas: El túnel, Sobre héroes y tumbas.


Alejandra Pizarnik (Avellaneda, 1936 – Buenos Aires, 1972)

Ahora/en esta hora inocente/yo y la que fui nos sentamos/ en el umbral de mi mirada

Fue por sobre todas las cosas poeta. Indagó sobre las posibilidades del lenguaje y nos legó poemas brevísimos que queman como la luz del sol y otros extensos en prosa que se suceden como un laberinto de visiones. También escribió diarios , una aventura hermosa y escalofriante por momentos.

Obras más conocidas: Arbol de Diana, Extracción de la piedra de la locura y El infierno musical, Diarios.


Las hermanas Ocampo: Victoria (Buenos Aires,1890 – Beccar,1979) y Silvina (Buenos Aires,1903- Buenos Aires,1993)

V.O.: Una parte de mi misma parecía desprenderse de mí misma y volverme extraña, sospechosa; nacía una distancia entre nosotros.

S.O: ¿Por qué no dormiré?/ Porque en la oscuridad/ hay ubicuos ejércitos/ que llegan de mi infancia

La hija más grande y la más pequeña de una de las familias aristocráticas de la Argentina, cada una desarrolló un estilo y una vocación propias. Victoria se dedicó al mecenazgo, creó la famosa revista Sur y fue testigo de su época. Silvina, por otro lado, se dedicó a la literatura fantástica, a la poesía, y nos dejó una obra donde conviven la belleza y el horror.

Obras más conocidas: Victoria Ocampo: Autobiografía I a VI y Testimonios, I a X.

Silvina Ocampo: Cornelia frente al espejoAutobiografía de Irene.


Horacio Quiroga (Salto, 1878 – Buenos Aires, 1937)

Su luna de miel fue un largo escalofrío. Rubia, angelical y tímida, el carácter duro de su marido heló sus soñadas niñerías de novia.

Aunque uruguayo de nacimiento, suele incluírselo en la literatura argentina. Tuvo una vida trágica. Fue un cuentista célebre. Vivió en Misiones, lo que impactó mucho en su escritura.

Obras más conocidas: Cuentos de amor de locura y de muerte, Cuentos de la selva, “El almohadón de plumas”-gran cuento de terror-.


Juan Gelman (Buenos Aires, 1930-México D.F., 2014)

qué lindos tus ojos/ y más la mirada de tus ojos/ y más el aire de tus ojos cuando lejos miras/ en el aire estuve buscando

Fue periodista, traductor, militante político y poeta. Logró una lengua poética que funde en un mismo acto la crítica social, la ternura y la indagación por el lenguaje. Escribió un libro en sefardí, lengua romance parecida al castellano, hablada por los judíos: Dibaxu.

Obras más conocidas: Violín y otras cuestiones, Dibaxu.


Roberto Arlt (Buenos Aires,1900-Buenos Aires 1942)

Entonces yo soñaba con ser bandido y estrangular corregidores libidinosos; enderezaría entuertos, protegería a las viudas y me amarían singulares doncellas.

Fue cuentista, periodista, novelista, dramaturgo y hasta inventor. En su prosa fue naturalista, describió los sectores marginales de Buenos Aires que crecía gracias a la inmigración.

Obras más conocidas: El juguete rabioso, Los siete locos.


Ricardo Piglia (Adrogué, 1941- Buenos Aires, 2017)

Todas las historias del mundo se tejen con la trama de nuestra propia vida

Fue novelista y crítico literario. Escribió diarios durante más de cincuenta años que luego transformó en un monumental proyecto: Los diarios de Emilio Renzi, su alter ego.

Obras más conocidas: Respiración artificial, Blanco nocturno.


Manuel Puig (General Villegas, 1932-Cuernavaca 1990)

Frente al espejo en que se sigue mirando, después de aplicar el lápiz labial y el cisne con polvo, se lleva el cabello tirante hacia arriba tratando de reconstruir un peinado en boga algunos años atrás.

Fue un enamorado del cine y de las estrellas de Hollywood. Sus libros se nutren de la cultura popular y su obra es eminentemente cinematográfica. Predominan el diálogo y la descripción, lo que le ha valido que dijeran que no tenía estilo.

Obras más conocidas: Boquitas pintadas, La traición de Rita Hayworth, El beso de la mujer araña.

Foto: todos los derechos reservados a Sara Facio y especiales agradecimientos a la Revista Periscopio, el Diario El País, Libertad Digital y la Encyplopedia Britannica.


También te puede interesar:

TOP: Garajes gastronómicos y el sabor como motor

garajes gastronomicos buenos aires
Ph: Instagram de C.A.N.C.H.A

Estoy muy a favor de reciclar espacios y transformar recuerdos en promesas. Pero el boom de los garajes gastronómicos en Capital me supera, algunos son sumamente creativos. Ya sea los que cambiaron todo desde cero, hasta el punto de ser imposible reconocer su “vida anterior”; o los que se apropiaron del espíritu urbano industrial de garaje para sumar a la personalidad del nuevo local.

¡Cada vez hay más, así que seguramente esta lista se queda corta! 

La Garage

Un garaje convertido en “la panadería de las chicas superpoderosas”, una de las favoritas en Capital. El local es sencillo pero se le ha puesto mucha onda. “El croissant es todo lo que tiene que ser un croissant. Las focaccias tienen sabor y sustancia. Clásicos propios que son BOMBAS como el hojaldre de portobellos y queso azul. La Garage rompe con lo que se esperaría de Palermo Hollywood” Leer nota

NOLA

Uno de los primeros en explotar la infraestructura de un garaje, primero como un restaurante a puertas cerradas y más tarde, como el único pub especializado en comida cajún (del sur de los Estados Unidos). La cocina abierta deja ver cómo se preparan las diferentes especialidades de la casa: gumbo, (estofado de chorizo, pollo y arroz); el sándwich clásico (pollo frito, servido en pan casero con mayonesa y lechuga); Waffle con pollo frito y salsa de manteca y miel. Leer nota…

Hola Chola

El garaje vegetariano de Núñez. El menú va cambiando pero siempre hay cosas muy ricas, siempre vegetarianas y creativas. “La vereda que ocupan es muy ancha, y la gente incluso hace picnic en el césped del vecino y en la plaza de enfrente. La fainá a la plancha con vegetales asados y aderezo de palta es uno de los hits del lugar”. Leer nota…

Salvaje

Hoy Salvaje tiene mucha competencia; pero hubo un tiempo en que rompieron el paradigma del pan predecible e industrial. “El local es pequeño y neoyorkino con una ambientación canchera que va desde frases de Kurt Cobain hasta souvenirs de películas. Ni lo piensen dos veces para pedir el alfajor de centeno, dulce de leche y mantequilla de maní; o el roll de chocolate con un buen café”. Leer nota…

Öss kaffe

Este café es, literalmente, el garaje de la casa del dueño. Aunque es justo aclarar que el dueño es arquitecto, así que sus habilidades y talentos le sirvieron para armar un café al paso, simple, elegante y moderno. Es verdad que hoy Öss cuenta con varias sucursales por la ciudad; pero sigue siendo el ejemplo perfecto de un garaje foodie porteño. Leer nota…

El caso de las pizzerías

Muchos de los garajes de esta lista son ahora pizzerías. Algo tendrán de afinidad ambos conceptos para que se haya vuelto una opción tan popular. Favoritas: 

Eléctrica pizza

Es verdad que Eléctrica era más un taller mecánico que un garaje doméstico, pero me pareció pertinente incluirla. A diferencia de los otros en esta lista, esta pizzería se ha encargado de conservar muy a propósito todos los detalles y estética del garaje que funcionaba antes en esa esquina. Tuercas, llantas, motores, la temática es mecánica sin duda. Las pizzas son muy ricas: la pizza de papa con romero es mi favorita, y la entrada del coliflor a la leña con pesto superó mis expectativas. Ver Instagram

La Fina

La Fina es uno de esos lugares con una personalidad tan marcada que podés perfectamente imaginar cómo sería su versión humana. Cuenta la leyenda que dos amigos, apenas mayores de edad, convirtieron este garaje en la pizzería más canchera de Belgrano con la ayuda de su padre. Las pizzas son finitas, de bordes aireados y combinaciones como burrata + pesto + morrones asados / mortadela y pesto. A tres años de su apertura, el lugar está muy de moda, así que se recomienda llegar temprano. Ver Instagram

C.a.n.c.h.a.

No es raro ver esta esquina explotada un jueves o un viernes. El menú es breve pero funciona. En algún momento fui habitué, y del menú fijo me gustaron siempre la de kimchi y la de gírgolas; aunque veía que salían mucho la de stracciatella y la de cuatro quesos.  Recomiendo mucho las sorpresas del día (al momento de escribir esto, la pizza del día era de jalapeños fermentados, cebolla en pickles y parmesano). Buen lugar para una velada informal y para cruzarse con los amigos de barrios aledaños. Ver Instagram


 

También te puede interesar:

El Bar Sur, la casa de tango más antigua de San Telmo

bar sur san telmo
Foto: hoy-milonga.com

El Bar Sur, sitio mítico cultural y gastronómico, es la casa de tango más antigua de San Telmo, declarado como uno de los Bares Notables (característica que tienen aquellos sitios considerados como Patrimonio Cultural de la Ciudad de Buenos Aires).

Se impone como un lugar emblemático donde se entrecruza la bohemia, la buena onda y ese toque mágico diferente de las ricas comidas.

Inaugurado en 1967, este espacio supo consolidar un espíritu cultural diferente en la ciudad de Buenos Aires, con obras de teatro under, encuentros de poetas, tertulias, exposiciones artísticas y presentaciones de libros. El brillante escritor y dramaturgo Marco Denevi lo definió como un “pequeño gran templo nocturno donde podemos oficiar nuestros rituales más queridos, más característicos de nuestra condición de porteños”.

El sitio es luminoso, chiquito pero muy acogedor, con ciertos detalles estéticos en su impronta que lo hacen verdaderamente agradable. Los retratos en las paredes y los ventiladores antiguos conservan su esencia original, para que observar un show de tango en este lugar sea como transportarse a un pasado que permanece intacto.

Las tapas, pizzas o empanadas son la especialidad para acompañar con algún show, aunque también son recomendables las cazuelas de pollo o lomo, junto a un vino para degustar en familia o con amigos. Después de ahí, los amantes de la noche pueden ir a Gibraltar o a Puerta Roja, entre otras opciones a considerar.

Bar Sur
Estados Unidos 299 – San Telmo
Tel: 4362-6086
Todos los días de 21h a 1h
Precios: $ $ $

¿Cómo obtener y renovar la visa de estudiante para Argentina?

Residencia temporaria estudiantes

Querido futuro estudiante: ojalá te guste el papeleo tanto como los trámites administrativos y el desafío constante a los límites de la paciencia.

Hablando en serio, a pesar de lo que se dice, obtener una visa de estudiante en Argentina, no es tan complicado como se cree. De hecho, es el permiso de residencia más fácil de obtener. Todo lo que necesitarás es organizarte bien y leer bien este artículo que arroja un poco de luz sobre el asunto.

NOTA: La siguiente info está basada en nuestras investigaciones para estudiantes franceses que vienen a Argentina. La información y requisitos pueden variar según el país de origen. Recomendamos chequear en cada caso particular. 


Las dos opciones de visa

En Argentina, existen dos casos para la visa de estudiante: 

El primero, que es válido por 6 meses, y es lo que usualmente llaman «visa transitoria». Sería la residencia que obtienen los estudiantes en intercambio universitario durante un semestre. Esta visa permite a los estudiantes permanecer en territorio argentino durante medio año cumpliendo los requisitos legales, aunque no les permite trabajar legalmente en paralelo con sus estudios. 

El segundo caso: para poder estudiar y trabajar, necesitarás la visa temporaria, que permite quedarse a estudiar durante un año o más. Se renueva cada año por el tiempo de cursada y esta visa da derecho a un DNI o Documento Nacional de Identidad y a un CUIL, el número de seguridad social que solicitan los empleadores.

En este aspecto, si viniste con la intención de trabajar, deberás de todas formas completar la cursada que elegiste para renovar tus papeles, ya que te pedirán el certificado de alumno regular y el analítico). Si decidís abandonar los estudios, deberás iniciar el trámite del permiso de trabajo. Ya no se trata de renovar la visa. Tu empleador deberá iniciar personalmente el trámite en Migraciones. Como imaginarás, este no es el trámite más fácil de encarar.

Dato útil: después de tres años de residencia de estudiante acumulados, el cuarto DNI se convierte automáticamente en una residencia permanente vigente por unos quince años. En Argentina, los trámites tienen un principio, y también un final. 

Ya sea que pidas la visa transitoria, temporaria o permanente, las dos primeras etapas del trámite se hacen a través de una plataforma web llamada RADEX


PRIMER PASO: crear tu cuenta y abonar las tasas 

Una vez en suelo argentino, cuando estés listo para empezar el trámite, abrí una cuenta en RADEX. La web te va a pedir unos datos. Podrás empezar a cargar las solicitudes de residencia con tu usuario y clave. Guárdalos bien, ya que luego te van a mandar otra credencial para poder acceder al paso 2 después de abonar las tasas (ver las tasas acá).

SEGUNDO PASO: cargar tus documentos 

Una vez acreditado el pago, recibirás un mail con la credencial para poder continuar al paso 2, donde se debe adjuntar la documentación requerida: 

1. Pasaporte vigente

2. Última fecha de entrada y sello de entrada a Argentina

3. Certificado de antecedentes penales argentinos (la solicitud ya está integrada a RADEX).

4. Antecedentes penales de su país de origen, apostillados y traducido por un traductor jurado. Ojo, si viviste al menos un año en otro país que no sea tu país de origen en los tres años anteriores a la solicitud, también tendrás que presentar los antecedentes de ese país. Al renovar tu residencia temporaria, en principio no vas a tener que presentar un nuevo certificado de antecedentes penales de tu país de origen. Se presenta la misma documentación que el año anterior.

5. Factura a tu nombre o certificado de domicilio. La factura puede ser de agua, gas o electricidad. Para el certificado de domicilio, acércate a la comisaría de tu barrio con alguna identificación. Te pedirán tu domicilio y el certificado te llegará a tu domicilio dentro de las 24 horas. 

6. Certificado de inscripción en la facultad. La constancia de inscripción electrónica es un documento muy importante que deberás pedir en la secretaría académica o en el servicio internacional de tu lugar de estudio, aclarando que es para presentar en Migraciones. Atención: si estás de intercambio, te pedirán la constancia electrónica desde el inicio de la cursada, pero si estás en tu primer año de universidad, una “simple” inscripción no te alcanzará. Deberás esperar al comienzo de clases para obtener el Certificado y así poder comenzar  los trámites. La Universidad puede emitir esta Constancia una sola vez durante toda la carrera del estudiante, es decir que si tu carrera tiene 4 años de duración, el documento tendrá 48 meses de vigencia. Para renovar tu DNI de estudiante más allá del vencimiento de dicha Constancia Electrónica, tendrás que poner a la dirección de la universidad en contacto directo con Migraciones. 

Atención: hasta donde entendimos, RADEX no acepta los documentos en formatos PDF… ¡muy cómodo! Pero no te preocupes, el formato JPEG lo tiene todo. 

TERCER PASO: el turno presencial en Migraciones

Listo, ya terminaste el segundo paso y hasta te apareció en la pantalla un mensaje de confirmación todo verde. ¡Vamos! lo más difícil ya pasó… ponele. Si todo salió bien, solo te queda esperar el mail de Migraciones con la fecha y el horario de tu turno (que no se puede cambiar). 

A veces el mail puede tardar un par de meses. Si surge algún problema, un agente de Migraciones (o mejor dicho, un robot?) se comunicará con vos por mail y mandará un nuevo link para actualizar los documentos necesarios. 

Atención: hasta acá, estuviste interactuando con un sistema informático, nada más. Es decir que si surge algún problema, la comunicación está limitada. Nuestro consejo para los casos especiales: escribir una nota en Word y  cargarla junto a tu documentación en RADEX. En formato JPEG, obvio. 

Cuando por fin llegue el gran día del turno, no olvides llevar todos los documentos originales. Al salir de este encuentro express con un agente de Migraciones, tendrás una «precaria», un papel que reemplaza el DNI mientras llega a tu domicilio. Con este papel, podrás salir del territorio, alojarte, estudiar y trabajar legalmente. ¡Ya no sos un turista para el Gobierno! 


 DATOS ÚTILES

  • Las fotos, las fotocopias de pasaportes y la toma de huellas digitales se realizan en el lugar.
  • Ya no es necesario presentar el acta de nacimiento en versión multilingüe y apostillada para obtener una visa de estudiante.
  • ¿Durante el intercambio tenés pensado viajar o salir del territorio? Tu visa turística de 3 meses se renovará cada vez que pases por la aduana argentina. Sin embargo, muchas universidades no aceptan las visas turísticas para rendir exámenes semestrales, aún si sólo tenés pensado quedarte seis meses.
  • Las universidades argentinas, privadas o públicas, son todas independientes y autónomas desde el punto de vista académico e institucional. Una vez en la universidad, averigua bien todo lo que necesitarás en la oficina de alumnos. Si es necesario, no dudes en contactarte con tu futura universidad vía mail.
  • Inflación mediante, la tasa migratoria sufre aumentos regulares. Por las dudas, infórmate entrando al sitio de Migraciones y de RADEX antes del pago.

Renovar la visa de estudiante

Antes que nada, un consejo: no esperes a último momento para empezar los trámites de renovación, sino corres el riesgo de perder los años acumulados en el país y no poder aplicar para la residencia permanente al cabo de tres años.

Luego, vas a tener que repetir cada uno de los pasos mencionados arriba para renovar la residencia de estudiante. Esto incluye pagar de nuevo las tasas. Además de la documentación ya presentada durante la primera solicitud, aquí va todo lo que hay que actualizar para renovarla: 

1. Factura de agua, gas o electricidad a tu nombre o certificado de domicilio

2. Certificado de antecedentes penales argentinos

3. Constancia de alumno regular y Analítico

Deberás pedirlos en la secretaría académica de tu lugar de estudio explicando que es para presentar en Migraciones. La Constancia de alumno regular es una carta de la universidad, usualmente firmada por el Director, sellada y legalizada por las instituciones necesarias, que confirma que sos estudiante de la carrera. Por otro lado, el Analítico es un detalle de las materias que cursaste y aprobaste durante el año. Existe un mito que cuenta que uno tiene que presentar al menos dos materias aprobadas para que Migraciones tome en cuenta tu estatus de estudiante. Por lo tanto, resulta imposible renovar una residencia de estudiante si no cursaste la carrera de verdad. Informate bien con la universidad cuales son las legalizaciones que deben figurar en el documento (Secretarías, etc).


Algunos consejos para evitar contratiempos:

  • Preséntate siempre con toda la documentación original que te hayan solicitado.
  • Nunca nos pudimos comunicar por teléfono con Migraciones. Algunos dicen que les contestaron un mail alguna vez, pero no te confíes. Un tip: ir personalmente a Migraciones muy temprano a la mañana, decir al personal de la entrada que tenés una pregunta que hacer al servicio Extra Mercosur (NO al servicio general de consultas que tiene Migraciones). Clave acá es parecer muy seguro de vos mismo. Sino, aprovecha directamente el día de tu turno para hacer todas las preguntas con respecto al trámite del año siguiente.
  • Existen servicios pagos de gestores que te podrán ayudar gracias a su comunicación directa con la Dirección de Migraciones. 
  • A veces Migraciones, por alguna razón, no entrega la precaria el día del turno. Recomendamos no planificar ningún viaje o salida del país cerca de la fecha de tu turno o de vencimiento de tus documentos. Si te llegan a sellar el pasaporte con la visa turística, perderás los años de residencia acumulados y tendrás que empezar de cero todo el trámite.

Dirección Nacional de Migraciones
Av. Antártida Argentina 1355 – Retiro
[email protected]