Inicio Blog

Mapa interactivo de los barrios de Buenos Aires

mapa interactivo barrios buenos aires

De paseo por Buenos Aires o simplemente con curiosidad por tu vecindario, te invitamos a sobrevolar la ciudad con este mapa interactivo de los barrios de Buenos Aires. Hacé clic en un barrio para descubrir lo que lo hace especial, así como sus principales atracciones turísticas. También encontrarás ideas de escapadas para los finde largo o tus paseos dominicales, haciendo clic en las áreas: Norte, Sur, Oeste, Costa y Uruguay. ¡A disfrutar!

* Si un barrio no es «clicable», es porque no ha sido explorado todavía por nuestro equipo (¡pero no tardará mucho!)

Fauna, el encuentro del café y la flora

Café y plantas
Photo by Nathan Dumlao on @unsplash

Diferente a las demás cafeterías por Palermo, como un oasis en medio del desierto, Fauna es frescura y liviandad. ¿Serán todas las plantas que cautivan el ambiente? Seguramente; aquí se respira aire fresco.

Irrumpe la escena de la city porteña con su propuesta de café de especialidad y pastelería vegana, sin gluten y orgánica. Al frente del proyecto, dos amigos que unieron pasiones: el café y la jardinería. Sobre todo con mucha simpatía responden dudas mientras recomiendan el latte con leche de almendras o flat white para comenzar la experiencia. O el espresso tonic para variar.

El alfa-coco con cantidades industriales de dulce de leche es un éxito entre los dulceros. Mientras que la torta de chocolate, más generosa en porción, resulta liviana dada la humedad de la masa. Y el budín de temporada es la mejor elección para acompañar el café de la casa. Hay además opciones saladas, como avocado toast, sandwiches y un chipá que es escandalosamente rico. Con su textura seca por fuera y elástica por dentro, cuasi inexplicable considerando que no lleva lácteos la preparación, es la joya para probar.

Un lugar muy original!

Cientos de plantas todoterreno decoran el lugar. A unas pocas mesas en el exterior, se esconde un pulmón interno al aire libre con más espacio. Pura luz natural que ayuda a la fotosíntesis. En sintonía con la ecología, Fauna es parte de Café Circular. Una apuesta social de consumo responsable y sustentable que elimina el uso del vaso descartable de polipapel. Así entre todos ayudamos al medio ambiente.

Dato de color: las plantas nativas se pueden comprar para el hogar. Fauna es un spot soñado para conocer. A pocas cuadras, espera la Plaza Serrano para descubrir las últimas tendencias en moda, arte, diseño y decoración.

Fauna, Café y Flora 
Malabia 1578 – Palermo Soho (abrir en Google Maps
Tel: 11-5309-6946
Martes a domingo de 10 a 20h
Precios: $ $ $

SAMPA, 99% veggie y 100% auténtico

sampa villa crespo
Foto de Eva Contreras (@evil.eats)

Menuda sorpresa me llevé a unas cuadras de mi casa. A pesar de vivir hace año y medio de Villa Crespo, este barrio sigue maravillándome cada día; en parte es mi culpa por no dedicarme plenamente a explorarlo, por otra parte, las pequeñas sorpresas entre cuadras son parte del encanto de “los bohemios”. 

SAMPA está sobre Scalabrini Ortiz y ojo, que es fácil no prestarle atención entre el ruido de la avenida y las transacciones en los kioscos. Tuvieron un boom durante la cuarentena estricta con sándwiches por delivery (muy ricos por cierto) pero la forma como la están rompiendo con la propuesta en el local es otra cosa.

Hubo un tiempo en que la oferta vegetariana y vegana en Buenos Aires era poca y era rara (por no decir floja). Esto ya no es así. Hay muchas opciones, unas decentes, otras buenas, otras increíbles. La competencia es alta y quiero aclarar que esta nota la escribo teniendo eso muy presente.

Ceviche de gírgolas que sabe a pescado, queso asado agridulce memorable, gírgolas a la parrilla que saben a asado, tiradito de melón. Cada plato era mejor que el otro mientras iban llegando a la barra (fotitos que tomé acá). Auténticos, coquetos, bien hechos, originales y deliciosos. Lo que más me gusta es que no me parece que están hechos precisamente para competir con todos los otros nombres de la escena; sino que más bien desde la cocina de SAMPA se están ocupando de encontrar su propia voz, poquito a poco y sin forzar nada. Y en ese camino salimos ganando nosotros que nos devoramos los experimentos. 

En el salón, los comensales están dispuestos alrededor de la barra, donde se pueden ver a los chicos dando los últimos toques a los platos que salen de la cocina e intercambiar algunas palabras con ellos. También hay un par de mesas en la vereda. Tienen un brunch que parece increíble y que no probé todavía. 

Mi recomendación es probar todo de la carta, lo cual es bastante factible porque los precios son más que amigables (algo que no se puede decir de otras propuestas así de buenas). Me hago cargo cuando digo que está en el top de vegetarianos de la ciudad; el puesto dentro del top, eso decídanlo ustedes. Si los amantes del vino quedan insatisfechos, pueden seguirla en Vico wine bar o en La Cava Jufré, ambos a pocas cuadras.

Sampa
Raúl Scalabrini Ortiz 769 – Villa Crespo (abrir en Google Maps)
Whatsapp: 11 5152-5425
Martes a viernes de 19h a 0h, sábados de 20h a 0h
Precios: $ $

Donado – Holmberg: la nueva movida de esparcimiento en Villa Urquiza

Donado Holmberg, el nuevo polo gastronómico de Villa Urquiza
Fotógrafa Florencia Bravo https://www.instagram.com/flofloflorencia/

Villa Urquiza solía ser un barrio muy tranquilo, con sus casas bajas, sus pequeños comercios y el trato directo entre vecinos. Luego de la llegada del subterráneo en el año 2013 el crecimiento inmobiliario fue exponencial y la dinámica barrial fue cambiando a gran velocidad.

Una de las últimas novedades fue la inauguración del proyecto Donado- Holmberg, el nuevo distrito residencial y gastronómico que generó una transformación disruptiva del entorno. Hoy, los modernos bares y residencias se entremezclan con viejos locales, terrenos baldíos, arte callejero y casas antiguas, generando una impronta muy peculiar.

Un recorrido por el Doho

DoHo es el “apodo” que le dieron a esta zona, a la usanza palermitana. A simple vista podría parecer un nuevo sector de Palermo, pero el espíritu de Villa Urquiza tira más fuerte. Al ambiente tradicional, tranquilo y familiar típico del barrio se le sumaron modernas residencias y locales (en su mayoría gastronómicos) con un amplio espacio al aire libre a lo largo de varias cuadras.
Si bien los locales funcionan hace unos pocos años, fue durante el afloje de la cuarentena que se produjo un boom en estas calles. Sus vastas veredas con mesas, el espacio verde y una gran apertura a cielo la convirtieron en una zona ideal para el esparcimiento en tiempos de pandemia.

Bares, helados y cafés

El DoHo es un rectángulo comprendido por las calles Donado y Holmberg, desde Monroe hasta La Pampa y limita con los barrios Belgrano R, Villa Ortúzar y Parque Chas.
Como no puedo abarcar todos los locales en esta nota (porque son muchísimos) les dejo un MAPA INTERACTIVO donde pueden visualizarlos.

A continuación les nombro algunos de los lugares más concurridos
  • Para tomar y tapear

    Las mesas de la birrería Gallo Negro explotan de jóvenes por las noches, muchas veces acompañadas por músicos que alegran las veladas y ponen a cantar al bar entero. Verraka es uno de los últimos bares que abrieron y ofrece ricos tapeos y bebidas a muy buen precio. Si quieren probar deliciosos tragos de autor, les recomiendo a Ianki, un bar muy canchero atendido por sus propios hípsters que también ofrece deliciosos tapeos para acompañar.

  • Para almorzar o cenar

    El Bohemio es un bodegón con comida tradicional que nos trae recuerdos del viejo barrio plasmados en una antigua casa remodelada y ambientada con la calidez de un hogar. No Tan Santos tiene una carta basada en carnes a la parrilla, milanesas y todas esas comidas que tanto nos gustan a los argentinos. Ache Delugo es un restaurante que ofrece ricos y variados platos tradicionales en su hermoso local montado en una antigua esquina. La Guitarrita de Olazábal es una sucursal de esta clásica pizzería de Núñez con ambientación futbolera. Si están antojados de hamburguesas caseras pueden ir a Tiberio que tiene una amplia variedad de salsas para acompañar. La Fábrica del Taco es un pequeño local con una alegre terraza para probar algunos deliciosos platos mexicanos con divertida música de fondo. Si quieren probar algo más exótico, pueden visitar Asia Fusión, especializado en platos peruano-japoneses.

  • Para tomar un rico café

    Ninina (el mismo café que se encuentra en el MALBA) cuenta con una hermosa sucursal con amplias mesas ideales para trabajar. Café Urbano, con su local completamente vidriado nos ofrece una buena vista del barrio mientras degustamos su variada carta. También está Le Ble, con su viennoiserie estilo francés y Cigaló, una cafetería de especialidad atendida por sus baristas.

  • Helado!

    Hay varias heladerías, una de ellas, Cimino R se caracteriza por su elaboración artesanal. La moderna esquina de Lucciano´s abrió recientemente y cuenta con sillones en la vereda para tomar aire fresco y helado. También hay una sucursal de Helados Daniel, un clásico de Buenos Aires.

  • Locales no gastronómicos

    No todo es comida en el DoHo. Por ejemplo, pueden tomar clases de cerámica en Soles de Abril, comprar algunos regalos de diseño en Tienda Lechuga o productos para embellecer su jardín o balcón en Bloominaria, entre otras cosas que van a descubrir en su propia experiencia.

Qué más hacer en Villa Urquiza?

El DoHo no es más que una partecita de este gran barrio.
Me gusta llamar el “barrio de Spinetta”  a la zona donde vivió este músico, y de la cual era muy devoto. Este sector, comprendido entre Congreso, Constituyentes, Galván y Larralde es por lejos el que mejor conserva el espíritu barrial entre vecinos y comerciantes. Sus casa bajas, pasajes y calles angostas tienen esa magia de barrio que es difícil de explicar en palabras.
Triunvirato es el centro comercial de Villa Urquiza, donde pueden encontrar comercios de lo más variados y también es sede del CC25 de Mayo, el viejo teatro que fue recuperado y que ofrece una cartera cultural interesante.
Otra zona de bares que explotó en la post cuarentena es el Boulevard Mendoza. Sus bellas calles empedradas ahora son ocupadas por las mesitas de los bares, generando un ambiente muy agradable para tomar o comer algo.

Palermo, el barrio de los infinitos nombres

los-palermo-mapa-barrio-buenos-aires
Mapa de los sub-barrios de Palermo. Todos los derechos reservados a @buenosairesconnect

Reconocido por albergar los principales focos turísticos de la Ciudad –como los Bosques de Palermo, el Botánico, el Hipódromo, el Jardín Japonés, el Planetario, el Malba– amado por su efervescencia cultural y gastronómica, Palermo es el barrio donde sucede todo. “Trendy”, “gourmet”, “noctámbulo” son algunos de los adjetivos que califican ese mega barrio -el más grande de los 48 que tiene Buenos Aires.

Durante el día, las vidrieras de Palermo despiertan la curiosidad tanto de los recién llegados como de los visitantes habituales. Almorzar o tomar un café en cualquier esquina siempre es un placer. Cuando baja el sol, el barrio se convierte en el principal anfitrión de las noches porteñas. Comida étnica o argentina, clubes de moda o cafés bohemios… ¡la variedad de opciones es infinita!

Es más, su carácter multifacético y su gran superficie (15,9 km2) hizo que con el tiempo empezaron a surgir divisiones del barrio, determinadas por el tipo de actividad que se realiza en la zona. Y hoy estas divisiones cayeron en el lenguaje común. Quizás se habrán dado cuenta que algunas sobrepasan los límites oficiales del barrio. Por ejemplo, Palermo Queens es parte de Villa Crespo, Palermo Dead toma algo de Chacarita, etc. Este fenómeno de “Palermización de la ciudad” ocurre desde que Palermo se volvió una palabra cotizable que muchos se apropiaron -especialmente en el mundo inmobiliario. Por ejemplo, una propiedad que quedaría en “Palermo algo» hasta se le puede doblar el valor comercial.

Cuestión que hoy existen una docena de «sub-barrios palermitanos no oficiales” -y seamos sinceros- es un dolor de cabeza para entender dónde empiezan y dónde terminan. Ojalá con esta nota vamos a desentrañar el misterio…

Hollywood, Soho, Viejo

¡Estas son las zonas más movidas de Palermo! Se caracterizan por su entendimiento absoluto del arte urbano, su extensa propuesta gastronómica, sus bares vanguardista y sus mesas en la vereda. Palermo Soho y Palermo Hollywood en particular presentan una atractiva sinergia de moda y diseño de interiores. 

Palermo Hollywood

Delimitado por las avenidas Juan B. Justo, Córdoba, Dorrego y Guatemala. En alusión al famoso distrito de Los Ángeles y su mundillo relacionado con el espectáculo, la zona alberga una buena cantidad de estudios de televisión, radios y productoras varias. Allí cohabitan lujosos lofts ultramodernos y viejas casas de estilo italiano cuyas paredes llevan las últimas tendencias del arte urbano-callejero. Existe una gran oferta gastronómica y movida nocturna.

Recomendamos: Koko (por sus gyozas condimentadas a lo justo), Sacro (por hacernos considerar volvernos veganos), La mar (por su cocina peruana de alto nivel), Fukuro (un noodle bar único e irrepetible), Kebab Roll (por despertar nuestras papilas gustativas con sus shawarmas bien picantes), Club Lucero (por sus noches de cocteles y tapas en el patio), Salvaje Bakery (por su brunch Rock n’ Roll), Siamo nel forno (por sus pizzas hinchadas y originales), Uptown (por sus noches frenéticas en el escenario más delirante de BA).

Palermo Soho

Delimitado por las avenidas Juan B. Justo y en las inmediaciones de la Plaza Serrano y Plaza Armenia. La zona es un circuito de moda, del arte y del buen comer. Se denomina Soho evocando el mítico distrito de New York SoHo, que al igual que su homólogo tiene alta propuestas de arte/diseño para complacer a todas las audiencias. 

Recomendamos: Don Julio (por su carne premiada internacionalmente), Temple Bar (por sus cervezas y su ambiente de pub), Duca (por los “apericenas” en su terraza rooftop), Cuervo (por lo grande de sus cafés a retirar por la ventana), Parque bar (por sus tragos de autor en un ambiente botánico), le Rêve (Por la perfección de sus platos y su onda retro chic).

Palermo Viejo

Entre las avenidas Córdoba y Santa Fe, desde Scalabrini Ortiz hasta Mario Bravo. Se lo llama así por sus casas bajas de épocas de antaño, las llamadas casa chorizo (construcciones del siglo XIX de una sola planta, con un pasillo lateral de acceso común al que dan una sucesión de habitaciones, desde el frente del predio hasta el corazón de la «manzana»). Palermo Viejo se caracteriza por una vida más “de barrio”, más residencial y por ahí más “auténtica” que la de sus vecinos Soho y Hollywood. Hasta se siente ahí la influencia de la vida bohemia de Villa Crespo.

Recomendamos: Nola (por su buena onda y sus cervezas artesanales), Opio (por sus curries en cazuelas picantes a medida del paladar), A nos amours (por su ambiente “Bistro à la française”), Gran Dabbang (por hacer viajar nuestros paladares por el mundo, siempre), Dársena (porque tomarse una cerveza en un container no pasa en cada rincón), Desarmadero (por sus cervezas artesanales y su terraza).

Las Cañitas, Pacífico y Nuevo

Las Cañitas : Entre las avenidas Luis María Campos, Olleros, Del Libertador y la calle Chenaut. La Calle Báez siendo el eje de la zona con muchas opciones nocturnas y gastronómicas. 

Palermo Nuevo : Ubicado entre las calles Santa Fe, Sarmiento, Del Libertador y ex-ferrocarril San Martín, está dominado por modernas torres residenciales y una ancha vereda con ciclovía.

Palermo Pacífico : Esta subzona abarca a lo largo de la Avenida Santa Fe desde Plaza Italia, el cruce con la Avenida Juan B. Justo y ciertas partes de la Avenida Luis María Campos.

Recomendamos: Fayer (por su cocina isreali de vanguardia), Las Pizarras (por su toque francés).

Botánico, Alto Palermo y Villa Freud

Palermo Botánico: En las inmediaciones del Jardín Botánico. 

Alto Palermo: Inicialmente concebido por el centro comercial de nombre homónimo, se extiende hasta Salguero entre las calles Charcas y Av. Las Heras.

Villa Freud: Denominado así, por la gran cantidad de consultorios psicoanalíticos que hay en la zona. También conocido como Palermo Sensible, Guadalupe o Alto. 

Recomendamos: Soler Vino Pizza (por su combinación sin falla entre pizzería romana y vinoteca)

Palermo Zoológico y los Bosques de Palermo

Es la zona más GREEN de Palermo, tiene una sumatoria de varios parques y espacios verdes con edificios altos y hasta coquetos dúplex donde (si son suertudos y viven al 7mo piso por adelante) se puede admirar 180 grados de verdor.

Palermo Zoológico : En las inmediaciones del Parque Zoológico, que desde 2019 se ha transformado en un Ecoparque interactivo, educativo y ambiental, ideal para los paseos domingueros en familia.

Los Bosques de Palermo: (oficialmente llamados “Parque Tres de Febrero”) Extendidos sobre unos 50 hectáreas, diseminados entre el club de golf, el campo de polo, el velódromo y los jardines de flores, son comúnmente designados como los pulmones de la ciudad, invadidos de gente los fines de semana. Además, desde hace algunos años, los bosques tienen su propio polo gastronómico: los llamados “Arcos de Palermo” o “Paseo de la Infanta” con un montón de opciones para comer y tomar, una tras otra, y con algunas de nuestras veredas favoritas de la ciudad.

Recomendamos: Mishiguene (por sus sabores judíos de alta gama), Birkin (por sus meriendas cancheras), Restaurante Jardin Japones (por la tranquilidad del lugar y lo pintoresco del paisaje)

Palermo Chico y Norte

Palermo Chico (también llamado Barrio Parque): Colindante por el sur con el barrio de Recoleta, está delimitado aproximadamente por la Avenida del Libertador, entre Tagle y Cavia, y las vías del ferrocarril. Es una de las zonas más cotizadas de la ciudad. Muy exclusiva. Ahí los petit hotel, las mega-mansiones y las embajadas son moneda corriente.

Palermo Norte : le sigue el paso a Palermo Chico, donde predominan los residentes de clases media-alta y alta.

Recomendamos: Casa Cavia (por su patio tan elegante), Farinelli (por sus desayunos y almuerzos saludable), Croque Madame (para sentirse en París un instante).

***

Conclusión : Palermo es exuberancia, es creatividad -la que marca tendencias- es vanguardismo y diversidad de género. En perpetua construcción, incesantemente en renovación, Palermo siempre crece. Él solo es el símbolo de la adaptabilidad que caracteriza la sociedad argentina, siempre capaz de reinventarse a pesar de la adversidad.

Salidas culturales al aire libre

Teatro
Photo by Kyle Head on Unsplash

Al aire libre, con el protocolo vigente, se puede disfrutar de eventos culturales. Les dejamos algunas ideas de salidas culturales: películas, teatro, bandas y lecturas. ¿Lo mejor? Todo gratis y pandemia friendly. 

Teatro

No sé ustedes pero el teatro presencial fue de las cosas que más me hicieron falta en el 2020. Estar ahí frente a los actores y sentirme parte de la obra es una sensación inigualable. Por suerte, ahora hay un par de opciones para revivir esa experiencia:

El Teatro Cervantes lanzó el ciclo El Cervantes en la Biblioteca, donde, de jueves a domingos hay obras en la explanada de la Biblioteca Nacional Mariano Moreno. La cartelera se renueva cada semana y las entradas se sacan online, los domingos a partir de las 12h (hay que apurarse porque se agotan enseguida). 

También, en el Recoleta está el ciclo Aire de teatro y en el Centro Cultural 25 de Mayo hay algunas obras en la terraza.

Cine

Si extrañan ver películas en la pantalla grande, te tiramos un par de ideas. En el Cultural San Martín hay proyecciones los sábados a la noche. La inscripción se hace el martes previo a la fecha de esa semana. También, en el 25 de Mayo, en el marco de Terrazas Lunáticas se proyectan pelis de cineastas argentinos. Las entradas se consiguen por Alternativa Teatral

Lecturas

El Centro Cultural de la Memoria Haroldo Conti retomó su evento Poesía en la terraza. Es el séptimo año del ciclo que combina poesía oral y música al aire libre.

De paso les tiro una opción más arriesgada (y paga): Mover la lengua, donde bailarines, performers y escritores se juntan para hacer un evento con la idea es “bailar textos”. (Sí, leyeron bien). Se hace en Que tren Club Cultural, en el barrio de Belgrano.

Música

Para los amantes de la música clásica, siguen las presentaciones del Instituto Superior de Arte del Teatro Colón, en jardines de museos de la ciudad. Las entradas se reservan una semana antes de cada función y hay que completar un formulario online. 

Y si prefieren una movida más moderna, en el Centro Cultural Recoleta hay muchas opciones de recitales en vivo en el marco del Cancionero de verano y Ciudad Emergente. Además, un plan genial para ir con amigos son los Atardeceres electrónicos, un evento en jardines de la ciudad con sets de DJs y (por supuesto) música electrónica.

Películas argentinas online: 7 nuevos estrenos

Película en casa
Photo by @jeshoots on Unsplash

Si te cansaste de Netflix y de las series en inglés, andá a Cine.Ar. Te recomendamos una selección de películas argentinas nuevas, algunas estrenadas el año pasado y otras en el 2021. Desde comedias y documentales hasta films del estilo coming of age y formatos experimentales. Hacía falta la pantalla grande, pero mientras tanto -por suerte- salieron conceptos en el streaming

Emilia: volviendo a casa

Es la historia de una mujer de treinta años que vuelve al pueblo de su infancia, en Río Negro, después de un fracaso amoroso en Buenos Aires. Se reencuentra con su familia y amigos y empieza (o intenta empezar) una nueva vida, llena de contradicciones, huidas y más problemas sentimentales. La peli se estrenó en el Festival de Rotterdam y tiene a Sofía Palomino como protagonista. 

Ver el tráiler de Emilia

Carroceros: un documental sobre un clásico argentino

Trata sobre el fanatismo que despertó Esperando la carroza, la película dirigida por Alejandro Doria en 1985 que se convirtió en un ícono nacional. Hay testimonios de los actores y de los productores del film, como Enrique Pinti,  Betiana Blum, Antonio Gasalla, Mónica Villa, Luis Brandoni y más. El foco, sin embargo, son los “carroceros”: los fanáticos comprometidos a fondo con la película de 1985 que cuentan sus experiencias, su devoción y cómo mantienen vivo el legado de un film que ya es de culto. 

Ver el tráiler de Carroceros

Las siamesas: de madres e hijas

Se estrenó a finales del año pasado, en el Festival de Cine de Mar del Plata. Es una road movie o “película de carretera”, dirigida por Paula Hernández, que cuenta el viaje de Stella (Valeria Lois) y su madre (Rita Cortese) por la Costa Atlántica argentina. Pero no viajan por placer: el padre de Stella -y esposo de Clota- murió recientemente y ambas se dedican a conocer los departamentos que Stella heredó. La relación entre ellas es tensa, asfixiante; el desprecio se mezcla con la dependencia y las heridas del pasado salen a la luz.

Ver el tráiler de Las siamesas

Manifiesto: ficción, historia y teatro

Con Ivan Moschner y Pompeyo Audivert, dos actores muy conocidos en el ámbito del teatro independiente argentino. Es la tercera película de Alejandro Rath. Los protagonistas conviven en una casa en el medio de la nada, en un pueblo costero, y ensayan. ¿Qué? No está muy claro. Uno hace de León Trotsky durante su exilio mexicano, y el otro, de André Bretón. Los actores imaginan un encuentro que nunca ocurrió: Trotsky le pide a Bretón que escriba un manifiesto para organizar a los artistas revolucionarios. 

Ver el tráiler de Manifiesto

Encontrados: un drama familiar

El protagonista es Franco, un joven que, luego de la muerte de su madre, emprende la búsqueda de su padre biológico. Pero el encuentro no sale cómo esperaba. El director, Diego Musiak, dice que el film es “una mirada al convencionalismo vacío y hueco de la apariencia”. Encontrados es una indagación crítica de la clase alta, un coming of age y un relato sobre la identidad, las relaciones y la familia. Los protagonistas son Nacho Gadano, Rocío Igarzábal y Nahuel Monasterio.

Ver el tráiler de Encontrados

El cadáver insepulto: entre el terror y la locura

Un thriller psicológico sobre un psiquiatra que se muda a la ciudad para escapar de las visiones extrañas de un pasado que no da respiro. Es una película donde las apariencias engañan; lo familiar se torna desconocido y lo siniestro acecha. Perversión, traumas y espiritismo. Actúan Mirta Busnelli, Héctor Alba y Demián Salomón; dirige Alejandro Cohen Arazi.

Ver el tráiler de El cadáver insepulto

Troperos: los gauchos del fin del mundo

Es un documental dirigido por Nicolás Detry que muestra el trabajo de un grupo de gauchos en un valle solitario del sur de la Patagonia. Los gauchos arrean ovejas y persiguen a los depredadores, atraviesan climas extremos y se dedican a una labor a punto de extinguirse. El film participó de muchos festivales internacionales y recibió varios premios, como el de “Mejor Ópera Prima” en el festival de Cataluña (Torelló Mountain Film Festival).

Ver el tráiler de Troperos

También les puede interesar:

El Horno de Medio Oriente, una panadería árabe fiel a sus raíces

Horno de Medio Oriente Baklava
Photo by @luckyhand2010 on pixabay

El barrio de San Cristóbal tradicionalmente dio hospedaje a inmigrantes sirios que llegaron a la Ciudad de Buenos Aires en busca de una vida mejor; algunos de los cuales comenzaron a abrir negocios en la zona. Tal es el caso de los bazares gastronómicos que hoy por hoy podemos seguir encontrando en los alrededores. Es en este contexto cultural que, en la esquina de Juan de Garay y Alberti, nace el Horno de Medio Oriente.

Esta panadería artesanal nos deleita con una impresionante variedad de comidas, tanto saladas como dulces, siempre manteniendo esa esencia de tradición familiar siria-libanesa que perdura de generación en generación hasta la actualidad.

Sin duda es una joya oculta del barrio de San Cristóbal que nos gustaría invitarlos a conocer a través de este artículo.

Algunas recomendaciones para degustar…

Por supuesto que es posible encontrar clásicos de la comida árabe, tales como shawarmas (de pollo y de carne), hummus, falafel, kebbes, entre otros. Sin embargo, lo que hace especial a esta panadería es que también ofrece ricos platos típicos que no suelen ser tan conocidos. Algunos de estos como el asabe (un arrollado de masa filo relleno de queso o de verdura), los yapraks o dolmas (arrolladitos de hojas de parra rellenos de arroz y carne), y ni hablar de la impresionante diversidad de sfijas (empanadas en forma de barquito).

Los amantes de lo dulce también se van a sentir muy a gusto, con una amplia oferta de dulces tradicionales. Muchos de estos dulces están hechos a base de masa filo, masa seca o masa kadaif y suelen incluir manzanas, nueces, almendras, pistachos o ricota; además usualmente están acompañados de un baño de almíbar. A su vez también recomendamos probar unos bombones de pétalos de rosas llamados lokum (de origen turco), y también el infaltable pan de dátiles.

Artesanías, infusiones y catering

Previo a la pandemia, el local contaba con mesas para degustar de sus productos; no obstante, recientemente, la panadería incorporó algunas mesas al exterior. De todas formas, es más recomendable pedir para llevar dado que éstas no son muchas.

Además de la rica comida mencionada anteriormente, es posible encontrar otros productos interesantes para comprar. Se ofrecen algunas artesanías típicas de la cultura árabe, como la shisha (tradicional pipa de Medio Oriente), tazas y distintas decoraciones. A su vez, también pueden conseguirse productos importados, así como también distintos blends de café arábigo, tés, e incluso couscous o pan de pita.

Asimismo, la panadería ofrece servicios de catering para distintos eventos, dentro de los cuales se incluyen menús personalizados y por supuesto, un servicio especial dedicado a shawarmas.

El Horno de Medio Oriente  
Av. Juan de Garay 2501 – San Cristóbal (abrir en Google Maps)
Tel: 4941-2189
Martes a sábado de 8h a 22h. Los domingos de 8h a 15h30. Lunes cerrado.
Precios: $ $

TOP 10: Los favoritos para un buen brunch

brunch buenos aires
Foto: Le Pain Quotidien

Brunch. La mezcla perfecta entre breakfast (desayuno) y lunch (almuerzo). Entre las 11 y las 15 horas, los hambrientos porteños copan las mesas en búsqueda de abundancia y variedad. Los platos van de lo dulce a lo salado e incluyen pancakes, yogurt con granola, panes integrales, bagels, salmón, jugo de frutas, infusiones calientes y hasta huevos revueltos, ¡hay de todo! Es el plan perfecto para el fin de semana. ¿Con ganas de “brunchear”? Sigue nuestra selección con las mejores opciones que ofrece la ciudad porteña.

Café Crespín 

En Villa Crespo, un amplio ventanal y simpáticas mesitas en la puerta llaman nuestra atención. Especialistas en pastelería americana, las opciones de brunch de Café Crespín son exquisitas. Los elegidos son las tostadas francesas con frutos rojos y los rolls de canela. Acompañados por un rico café, ¡es la mejor manera de empezar con energía el fin de semana! Los rumores dicen que también preparan los mejores huevos rancheros de la ciudad.

Ninina Bakery 

El lugar es muy concurrido el domingo, así que traten de llegar temprano para su brunch. Pancitos caseros, huevo o salmón, waffles con frutas frescas; simplemente exquisito. La transparencia y la frescura son la clave del lugar.

Oui Oui

Las dos sucursales de Oui Oui, una muy cerquita de la otra, ofrecen una selección de platos dulces y salados que se combinan a la perfección. Salmón, huevos revueltos, pancakes… Todos los clásicos los encontrarán en la carta, en cualquiera de los dos locales en el barrio de Palermo Hollywood.

Hierbabuena

A los «sureños» que viven en la zona de San Telmo les encantará la carta hiper-sana de Hierbabuena sobre la bonita avenida Caseros, que nace en el Parque Lezama. Nuestros favoritos son los jugos de frutas y la granola casera. ¡Para cucharear del frasco! Preparada con trigo sarraceno, almendras, castañas, semillas de zapallo, girasol, sésamo, lino, pasas de uva y cranberries; es súper proteica y no tiene gluten.

Cocu

En Palermo, la panadería-pastelería francesa también prepara su propio menú fijo de brunch, con un pain au chocolat, un croissant, tostadas y mermelada casera, un sándwich de salmón ahumado, una bebida caliente y un jugo o licuado. ¡La dosis justa de azúcar para darle arranque al fin de semana!

Café Adorado

En este pequeño restaurante ubicado en Palermo Hollywood alejado del bullicio, recomendamos los pancakes de dulce de leche acompañados con frutas son suculentos, así como sus alfajores de dulce de leche o Nutella. Una elección que se hace difícil cuando todo resulta tentador. Otro hit de la carta, los licuados de frutas de estación 100% naturales.

La Panadería de Pablo

Tras su mudanza a Olivos, la Panadería de Pablo incorporó una atractiva propuesta de brunch. Con una gran variedad de especialidades, se puede elegir y combinar entre lo salado y lo dulce. Huevos benedictinos con salsa holandesa, polenta grillada con chorizo y salsa de tomate, huevos rancheros con porotos, panceta, salsa de tomate y palta, muffins de arándanos, banana bread o carrot cake; son algunos de los manjares recomendados. ¡Un lujo de Zona Norte!

SALVAJE BAKERY

Como se esperaba del lugar, la propuesta de Salvaje Bakery es bien rock’n roll, lejos del brunch clásico. En Salvaje hablamos de chutney de duraznos y queso azul, crema de zanahoria y bondiola braseada. Pero el protagonista en medio de todos estos platitos para compartir es por supuesto la gran variedad de panes de masa madre que los acompañan (que sólo los panaderos de Salvaje tienen el secreto).

Le Pain Quotidien

Especialistas en panadería y pastelería artesanal, el brunch de Le Pain es una apuesta segura. Con sabores para todos los gustos, permiten compartir momentos con platos ricos y saludables que hacen bien. ¡Los panes y croissants son únicos! Servidos con mermeladas orgánicas, miel y y dulce de leche, se logra la combinación perfecta.

LA ALACENA

EL verdadero brunch italiano de Buenos Aires lo tiene La Alacena en forma de antipasti (salumicrostini, farinata), pastas frescas y alguna que otra delicia italianísima y fresca; y por supuesto café con leche y Aperol Spritz.

Ahora si, ¡ya tienen su fin de semana de brunch armado! Y una vez que hayan recorrido todos los lugares de nuestra selección, les proponemos que prueben, como extra, el brunch de Malvón Confitería y de Crisol.

También les puede interesar:

San Bernardo del Tuyú, hogar de playa y placer

Playa San Bernardo
Photo by Lucía Faraone

A 361 kilómetros de la Ciudad de Buenos Aires, una localidad junto al mar se asoma como una tranquila morada en donde respirar la frescura de la naturaleza es la ley primera. San Bernardo del Tuyú emerge como un clásico de la Costa Atlántica que le permite a quien sea descansar y disfrutar en medio de brisas marinas entremezcladas con el aroma de los frondosos pinos que acechan sus calles de cemento y de tierra. Definitivamente, un pueblo que nutre el cuerpo y la mente con solo una bocanada de aire. 

Si desean pasar un momento de calidad, que no queden dudas. Simplemente, lo que hay que hacer es acercarse a la manzana verde “San Juan Bosco”, que combina armoniosamente calma, recreación y naturaleza.  El sonido magistral de fondo que complementa esa escena es el de los pájaros apropiándose de las copas de los árboles. El efecto de su andar es casi mágico, como una especie de burbuja detenida en el tiempo. Además, se presta como una excelente locación para meditar por las mañanas y correr por la tardes. 

 En este espacio, relajarse y reencontrarse con uno mismo es casi como una norma. 

Algo análogo sucede en la Plaza de la Familia, el pulmón verde principal de la ciudad. El mismo es además el sitio elegido verano tras verano para llevar a cabo la Feria de Artesanías y alegres eventos de entretenimiento al aire libre como circos y payasos a la gorra. Por otro lado, si lo suyo es hacer piruetas en bicicleta, ¡esta puede ser su ubicación ideal! El terreno de la plaza, con sus pequeñas colinas asfaltadas, es el escenario ideal para realizar acrobacias sobre ruedas. Aunque se jacta de ser una localidad balnearia “tranquila”, lo cierto es que en San Bernardo del Tuyú también quepa lugar para hacer vibrar la adrenalina. Si aún tienen dudas al respecto, ¡pueden acercarse a las escuelas de surf sobre la playa para romper las olas un buen rato!

Hay también otras increíbles formas de mover el esqueleto en esta ciudad balnearia. Una infaltable es el recorrido por la Avenida Costanera, que se puede hacer tanto a pie como en bicicleta. Es una gran vía directa para llegar a Mar de Ajó, la localidad vecina de la Costa Atlántica ubicada a no más de 4 kilómetros.  De camino, una gran parada para sacar fotos es el Muelle de Mar de Ajó, célebre por ser uno de los más largos de Argentina con sus 270 metros aproximadamente. ¡Si se desvían del pavimento y descienden a la playa, lograrán una perfecta postal marina tomada desde abajo de la larga pasarela pesquera!

Una actividad sanbernardina ineludible es la visita a la playa, claro está. A diferencia de la de Villa Gesell, las distancias para llegar al mar son mucho más cortas. Aunque este hecho garantiza un fácil acceso a la zona, tomar mate sin preocuparse por ver en dónde quedarán las ojotas en momentos de crecidas del agua puede generar cierta inquietud. La buena noticia es que en San Bernardo abundan los balnearios con servicio de carpas que vienen geniales para días ventosos y de inestabilidad incalculable. 

Las compras por la calle principal, Chiozza, constituyen otra genial forma de pasar el tiempo en esta ciudad. Durante las noches de la temporada veraniega, peatones se apoderan de esta arteria vial cuyo corazón se extiende desde De La Reducción hasta Hernandarias. En esas cuadras, seguramente no pasarán desapercibidas las librerías con material de todos los tiempos, panaderías  y heladerías artesanales. Estas últimas abundan especialmente sobre la Avenida San Bernardo, la vía fundamental que conecta el Mar Argentino con la Ruta 11.

Pese a que por aquí no hay mucho para recorrer al estilo Mar del Plata o bien edificios culturales de renombre  para conocer, comer es una tarea que sí se puede cumplir satisfactoriamente en San Bernardo del Tuyú. Hay para todo tipo de antojos, y ¡posibilidad de saciarse a toda hora! Si quieren un buen asado, pueden pasar por El Gran Choripán. Esta parrilla familiar creció al ritmo de la localidad y ya es palabra santa por esos pagos en materia de carnes. Para almas pizzeras, la cita imperdible es en Don Corleone, cuyas especialidades también abarcan la fainá rellena y la empanada frita de lomo cortada a cuchillo. Si de dulces se trata, pasen por Trevia a comer un buen helado artesanal y llévense los “Bocaditos” regionales de Esturión para compartir en familia en su vuelta a casa. Y la lista podría seguir y seguir…

San Bernardo es un lugar donde el relax genuinamente se cumple a rajatabla. Los únicos horarios que importan en esta zona, son los de la salida y la puesta del sol. Para ver algo bien asombroso, no duden en acercarse a ver el amanecer en la playa. ¡Abrir los ojos temprano en la Costa Atlántica, puede tener su gran y hermosa recompensa! Una brisa marina y una imagen que en San Bernardo del Tuyú se transforman en una caricia para el alma. 

Cómo llegar

En auto: desde el centro de Buenos Aires, tomar la autopista a la ciudad de La Plata y desviarse por la  Ruta 2 una vez pasado el peaje de Hudson. Dirigirse por esa vía hasta el cruce de Ruta 63 en Dolores y . tomar la Ruta 11 hasta llegar a destino. Duración del viaje: 4h.

En bus: desde la Terminal de Retiro o de Dellepiane (en tiempos de COVID-19), salen micros a diario y a toda hora. Los mismos siguen protocolos para cuidarnos en período de pandemia. Duración del viaje: 5h.

12,646FansMe gusta
0SeguidoresSeguir
1,357SeguidoresSeguir