TOP : Los cafés con onda de oficina para trabajar o estudiar

cafés trabajar estudiar buenos aires
Foto: @eats.baires

Ya sea para importantes reuniones de negocios, para impresionar a un cliente, para adelantar un trabajo freelance mientras merendamos algo rico o simplemente porque se cayó el wifi del departamento: todos hemos necesitado alguna vez de un lugar tranquilo, acogedor y práctico para sentarnos a trabajar con la laptop. La cuestión es que, aunque la lista de cafés bonitos en la capital argentina es deslumbrante, no todos se prestan realmente para el rubro café-oficina. Si algo más que el Starbucks de la cuadra, miren estas recomendaciones.

Con ambiente literario

En Palermo hay dos imperdibles comenzando por Libros del Pasaje y su patio interior con wifi, además de su lindo café para tomar un rico cortado bajo estantes con libros de todo el mundo. Muy cerca, Borges 1975 tiene de todo: Hermosos estantes llenos de libros, meriendas y comidas a precios razonables, el Wifi funciona excelente… e incluso pueden disfrutar un poco de jazz en vivo si les llega la noche trabajando. También con un ambiente tranquilo para trabajar rodeado de libros es el café Balcarce dentro de la librería Ghandi, cerca de Plaza Armenia.

Con buen café

Es común ver el local de Full City Coffee House lleno de personas concentradas en el monitor y tecleando con furia mientras prueban uno de los mejores cafés de Buenos Aires (además tienen arriba un pequeño salón mucho más privado). En Recoleta, Ol’Days también ofrece un tazón de café gigante y comida saludable para cubrir todas las necesidades del nómada digital.

Con un entorno ideal

Una agradable sorpresa es Café Haus, escondido en un kiosco de la Av. Santa Fe. No sólo tienen excelente café colombiano, sino que todo el local está ambientado para poder trabajar y estudiar durante horas. All Saints no se queda atrás con uno de los mejores cafés de Buenos Aires y un pequeño salón superior en su local de Belgrano donde incluso se pueden improvisar reuniones de trabajo. Bilbo, en Villa Crespo, tiene incluso un sótano especial para poder sentir que están en su propia oficina. Santal en Belgrano tiene una pequeña sorpresa: un escritorio de oficina con una silla ergonómica súper cómoda, ¡sólo para el que llegue primero!

Los convenientes

Estos cafés pueden visitarlos para trabajar porque combinan una serie de factores convenientes: son franquicias, así que siempre van a encontrar uno cerca; tienen un menú variado para elegir; ofrecen combos de desayuno o merienda convenientes para no romper el chanchito; y tienen generalmente muchas mesas con enchufes y wifi. A saber: Green Eat, Café Martínez, Tostado y Crisol.

Uno bohemio

Varela Varelita no es el lugar más cómodo para trabajar; sin embargo siempre hay un montón de compus en abiertas en las mesas, incluyendo la mía. ¿Por qué? No sabemos bien. Quizás por la buena onda de los camareros que ya se saben tu nombre, o porque les van a dejar estar todo el día; o porque es divertido de vez en cuando mirar los personajes porteños que se pasean por allí. Lo pueden intentar al menos una vez.

Con aire de coworking

Café Flor es el único que combina deliberadamente todas las ventajas de una oficina con todas las ventajas de un café rico. Se trata de una mezcla única entre un pequeño espacio de coworking (con varios ambientes cómodos y equipados) y un café de especialidad. NOTA: se cobra por hora, y tienen café libre y buffet libre. También el local de Coffee Town cerca de plaza Serrano, está 100% pensado para trabajar o estudiar, y con su buen café ya reconocido desde siempre. Si no, pueden revisar directamente nuestro Top de Coworkings en Buenos Aires.

¡Feliz jornada!