Bilbo, un romántico café con blend (y carácter) propio

Foto : @emablom

En la zona menos explorada de Villa Crespo se encuentra Bilbo Café, una cafetería con mucha onda que inyecta nuevas energías a un barrio de casas bajas. Con una estética que recupera los años 50 con paredes blancas, plantas, detalles en tonos celeste y rosa pastel, Bilbo ganó un lugar en nuestro corazón.

Expertos en su arte, ofrecen un blend propio y exclusivo que fue elaborado en conjunto con Lab, logrando una bebida intensa de buen cuerpo con aromas tostados. Sea un espresso, cappuccino, macchiato o latte, en cualquier de sus formas, sacia la necesidad de cafeína con un producto de calidad hábilmente preparado en manos del barista. Y como no podía ser de otra manera, se suman a la tendencia del arte latte con creativos diseños.

También sirven café frio (cold brew), con agua tónica (iced tonic) y con helado (affogato). Hay para todos los gustos. Datos para tener en cuenta: el tazón se puede agrandar, ¡cuentan con leche de almendras! y se recomienda probar antes de endulzar.

En Bilbo no se trata solo de café. Cuentan con una variedad de desayunos, almuerzos, brunch, diversa pastelería y platos para una cena (no tan cena) que vale la pena probar. La carta recupera clásicos como la milanesa de pollo y la ensalada césar con una vuelta de tuerca. El avocado toast brilla por sus colores y cremosidad y el hot pastrami es un éxito asegurado. La hamburguesa vegetariana de lentejas con cebolla y morrón asado es un absoluto diez. Para los golosos, el alfajor de maicena y la torta de oreo están rellenos con cantidades industriales de dulce de leche.

Atendido por sus dueños y un grupo de ayudantes siempre sonrientes, todos transmiten buena energía. Se puede elegir entre la planta baja (mesas para dos o tres personas) o el subsuelo (livings y mesa comunitaria para co-working). La atmósfera invita a leer un libro, trabajar con la compu o disfrutar de largas charlas con amigos. La decoración fresca, repleta de luz y muebles vintage crean un pintoresco ambiente perfecto para desconectarse de la ruidosa ciudad.

¡Y lo mejor de todo es que en promedio el tiempo de espera es de 10 minutos como máximo! Alejado del poblado Palermo, se puede disfrutar de la tranquilidad de la zona y de su paisaje residencial. Otros cafés clásicos del barrio son MalvónCafé Crespín.

Bilbo Café
Belaustegui 804 – Villa Crespo
Martes a domingo de 8h a 21h
Tel: 011 2115-2016
Precios: $ $