Borges 1975, una librería para vivirla día y noche

Borges 1975
Foto: Julie Desbiolles (Buenos Aires Connect)

¿Quién dijo que todos los lugares consagrados a la literatura deben ser silenciosos, majestuosos e intimidantes? En todo caso, eso no pasa en Borges 1975: esta librería alberga un café, un bar, un restaurante, se arman talleres, exposiciones, recitales… La filosofía del lugar es estar abiertos a las artes, a las ideas y a todo estilo de vida: se puede trabajar con un submarino o pedir un Fernet entre amigos, ver un recital de jazz o comprar allí mismo un libro sobre la historia del cine argentino. O todo eso a la vez.

El dinamismo del lugar los atrapará inmediatamente­­­. Con música pop tranquila como fondo, se puede trabajar, charlar, preparar alguna clase o recital, leer… los libros iluminados delicadamente cubren todas las paredes y las mesas están decoradas con un collage de fotografías: escritores de todo el mundo vigilan el bar y Frida Kahlo supervisa todo desde arriba.

- Anuncio -

Se puede elegir el espacio y la actividad preferida. En el bar se puede charlar sobre algún libro, incluso trabajar o beber un trago; el patio es especial para airearse un poco y disfrutar del verde de las plantas y de su iluminación más tenue. En el fondo, el pequeño auditórium es por la noche escenario para grupos de jazz, conciertos clásicos, tango, cursos de teatro… Y en una sala en el piso superior se dan cursos de escritura, filosofía o se organizan encuentros literarios. En la librería encontrarán libros de ciencias humanas y sociales (filosofía, psicología, sociología…), arte y literatura.

En cuanto a bebidas, Borges 1975 propone pocas opciones pero muy buenas. La base café, té, submarino es sin duda lo más pedido y tentador y con precios razonables. Van a ver una variedad de cosas ricas para acompañar lo anterior a la hora de la merienda (brownie, cookies…) o aperitivos para picar con una cerveza, vino, whisky o algún cóctel. Un chef se ocupa de preparar tres o cuatro platos del día (pollo al horno, risottos…) al mediodía y a la noche. En resumen, la variedad está bien pensada para todos los momentos,  paladares y bolsillos. Un detalle no menor para trabajar: el Wi-Fi funciona muy bien.

El patio de Borges 1975 es ideal para aterrizar luego de un largo paseo por el Jardín Japonés. Y si aman los libros tanto como nosotros, aprovechen que están por la zona y dense una vuelta por Libros del Pasaje, un café-librería de ambiente más intimo.

Borges 1975
Jorge Luis Borges 1975 – Palermo
Tel: 011 3973-3624
De martes a sábado de 13h a 23h
(cierra más tarde cuando se organizan eventos nocturnos)
Precios: $ $