Oh No! Lulu, primer y único bar tiki de Buenos Aires

OH NO! LULU
Gaston Santamarina

Los tragos «tiki» tienen un estilo característico que va más allá de la decoración tropical. Buscan la combinación de múltiples sabores frutales y varias bebidas alcohólicas. Todos tienen una base de ron y un toque polinesio o hawaiano.

Hasta hace poco, para poder probar cócteles tiki había que buscarlos por las cartas de la ciudad, como el «Buenos Aires Zombie» o el «Monkey Tai» de Presidente Bar, el «Puente de los Suspiros» en Puerta del Inca  o el «Moi Bueno» en Brukbar. Por suerte, ya tenemos en la ciudad de la furia el primer bar 100% tiki: Oh No! Lulu en Villa Crespo. Antes lo más cercano era el Tiki Bar en Mar del Plata.

- Anuncio -

Aquí el ambiente es súper descontructurado, de hecho abre desde las 17h para aquellos que quieren tomar algo recién salidos de la oficina para cortar la jornada laboral antes de seguir con otro plan. Desde la entrada se siente otro ambiente bien distinto del de Buenos Aires. Luces rojas, muebles de mimbre, estatuas, una barra de bambú y una decoración bastante ecléctica que los transporta a otras latitudes.

La carta es bastante corta y estricta. Tiene precios muy amigables y platos para compartir. Todo el menú esta diseñado respetando el espíritu del lugar: El «Ba Bum Imperial» con noodles de arroz con vegetales, pickles, hierbas, langostinos, carnes marinadas y maní tostado en salsa especial; la «Flor de Cebolla» con cebolla blanca frita, muy crocante servida con salsa Lulu  (uno de los imperdibles del lugar). Muchos de los platos son para picar y compartir, con una explosión de sabores exóticos.

Los tragos son sugerentes. Muchas frutas tropicales, diferentes tipos de bebidas alcohólicas y presentaciones únicas: bienvenido a la verdadera coctelería tiki. Encontraran algunos tan originales como el «Shark», presentado en un vaso que reproduce al tiburón que a todos nos dio pánico de chicos; el «Zombie» que se sirve en una calavera y una de las mejores Piñas Coladas de la ciudad. Tiene un servicio muy rápido y preciso; es un placer verlos preparar cada trago y servirlo. Esa cercanía y comodidad es en lo que se basa la experiencia Oh No! Lulu.

Luego, si quieren ir un lugar de clásicos siempre pueden visitar el 878 o si lo que les atrae es más el rock y el punk pasar por Kinky Bar que siempre esta abierto cuando el resto de los lugares cierran. También Vico es una opción para los que gustan de una cena mas formal con vinos por copa.

Oh No! Lulu
Aráoz 1019 – Villa Crespo
De martes a sábado de 17h a 3h, domingo de 17h a 0h
Tel: 4774-4543
Precios: $ $

Leer, tomar, comer, reír, bailar, compartir... Me encanta conocer lugares nuevos, redescubrir los viejos y siempre sorprenderme con algo... "Viaje antes que destino "