Vico, paraíso del vino con tecnología de punta

Vico Buenos Aires
Foto: Facebook de Vico

La tendencia del vino por copa sigue creciendo en Buenos Aires. Tal es el caso de uno de sus bares más recientes: Vico. Ellos se caracterizan por poner la vara todavía mucho más alta: acá los clientes se sirven ellos mismos, y de esta manera, se inician con total autonomía en el maravilloso mundo de la enología.

Lo que destaca a Vico es su sistema de degustación de vino con tecnología de punta y su propuesta de autoservicio. Este bar cuenta con no menos de 140 etiquetas: desde el pequeño productor hasta los grands crus, colocados en WineEmotions, una suerte de mini-cavas acristaladas que actúan como dispensers de vino. Un sistema innovador que permite conservar los vinos, controlar las dosis y garantizar la temperatura ideal para cada cepa… En otras palabras, ¡El Rolls-Royce de los dispensers de vinos! El impacto visual que crea el dispositivo es real: una serie de vinos expuestos en vitrina, realzados tal como si fueran obras de arte, gracias al diseño de los distribuidores que es a la vez moderno y elegante y una iluminación individual que logra que las etiquetas se puedan leer perfectamente.

Una vez que llegamos a Vico, vemos como la fachada completamente acristalada impone una cierta modernidad. La combinación de una iluminación tenue, paredes vegetales y algunas mesas afuera crea una atmósfera muy cálida. Adentro ofrecen diferentes tipos de asientos: mesas altas, más descontracturadas, ubicadas en el centro de la sala y también en la primera fila para poder observar las botellas en las vitrinas. También podemos optar por sentarnos en las banquetas acolchonadas de terciopelo, donde la luz es más suave, creando un ambiente más íntimo. O por qué no acomodarse en la gran mesa comunitaria en el primer piso para compartir opiniones con otros aprendices del vino que serán sus vecinos por una noche.

Una vez bien instalados, nos darán una tarjeta magnética individual en la cual se cargan las consumiciones. Esta tarjeta es la llave maestra para poder servirse en el transcurso de la noche a su gusto, siguiendo las recomendaciones de los 5 sommeliers que circulan en la sala, siempre listos para ayudar a las almas perdidas entre las cepas, sus orígenes y sus denominaciones. Para servirse vino, sólo hace falta insertar la tarjeta en la máquina expendedora, elegir el vino y la medida deseada: 35ml (para mojar los labios), 75ml (medio vaso) o 150ml (el vaso). Sin dudas, este es un método practico para poder degustar toda la variedad de vinos que Vico tiene para ofrecer. Según Pablo Colina, sommelier y socio: “lo que buscamos es que los clientes se permitan explorar y salir de su zona de confort”. Por otro lado, es muy probable que conozcan a sus bodegueros o sus compañeros de degustación entre los clientes, ya que Vico se convirtió en un lugar de referencia entre la gente del medio.

La cocina es otra gran sorpresa. Si bien las tablas de queso y fiambre no decepcionan jamás a la hora de saborear unas buenas botellas, habría que estar loco para no dejarse tentar por los otros platos de la carta. ¡Los calamares rellenos son una locura! Sobre todo, lo que no se pueden perder es: el cordero braseado, con mini-ñoquis y queso Manchego y el corte de Wagyu con aligot y salsa criolla. Las porciones son chicas, ya que la idea es pedir varios platos para compartir y acompañarlos con una copa de vino diferente. Pueden culminar la velada con una crême brûlée de maíz muy original ¡una verdadera experiencia gustativa!

Después de pasar por Vico, pueden alargar la noche de vinitos encarando hacia La Cava Jufré, o regalarse un cocktail de risas yendo a ver una (o dos) obras de teatro en el Micro Teatro, que queda a tan sólo 200 metros.

Vico Wine Bar
Gurruchaga 1149 – Villa Crespo
Tel : 6402-5610
Honduras 5799 – Palermo Hollywood
Tel : 6402-1368
De martes a sábados, de 18h a 1h
Precio: $ $ $

*Traducción: Daniela Gambarotto

Leer, tomar, comer, reír, bailar, compartir... Me encanta conocer lugares nuevos, redescubrir los viejos y siempre sorprenderme con algo... "Viaje antes que destino "