Gratitude, felicidad a la carta

Si andan buscando un lugar para comer sano y escapar de la ruidosa vida citadina, o hemos encontramos para ustedes. En la avenida Dorrego, en esa zona indecisa entre Palermo y Colegiales, Gratitude es el paraíso de los vegetarianos y los yoguis. Su onda zen lo convierte en el lugar ideal para venir a relajarse.

Espacioso, iluminado y acogedor; les resultará imposible pasar por delante sin detenerse para echar un vistazo. La enorme vidriera del frente deja ver en el interior las altas paredes blancas decoradas con frases y citas, los bancos con almohadones y las hamacas en la entrada.

Una parte del espacio está consagrado a la venta de objetos de todo tipo: decoración (almohadones, plantas, velas…) y también libros e ingredientes de cocina como aceites vegetales o semillas. Y el resto del lugar, es para disfrutar de su comida.

Gratitude propone opciones vegetarianas y sanas. Por el lado salado, encontramos ensaladas, hamburguesas, sándwiches, wraps y pastas. Por supuesto que los ingredientes que abundan son las verduras (obviamente), diferentes tipos de quesos (gruyere, brie, camembert, parmesano…), o legumbres y hortalizas (lentejas, garbanzos, quinoa, cereales…). Les recomendamos el sándwich “Soy Pureza” (brie, cebollas caramelizadas, tapenade, albahaca) y el bagel “Soy Único” (salmón, pepino, lechuga, tomate y queso).

Para endulzarse con un rico postre, pueden probar los deliciosos bowls de yogur helado acompañados de granola casera, saborear unos ricos waffles de fruta o las exquisiteces pasteleras (Brownie, Crumble, Carrot Cake…). Y para tomar algo, elijan entre un montón de infusiones de todo tipo o pídanse un smoothie, licuado o jugo. La limonada menta-jengibre nos cautivó especialmente. Y si prefieren agregar algo de alcohol, tienen al alcance una buena variedad de bebidas, sobre todo cerveza artesanal.

El menú de Gratitude es para todo público, y cualquiera sea el momento del día, podrán ir a desayunar, almorzar, merendar o cenar –pero en este caso, bastante tempranito porque a las 21h cierra.

Gratitude es más que un simple restaurante: con sus platos, su decoración, su ambiente, el lugar transmite su filosofía de disfrutar el momento presente – y más que nada apreciar las cosas simples. Saldrán con la panza llena, felices y relajados.

A pocos metros de ahí, sobre la misma vereda, no se pierdan el inmenso graffiti de Frida Kahlo. Si quieren cambiar un poco el ambiente pero sin salir del barrio, la cita es en Tutti I Fiocchi. Y si prefieren caminar y recorrer, aprovechen que ahí nomás se encuentra el Mercado de pulgas.

Gratitude
Av. Dorrego 1771- Palermo Hollywood
Tel: 4890-8683

De lunes a sábado de 8h30 a 21h
Precios: $ $

Traducción de Agustina Pasqualini

Pauline Escobarhttps://paulinescobar.wordpress.com/
Apprentie expat', voyageuse dans l’âme, écrivain en herbe et dessinatrice de cartes à mes heures perdues.
12,683FansMe gusta
10,676SeguidoresSeguir
1,476SeguidoresSeguir

QUÉ HACEMOS ESTE FINDE?

Recibí los mejores planes para el finde directo en tu mail!