La Paternal, el motor porteño de las pasiones

La Paternal
Foto: Lucía Faraone

A simple vista, La Paternal es un barrio que pasa desapercibido. Lo cierto es que una pequeña superficie y un fuerte carácter residencial, convierten a este vecindario de Buenos Aires en un sitio que pasa casi inadvertido. Sin embargo, no existe forma de recorrer La Paternal sin llevarse sorpresas: es un motor porteño de las pasiones futbolera, fierrera y gastronómica. 

La casa de Maradona

El punto icónico indiscutible de la zona, es el Estadio Diego Armando Maradona. Lo curioso y poco sabido es que en realidad este lugar no pertenece a La Paternal sino al barrio Villa Santa Rita ¡solo por una cuadra de distancia respecto del límite! De todas formas, nada importa este dato cuando de pasiones se trata. Estas tiñen todas las paredes de los barrios contiguos de blanco y rojo, los colores oficiales del club local de “La Pater”, Argentinos Jrs. Aún más, algo que siempre llama la atención del distrito, es que los hinchas se hacen notar. No habrá vez que visiten el vecindario y vean menos de tres personas con la vestimenta oficial del cuadro. ¡Los invito a que paseen por sus tranquilas calles y hagan la prueba ustedes mismos!

- Anuncio -

Otro sitio paradigmático de la zona es “La Casa de D10s”. Gracias al reconocimiento gubernamental y a un trabajo de puesta en valor, hoy es posible acceder a este santuario que homenajea a Diego Maradona. Para conocer más detalles de la vida del “10”, pueden acercarse a este punto a pocas cuadras del estadio que lleva su nombre. Además de retratar la fachada del lugar que supo ser su hogar en los inicios de su trayectoria profesional, aquí podrán entrometerse en lo que fue su estilo de vida hacia sus comienzos como futbolista de la primera división. 

La Isla de la Paternal

El espacio verde de La Pater podrá ser reducido pero es lindo para disfrutar junto a sus queridas mascotas. Al costado de la vía del Ferrocarril Urquiza, a metros de la Estación Arata, se halla “La Isla de la Paternal”. Aquí encontrarán un simpático predio para que sus amigos peludos se diviertan y ejerciten sus patitas. Aún más, hallarán fuentes de agua que lo transforman en un refrescante sitio en días de verano. En días de invierno, también hallarán consuelo en este sector, pues gracias a la carencia de edificios alrededor del parque, el sol logra calentarlo durante gran parte del día.

Gastronomía por explorar

La Paternal cuenta además con grandes tradiciones culinarias bajo su manga. ¡Que su fisonomía no los engañe! ¡Esta zona también conquista paladares! A pesar de que Torino Norte es reconocido por sus deliciosas variedades de pizzas, es necesario decir que su ubicación también le da un toque mágico a este establecimiento gastronómico monumental. Sin ir más lejos, se halla estratégicamente en la intersección de las avenidas San Martín y Juan B Justo, que es uno de los accesos al barrio más importantes. Un sitio un poco más oculto pero no por eso con menos personalidad, es MN Santa Inés. Se trata de un restaurante a puertas cerradas que promete una excelente fusión de comida casera con una pizca bien gourmet.

San Martín y Warnes: epicentro cuatro-ruedas

La faceta deportiva es solo una cara de La Paternal. Este es un barrio bien de oficios. Es cierto que sobre la Avenida San Martín, la cual parte al barrio desigualmente en dos, podrán encontrar un importante centro comercial a cielo abierto. No obstante, el fuerte del vecindario son los negocios a puertas cerradas y los profesionales dedicados a los arreglos de electricidad, a la logística y a la distribución de insumos para oficinas, por mencionar solo algunos rubros. Mención especial merece el mundo automovilístico, pues La Paternal tiene una esencia bastante fierrera. Aquí encontrarán muchos talleres mecánicos y casas de venta de repuestos. ¡Ni que hablar de su abundancia sobre la Avenida Warnes, reconocida por doquier por ser un importante centro de autopartes y de repuestos para motos.

¡En La Paternal siempre encontrarán algo que los inspire a volver!

FICHA DE IDENTIDAD

El barrio en tres palabras: silencioso (cuando no hay partido), antiguo, modesto.
Lo destacado: El estadio Diego Armando Maradona y la casa de Maradona 
Nuestros restaurantes preferidos: Torino Norte, Gino (¡probar torta de ricota!) y  Chichilo, la cantina de Maradona
Nuestros bares/cafés preferidos: Café de los Patriotas.
Nuestros flechazos:  su pasión futbolera y su espíritu sosegado

Una astronauta que explora incansablemente el universo que la rodea. Tengo un máster en observación e imaginación. Una eterna estudiante y aprendiz de la vida. (En dos palabras, "soy comunicadora").