Rondinella, cantina con el encanto de otra época

rondinella
Foto: Natalia (Buenos Aires Connect)

Rondinella es un pedacito del pasado que sobrevivió a la ola de cocina gourmet y se mantuvo como una alternativa de comida porteña muy parecida a la que nos preparaban nuestras abuelas. Hasta el interior es fiel a la estética de otros tiempos y no es un lugar turístico. Los platos son muy sabrosos y abundantes. Además, por su ubicación entre Palermo, Colegiales y Chacarita) de la cantina es muy cómodo salir a tomar algo después de la cena.

En la Cantina Rondinella los clientes llegan y saludan a los meseros como si fuesen todos viejos amigos de la juventud, cualquier buen porteño tiene recuerdos de haber ido a comer a Rondinella de chico. Es muy popular y es recomendable llegar temprano o reservar porque siempre se llena. Todas las mesas están preparadas con manteles blancos, paneras llenas de pan ¡y la manteca llega al sentarse! 

El menú tiene algunas opciones de platos del día y después opciones infinitas de platos de bodegón con carne, pollo, pescado y también un amplio menú de pastas caseras. Las entradas también son clásicas, recomendamos especialmente la mayonesa de ave o los morrones asados. Para los más excéntricos hay opciones más extravagantes como ranas asadas.   

Cuando el lugar está lleno da la sensación de estar en un gran comedor familiar, llena de gente conocida, los meseros siempre son muy amables y muchas veces también cómicos. Para el final de la cena hay una carta de postres completísima, recomendamos el flan casero con dulce de leche y crema. Y para cerrar la velada hay rico limoncello. Ideal para después de pasear por el Mercado de Las Pulgas.

Cantina Rondinella
Av. Álvarez Thomas 12–  Colegiales
Tel: 4775-6216
De lunes a domingo de 12h a 15h y de 20h a 1h
Precios: $ $ $