TOP 10: ¿Dónde comer las mejores empanadas?

Como acompañamiento de la pizza, como entrada de la parrilla, como opción rápida al paso… vemos las empanadas en todos lados pero no estamos acostumbrados a valorarlas como un plato contundente. Sin embargo, en Buenos Aires Connect nos atrevemos a darle a estas tradicionales masas rellenas el momento de protagonismo que merecen.

Curiosamente, cada quien asegura conocer el lugar donde venden “las mejores” empanadas del barrio sin aceptar competencia y sin miedo a equivocarse, aquí un humilde resumen de nuestras recomendaciones (pero sabemos que en el fondo todos ustedes tienen razón, ¡porque todas son buenas!).

Habría que comenzar mencionando a la autoproclamada “reina de las empanadas”: La Americana ha mantenido el trono con sus generosas empanadas de carne picante que pueden ser al horno o fritas. Pero tiene un rival en el mismo centro: las de ciruela, panceta y queso de La Morada, que propone un deleite agridulce en medio de un museo retro con curiosa decoración de botellas, carteles antiguos y muñecos de colección.

En Recoleta se concentra el culto a la empanada. En La Cocina hay que probar sin falta la “pikachú” con queso, cebolla y salsa picante especial o la de jamón con ricotta. En el mismo paseo podemos pedir sin remordimiento una frita de carne en El Sanjuanino, de reputación histórica en la ciudad. Y ya que estamos, pasamos por La Querencia a experimentar sus originales sabores, por ejemplo la “del tambo” con siete tipos de queso y ciboullete, o la de jamón y queso con un toque de azúcar quemada.

A los que no les importa el tamaño sino el encanto, deberían probar las empanadas del Fortín Salteño en el barrio de Núñez. Sus seguidores exaltan el estilo 100% salteño con una masa ligeramente hojaldrada y recomiendan probar la de atún y la de pollo. Moonay tiene 9 sabores para todos los paladares: carne, carne picante, pollo, pollo picante, jamón y queso, cebolla y queso, verdura, humita, ”del campo”. ¿Qué las hace diferente? Una receta deliciosa, creada por la Campeona Nacional de la Empanada en 2017, Valeria Velázquez.

Por supuesto no podemos dejar de alabar las fabulosas canastitas de La Fachada. Su masa fresca y calentita reboza con ambiciosos rellenos como brócoli con queso, tomates secos y rúcula, o roquefort y nuez (aunque las mejores siguen siendo las tradicionales de carne picante o queso y cebolla). En Palermo, le hacen competencia La Casita de Tucumán, donde recomendamos la especialidad de la casa con jamón, queso, tomate y cebolla o la de fugazzetta (todo muy artesanal) y también Ña Serapia, con empanadas salteñas muy grandes y muy rellenas que generan fanatismo entre sus clientes.

Como un bonus, y para cerrar siempre con un postrecito, pasen a probar la rica empanada de dulce de leche en Cumaná.

Foto: Evaly Contreras (Empanadas de La Fachada)