CIRCUITO: Barracas + La Boca, paseo histórico por el sur

Proponemos un recorrido con varias paradas entre el barrio de Barracas y el barrio de La Boca en Buenos Aires.

_______________________________________________________________

Punto de partida: Iglesia Santa Felicitas, en Isabel la Católica y Pinzón

Punto de llegada: Usina del Arte, en Agustín Caffarena y Pedro de Mendoza

Lo que pueden esperar: Dos barrios portuarios donde las fábricas, barracas y astilleros se entremezclan con arte callejero, casas modestas y conventillos (algunos reconvertidos y otros abandonados). Un recorrido único, fruto de la historia y las transformaciones culturales, que conserva casi intacta su esencia. 

A tener en cuenta

  • Se recomienda andar de día y con precaución, respetando el circuito para evitar zonas peligrosas. 
  • Evitar la zona cuando hay partido en La Bombonera.
  • Los días hábiles y sábados encontrarán más actividad que los domingos. 
  • Tener en cuenta previamente las actividades que requieren reserva, así como sus horarios.
  • Es un circuito extenso con posibilidad de realizar varias pausas. Recomiendo empezar temprano y llevar calzado cómodo. 
  • El circuito no está pensado en términos de tiempo, pueden dividirlo en varios paseos o saltarse las paradas que no les llaman la atención. ¡Algunos se las ingeniarán para hacerlo en un día!
  • Si no quieren caminar, pueden tomar colectivos para llegar de un punto a otro. La app o web de Cómo llego les ayudará en ese aspecto.

Colectivos del recorrido: 20, 22, 25, 29, 70, 79

ITINERARIO

mapa

Acá tienen un mapa interactivo Circuito Barracas – La Boca

    1. Iglesia Santa Felicitas. Empezamos conociendo una de las iglesias más renombradas de Buenos Aires, fruto de una trágica historia de amor y despecho que llevó a su construcción en 1875 (la leyenda entera acá). Actualmente, pueden realizarse diversas visitas guiadas al templo escondido, inspirado en el santuario francés de Lourdes, y a los túneles que sirvieron como un comedor para los desprotegidos a principios del siglo XX.
    2. Pasaje Lanín. En el año 2001, 40 fachadas de la calle Lanín fueron intervenidas con coloridos mosaicos por el artista Marino Santa María, generando un museo al aire libre potenciado por el ambiente ferroviario. Sobre la misma calle, llegando a Suarez, otros elementos que llaman la atención: Barracas Central, una antigua hilandería que fue transformada en un edificio de lofts y el bello edificio del Ejército de la Salvación. 
    3. Parada con ilusión óptica. Sobre la calle José A. S. Feijóo 700, a metros del Pasaje Lanín, se encuentra un edificio estilo Art Nouveau que tiene la peculiaridad de, según el ángulo desde donde se mire, desaparecer virtualmente en el espacio, haciéndolo parecer parte de la escenografía de una película.  
    4. Barrio Monseñor Espinosa. Una postal de Barracas es este conjunto de casas de 1923 que resalta en el barrio por su frondoso arbolado y sus construcciones originales bien conservadas. Similar al Barrio Los Andes en Chacarita, Monseñor Espinosa fue diseñado como complejo de viviendas accesibles a trabajadores, con el objetivo de revitalizar el barrio.
    5. Barrio Ferroviario. También conocido como el Barrio Colonia Solá, es un conjunto de casas estilo inglés que parece salido de los suburbios de Londres. Fue construido en 1889 para los trabajadores del Ferrocarril del Sud. Si bien hoy se encuentra muy deteriorado, todo el conjunto es muy pintoresco y completamente singular en Buenos Aires. ¡Vale la pena conocerlo! 
    6. Basílica del Sagrado Corazón de Jesús. Desde el pequeño lago ubicado en el parque es posible lograr un hermoso encuadre de la basílica, no muy conocida por el turismo en Buenos Aires. Esta imponente basílica data de fines del siglo XIX y fue construida por la familia terrateniente Pereyra Iraola, en lo que en ese momento era un campo de alfalfa. 
    7. Bodegón Los Laureles.  Desde 1893 esta esquina de la Avenida Iriarte es conocida por ser un templo del tango, durante años habitué de muchos referentes musicales. Allí pueden degustar platos típicos en un ambiente completamente atemporal. Consulten por la programación, porque por las noches acá se arma la milonga.
    8. La antigua Estación Hipólito Yrigoyen. El empedrado gastado de la calle Juan Darquier, el antiguo edificio de la estación, con su contemporáneas fachadas circundantes y los faroles hacen que parezca una escenografía de una película del viejo Buenos Aires. También van a pasar por la centenaria Farmacia Iriarte, en la esquina con la calle San Antonio, y verán un par de postales típicas del barrio: la Logia Masónica “Los Hijos del Trabajo” con su exótica fachada y la Iglesia Santa Isabel, rodeada de murales. 
    9. Centro Metropolitano de Diseño (CMD). El centro de diseño más grande de Latinoamérica, antes perteneciente al Mercado del Pescado de 1934 a 1983. En el rediseño del edificio se mantuvieron los pisos, fachada y estructura del mercado, conviviendo armoniosamente con sus modernas salas de conferencias, aulas y talleres. Allí se imparten de forma gratuita diferentes charlas, y formaciones relacionadas con el diseño y la tecnología.
    10. Bar El Progreso. Seguimos por Vieytes hasta la calle California. Por este camino verán un gran edificio de colores que corresponde al Central Park, un hotel industrial que alberga más de 120 empresas y ateliers de artistas. Allí funcionaba en 1889 una fábrica de fósforos. Al llegar a Montes de Oca se encuentra nuestra última parada en Barracas: El Progreso. Este bar notable funciona desde 1942 y parece detenido en el tiempo, tanto su edificio como su decoración típica porteña. Una linda parada para tomar un cafecito.  
    11. Colón Fábrica. Pueden recorrer o hacer una visita guiada para conocer las impresionantes producciones del Teatro Colón, el más importante de Argentina (y uno de los más importantes del mundo). 
    12. Fundación Proa. Este moderno centro de arte es uno de los más importantes de Buenos Aires y ofrece muestras de los grandes movimientos artísticos vanguardistas del siglo XX de todo el mundo (Duchamp, Giacometti, Malevich y Ai WeiWei, entre otros). Además tiene una interesante librería de arte y un bar con una excelente vista. 
    13. Museo Quinquela Martin. No puede obviarse esta parada debido a la importancia que tuvo el artista Benito Quinquela Martin para el barrio de La Boca. El museo ofrece una agenda con variadas muestras y actividades, entre ellas una visita guiada los sábados y domingos.
    14. Caminito. Este callejón peatonal es uno de los puntos más fotografiados del mundo. Es un emblema del barrio y un museo a cielo abierto, ideado por el pintor Quinquela Martin. A pesar que actualmente se encuentra invadido por productos para turistas, es posible vivenciar allí el auténtico espíritu del lugar. 
    15. La Bombonera. Otro de los puntos más representativos de La Boca es el estadio de fútbol que vio jugar a Diego Maradona. Este edificio inaugurado en 1940 genera un gran impacto visual en el barrio, por su tamaño y sus llamativos colores. Allí funciona también el Museo de la Pasión Boquense, que ofrece visitas guiadas y tours por el estadio. Una visita imperdible para los fanáticos del fútbol.   
    16. Usina del Arte. Y llegamos a nuestra parada final, no sin antes pasar por una serie de calles bien auténticas del barrio, donde se entremezclan viejos edificios que nos hacen soñar con otras épocas. La Usina del Arte era una vieja usina eléctrica de la compañía Ítalo Argentina. Hoy funciona como un importante centro cultural, con una amplia agenda de música, danza, artes visuales y gastronomía (entre otras cosas) con entrada libre y gratuita. 

Extras y curiosidades

  • La Avenida Patricios divide los dos barrios de nuestro recorrido. Allí, en la esquina Olavarría se encuentran dos hermosos edificios que pertenecían a la famosa fábrica Alpargatas. 
  • En 1871, la zona sur fue sacudida por la fiebre amarilla, cobrándose una gran proporción de muertos y enfermos. Es por esto que las clases pudientes (sobre todo en Barracas) huyeron a la zona norte, dejando abandonadas sus casonas y mansiones.
  • Sobre la avenida Montes de Oca (actualmente funciona un centro médico), vivía el terrateniente Eustaquio Díaz Vélez, que guardaba leones en jaulas. La noche que su hija anunciaba su compromiso, se dice que misteriosamente una jaula quedó mal cerrada y uno de los leones se abalanzó sobre el novio terminando con su vida al instante.  
  • La Boca fue testigo de la ola de inmigrantes que a principios del siglo XIX desembarcó en este barrio. Aún se respira el recuerdo de las mezclas culturales y el arrabal porteño, que fueron claves en la aparición de la música del tango
  • Por cierto, La Boca es el nombre que se le dió al barrio por ser la entrada (la boca) del Riachuelo. Notarán por el barrio que muchas veredas son tan altas que tienen escalones para subir. Esto se debe a las frecuentes inundaciones que sufrían sus calles.
  • Quinquela Martin cambió la historia de La Boca, convirtiéndola en el lugar colorido que hoy conocemos. Su amor por el barrio lo llevó a diseñar un polo de desarrollo cultural para promover el arte, la educación y la cultura en el barrio. 
  • A unas cuadras de La Usina del Arte, sobre la avenida Alte. Brown, se encuentra la llamada “Torre del Fantasma”, con forma de castillo y con estética catalana. Pueden leer su trágica historia aquí

Opciones para merendar o desayunar:
En Barracas: Bar El Progreso, Bar social Café y Al Paso
En La Boca: Café Roma

Opciones para almorzar o cenar:
En Barracas: Pizzería Los Campeones, El Puentecito
En La Boca: Pizzería Banchero, Bodegón La Buena Medida, El Obrero

Opciones para tomar algo:
En Barracas: Terremoto Bar, Los Laureles
En La Boca: Los Petersen – Proa, El Estaño Bar

Caro Janeiro
Diseñadora oriunda de Buenos Aires. Fotógrafa y dibujante aficionada. Me encanta recorrer la ciudad con ojos de viajera, retratando y registrando cada cosa que voy descubriendo a mi camino para compartir con el mundo.
12,726FansMe gusta
11,770SeguidoresSeguir
1,505SeguidoresSeguir

¿QUÉ HACEMOS ESTE FINDE?

Recibí los mejores planes para el finde directo en tu mail!