Reserva de Vicente López, santuario ecológico minimalista

Reserva Ecológica de Vicente López

Con apenas dos hectáreas de superficie, la reserva de Vicente López es una de las reservas ecológicas más pequeñas del mundo. La misma está situada en el paseo ribereño del barrio de La Lucila, en la Zona Norte de Buenos Aires, entre el Tren de la Costa y el Río de la Plata.

No obstante su pequeño tamaño, el parque cuenta con un variado registro de especies de animales y vegetales nativos de la original selva ribereña platense, que lo convierten en uno de los principales focos de biodiversidad e interés científico de toda el área metropolitana de Buenos Aires. Para facilitar la educación ambiental, posee un centro de interpretación, donde se exponen especies taxidermizadas del área.

- Anuncio -

El diseño de la reserva es simple y minimalista: cuenta con una laguna central, un sendero que la rodea y un puente colgante construido en madera, que la cruza. También tiene un alto mangrullo, que permite contemplar vistas, tanto hacia la laguna como hacia el río y la ciudad de Buenos Aires. La idea es representar, a modo de muestra educativa, cada uno de los ecosistemas que originalmente poseía el municipio, recreándolos con sus especies características mediante la técnica de restauración ambiental: cada árbol, arbusto, enredadera o hierba se planta a partir de ejemplares generados desde semilla en el propio vivero de la reserva.

Al momento de la fundación de Buenos Aires, la mayor parte de la superficie actualmente protegida estaba ocupada por el Río de la Plata. Con el tiempo, fueron acumulándose los sedimentos sobre los que se erigió este ecosistema relíctico de selva marginal. El mismo se había formado dentro del predio de la Escuela Lincoln, con la que en 1993 la Municipalidad de Vicente López firmó un convenio de colaboración recíproca. Diez años antes, el naturalista Ricardo Barbetti había logrado que el terreno sea legalmente declarado como una reserva biológica a perpetuidad.

La visita puede complementarse con una caminata por el paseo ribereño, compuesto por 350 metros de frente costero con césped, árboles nativos, juegos para niños, bancos y mesas, para hacer picnic, matear o simplemente tomar sol. Allí es posible observar el último juncal del municipio de Vicente López, sobre el que se formó la Reserva. El mismo cumple la función de barrera rompeolas que protege a la costa de las embestidas del río durante las tormentas. Sus tallos retienen el sedimento fino disuelto en las aguas, que va formando luego el suelo firme mediante el mismo proceso a través del que se formaron las islas del Delta, en Tigre.

Reserva Ecológica de Vicente López
Av. Paraná y Río de la Plata – La Lucila
Tel: 4513-9858
Todos los días de 9h a 17h.
Gratis

Foto: Emiliano Horcada