Los Mejores Planes de la Capital Argentina

Puerto Madero, el barrio resucitado

Article
Line Spacing+- AFont Size+- Print This Article
Puerto Madero, el barrio resucitado
Related Articles

Anteriormente el lugar albergaba dársenas y depósitos, hoy y desde principios de los años 90, Puerto Madero representa la renovación y expansión. Símbolo de una Argentina que quiere seguir marcando tendencia, próspera y ultra moderna, mientras caminamos por los diques y cruzamos el Puente de la Mujer, nos invade una sensación como si estuviéramos en Chicago, en el Mare Magnum de Barcelona o paseando por el Támesis en Londres.

Ubicado cerca del Microcentro, de San Telmo y de la Boca, Puerto Madero se alinea más en la onda elegante y exclusiva de Las Cañitas y de Palermo. Se constituyó en los últimos años como un polo gastronómico en medio de los rascacielos de multinacionales, de las embajadas que se mudaron de Recoleta y de los antiguos depósitos revestidos de ladrillos rojos que fueron reciclados para dar lugar a loft e incluso una de las sedes de la Universidad Católica Argentina.

El barrio debe su nombre a Eduardo Madero, responsable del proyecto de organización de la infraestructura de la zona durante la presidencia de Julio Argentino Roca, época en la que el Río de la Plata llegaba hasta la antigua Aduana Taylor (actualmente sede del Museo del Bicentenario detrás de la Casa Rosada). En ese entonces, los barcos debían acostar lejos de la orilla, desembarcando pasajeros y mercadería por medio de un sistema de lanchones. El proyecto apuntaba a una prolongación artificial de la ciudad sobre el río para solucionar estos inconvenientes.

Si de comer se trata: es imposible no pasar por la excelente cadena Siga la Vaca, una parrilla para marcar en el mapa como preferida (aunque la supere La Cabaña, impresionante con sus increíbles porciones de carne tierna y papas soufflés), luego pasamos por La Madeleine, una cantina versión “chic” o incluso por La Lupita, un restaurante mexicano muy agradable a orillas del canal, al igual que DF.

Es el lugar ideal para salir a pasear el finde. Al caer la noche, el barrio no pierde su encanto. De día la reserva ecológica, detrás de la Costanera Sur es uno de los principales atractivos del lugar. También es la sede de dos lugares faros en la cultura porteña: la Colección Fortabat y el Faena Arts Center. Recomendamos también el recientemente inaugurado, (desde mediados del 2012) el Museo del Humor (el MuHu), ubicado en la antigua Cervecería Munich. Y no se pierdan la visita a la Fragata Presidente Sarmiento, antigua fragata-escuela de la marina que dio varias vueltas al mundo durante cuarenta años en el siglo XX. Y los domingos al caer el sol, nada mejor que prepararse para culminar la semana al ritmo de la bachata y de la salsa al aire libre con el Malecón.

Dato curioso: todos los nombres de las calles pertenecen a mujeres ilustres latinoamericanas. Tranquilamente pueden combinar dos barrios con el recorrido por Puerto Madero y de San Telmo.

FICHA DE IDENTIDAD:

El barrio en pocas palabras: modernidad, rascacielos, río
Lo destacado: El río y el puente de la mujer, la Fragata Sarmiento y la Reserva de Costanera Sur.
Nuestros restaurantes favoritos: La Cabaña (por sus increíbles porciones de carne tierna y papas soufflés), DF (mexicano)
Nuestros bares/cafés preferidos: Ol’Days (una perla rara de los cafés bonairenses) y para bailar nos vamos a El Malecón.
Nuestros flechazos: Su atmósfera próspera y ultra-moderna, que nos hace sentir en Chicago mientras caminamos por el río.

 

Foto: Evaly Contreras

Article

Puerto Madero

La Parolaccia, la vera pasta italiana y frutos de mar

La Parolaccia, la vera pasta italiana y frutos de mar

La Parolaccia es el nombre de varios restaurantes de cocina italiana muy apreciados en Buenos Aires por sus excelentes pastas y no precisamente por el nombre del lugar que significa: [...]

-->