Colonia Carlos Pellegrini, la puerta de entrada a los Esteros del Iberá

Una guía para descubrir la Colonia Carlos Pellegrini en la provincia de Corrientes y los esplendores de la reserva natural de los Esteros del Iberá.


Lagunas resplandecientes, impactantes puestas de sol, fauna extremadamente diversa y una vegetación exuberante: la reserva natural de los Esteros del Iberá es un paraíso poco conocido del paisaje argentino.

Ubicado en la provincia de Corrientes, este oasis sigue siendo un secreto bien guardado, alejado de las multitudes. El encantador pueblo de Colonia Carlos Pellegrini ofrece un acceso privilegiado para explorar esta fascinante naturaleza salvaje. Es el destino perfecto para un fin de semana largo desde Buenos Aires, o para prolongar las vacaciones después de un paseo por las cataratas del Iguazú.

¡Un buena dosis de aire fresco, de naturaleza, de paz y de aventura!

Antes de visitar la Colonia…

  • Aunque algunas excursiones puedan hacerse de forma independiente, recomendamos visitas guiadas para aprovechar al máximo la estadía.
  • La mayoría de los albergues ofrecen su propio catálogo de actividades y varias agencias, como El Pasoibera, también ofrecen sus propios programas de aventura.
  • Todas las actividades están dedicadas a observar el excepcional ecosistema de la región que reúne más de 4000 especies.
  • Equípense con binoculares, botas y repelente de mosquitos.

Los imperdibles en Colonia Carlos Pellegrini

Algunas actividades alrededor de la Colonia que consideramos imperdibles.

Disfrutar el pueblo. Colonia Carlos Pellegrini es un pequeño pueblo muy bien cuidado. Al borde de la laguna, encontrarán diversas pasarelas y miradores desde los cuales observar la belleza de la región. Por la tarde, pueden tomar un té o un mate en la linda plaza del camping, abierta a todos y perfecta para contemplar la puesta de sol. La calle de los artesanos es un lindo pasaje empedrado donde comprar algunos recuerdos.

Parque Provincial Iberá y Parque Nacional Iberá. Los dos parques, situados uno al lado del otro, ofrecen una gran variedad de senderos que proporcionan vistas extraordinarias de la flora y la fauna. Por el camino, podrán cruzarse con monos, ciervos, capibaras, zorros y una gran cantidad de aves. La entrada al parque es válida durante toda la estadía. Les recomendamos que la compren apenas llegan al pueblo para obtener toda la información y los mapas necesarios para aprovechar al máximo su estadía.

Visitar el parque de noche (con visita guiada). Es la oportunidad perfecta para avistar búhos, zorros, roedores y murciélagos. El ambiente nocturno es impresionante, despierta un mundo insospechado. Déjense arrullar por los cantos tranquilos y relajantes de los animales nocturnos.

Excursión en barco. Una actividad imperdible. ¿Qué decir de la tranquilidad del agua, de los camalotes, de los caimanes tomando el sol, de los capibaras nadando y de los ciervos paseando? Hay tantos animales y colores diferentes que resulta casi irreal. Una experiencia para disfrutar al final del día, cuando brilla la última luz del día y el sol se pone sobre el agua.

Kayak en la reserva Camba Trapo. Situada a 12 km del pueblo, Camba Trapo es una reserva natural manejada por Ecoposada, pero accesible con guías de los distintos centros de excursiones. Su belleza es impresionante. Después de un paseo por el palmar y la selva del Paraná, descubrimos un brazo de la laguna. Un paseo en kayak es la ocasión de navegar entre los lotos y observar los cientos de caimanes que habitan la zona. La experiencia de acercarse a la fauna es sencillamente única.

¿Cuándo ir a Colonia Carlos Pellegrini?

No hay una época del año mejor que otra para ver a los animales, la mayoría de los cuales se quedan en la reserva todo el año. Sin embargo, durante el verano austral, las temperaturas pueden alcanzar hasta 40 grados. Por eso es recomendable visitar la reserva entre mayo y noviembre.

¿Cómo llegar?

Desde Buenos Aires: Lo más común es tomar primero un micro a Mercedes (Corrientes). Existen varias empresas de micro que operan diariamente desde Retiro, con una duración de viaje promedio de 9 horas.

Desde Mercedes, se tarda unas 2,5 horas en llegar a Colonia Carlos Pellegrini. La empresa Iberá Bus brinda este servicio algunos días de la semana, con una frecuencia muy baja y horarios que cambian regularmente.

NOTA. Es importante informarse bien antes de emprender el viaje en transporte público. Aunque se trata de la opción más económica, no es para nada la más práctica, por eso existe transporte privado para llegar al pueblo. Para dividir gastos, vale la pena compartir el viaje con otros turistas.

Desde Iguazú: Varios servicios de transporte privado recorren los 200 km entre la ciudad de Posadas y la localidad de Colonia Carlos Pellegrini.

En auto: Se puede llegar a la reserva natural en coche privado. Se tarda unas 10 horas desde Buenos Aires. Los últimos kilómetros son por ruta de tierra. Por eso, aconsejamos verificar las condiciones meteorológicas y la accesibilidad de la ruta para los autos pequeños.

¿Dónde alojarse?

Porque se trata de un pueblo chico, Carlos Pellegrini ofrece una selección de albergues y hoteles limitada, que cubre una gama de precios media y alta. Para los presupuestos más reducidos, hay un camping muy bonito al borde de la laguna, cerca de la entrada del parque. Para los amantes de la naturaleza, sólo podemos recomendar la Ecoposada, un maravilloso albergue muy atento a la conservación del medio ambiente.

¿Dónde comer?

Como pueden imaginarlo, el pueblo de Carlos Pellegrini es más reconocido por su tranquilidad que por la variedad de sus restaurantes. Por eso, la opción de comidas incluidas que ofrecen algunos albergues puede ser una buena opción. Para los más curiosos, hay dos lugares particularmente encantadores para descubrir.

Café de los Pájaros: Un lugar pintoresco, ideal para tomar deliciosos desayunos esuchando el canto los pájaros, o para relajarse después de un día de paseo.

Yacurá Pora: Un restaurante luminoso y bien decorado, con un pequeño jardín encantador, donde podrán degustar un menú variado y abundante.

El nombre Iberá, que significa «agua brillante» en guaraní, refleja a la perfección las maravillas de esta reserva natural. Una escapada a Colonia Carlos Pellegrini ofrece el mejor acceso a esta experiencia auténtica en el corazón de un entorno natural preservado y deslumbrante. Volverán renovados y con la cabeza llena de recuerdos.


También te puede interesar:

Marine Wenger
Educatrice sociale, productrice musical, violoniste, passionnée du groove. Je suis une suissesse ayant été happée par le tourbillon créatif de Buenos Aires. J’aime vivre sa diversité culturelle, la décrire et la partager
12,716FansMe gusta
11,798SeguidoresSeguir
1,505SeguidoresSeguir

¿QUÉ HACEMOS ESTE FINDE?

Recibí los mejores planes para el finde directo en tu mail!