TOP: Vino para quedarse, o el «nuevo» circuito del vino en Buenos Aires

vino buenos aires
Foto: Alyssa Hurley

Argentina es un país de vinos, se sabe. Pero si bien se trata de una industria que no se detiene por nada; no fue hasta hace poco que las vinerías están atreviéndose a propuestas diferentes, más osadas, combinando vinos menos tradicionales (léase, todo lo que no es Malbec) con una carta gastronómica también original o con un toque muy propio.

No sólo cambia el negocio, también el público. Paladares más refinados, juicios mejor informados, están pidiendo probar cosas nuevas pero también cosas buenas. Así que, después de que hayan pasado por nuestro TOP de vinerías recomendadas de siempre; y por nuestra nota sobre el boom del vino natural para entender por dónde venimos; acá presentamos una lista de las nuevas vinerías que están de boca en boca.

🍷 Naranjo

Naranjo combina la elegancia de una vinoteca bien pensada, con la comodidad casual de un bar de barrio. “Muchos vinos traviesos, que se la jugaron, muchos pequeños productores y muchas bodegas desconocidas que comparten anaqueles con etiquetas clásicas. Se prefieren los vinos de poca intervención y se vale pedir recomendaciones. Eso combinado con un menú completamente estacional y emocional que se presta para cerrar los ojos y pedir al azar”. Leer nota

🍷 Anfibio

Anfibio tiene una personalidad ligeramente irreverente, pero bien vestida. Buenas etiquetas, de todo un poco, pero bien seleccionado por un ojo (¿o paladar?) entrenado. Sea por botella o por copa, tienen un happy hour amigable. Un plus de Anfibio es una estética divertida que se presta para subir 20 fotos: el pasillo de neón rojo, los ojos anfibios, la barra larga medio rosa, las obras polémicas de Alan Søding, el entrepiso sci-fi y la terraza pastel. Otro plus: la comidita de @anfibiovineria está re-buena y es todo plant-based (recomiendo los pinchos de hongos, el curry, los tacos veganos). Justo al lado de NOLA, otro barcito consentido de BAC.

🍷 Overo

Un club de vinos con una lista extensa y diversa de opciones, por copa y por botella, con precios muy interesantes que pasan por todos los rangos; especialmente para tratarse un lugar tan lindo y tan cómodamente ubicado (pleno Palermo). Son más de 400 etiquetas para disfrutar en sus varios ambientes: el salón, la galería o la gran terraza con vistas a Plaza Armenia. Y si se lo toman verdaderamente en serio: Overo ofrece una membresía que permite acceso a salas privadas (una de ellas con bandejas de vinilos y audio de punta; la otra con un cine privado) además de eventos exclusivos y prioridad de reserva. 

🍷 Nilson

Otra prueba de que la época en que el vino representaba la formalidad, y que se tomaba en cenas, citas o invierno; ya quedó bien atrás. Nilson impone la filosofía “vino al paso” en el Mercado de San Telmo (¡nada más y nada menos!) así que es ideal para combinar con una visita a Beba o a Merci (por mencionar un par de favoritos del mercado). Los vinos por copa van rotando y se ofrecen en tres niveles de intensidad. Los platitos para acompañar son también tipo tapas para acompañar: quesos, fiambres, dips…

🍷 Vina (x2)

Esta parte puede ser un poco polémica, y a la vez una anécdota curiosa. Hay dos locales de vino llamados “Vina”, que no tienen nada que ver entre sí (preguntamos), y la verdad es que los dos merecen un lugarcito en esta lista. 

Uno de ellos está en San Telmo y la fórmula es similar: tapas mitad clásicas mitad gourmet (ejemplo: tortilla de papas con salsa de berenjena) y vinos por copa o por botella en un ambiente informal. Personalmente destaco que Vina San Telmo esté en un barrio donde históricamente vino = bodegón; y además en la Avenida Caseros, un boulevard muy especial que en los últimos años se convirtió en un polo gastronómico.

El otro Vina está en Belgrano y ofrece el gran privilegio de compartir vereda con Pony Pizza y con Orei (de los mejores ramen de la ciudad). Vina Belgrano es una ventana del buen vino, literalmente. Se definen como la primera “buchette” del vino en Argentina. La propuesta se completa con empanadas de filosofía agroecológica y orgánica. Un lugar con una propuesta directa, pero elegante.

🍷 Amores Tintos

Tengo que admitir, antes que nada, que soy bastante escéptica con el tema del vino tirado. Sin embargo, me parece bien que haya al menso UN lugar, en un país vinero como Argentina, que ofrezca la propuesta. Además, las veces que he terminado con amigues en Amores Tintos, no ha sido por las 16 canillas de vino tirado que ofrecen; sino por la amplia selección de vinos en botella, los precios agradables y la ubicación muy conveniente. Es una opción a tener en cuenta para una ocasión casual, sencilla.

🍷 Vinos y café

En Buenos Aires siempre hubo una tendencia hacia lo abarcativo, propuestas que quieren unir todo lo bueno. En DOC te proponen ir al mismo lugar por un buen café de especialidad y una buena copa de vino. Todo junto, uno primero y otro después, uno el lunes y otro el viernes, o un vino vos y un café tu amigue. La misma combinación la establece COWI, además con un local enorme en Palermo que se presta muy bien para after-office. 

También te puede interesar: