El Tropezón, la mezcla perfecta de ayer y hoy

el tropezon balvanera tango puchero restaurante
Foto: Facebook de El Tropezón

Entrar a El Tropezón es encontrarse con una hermosa mezcla de lo que fue Buenos Aires y de lo que es en la actualidad, tiene un olor a tango pero también a modernidad. Ubicado a dos cuadras del Congreso de la Nación, el lugar estuvo cerrado por 34 años. Raquel, la dueña actual del restaurante, siempre se entusiasma hablando de la infinita cantidad de casualidades que la llevaron a su decisión de re abrirlo en el año 2017. Sobre una de las columnas de entrada se puede ver la escritura original de “El Tropezón”.

Desde sus inicios fue un espacio frecuentado por muchos artistas vinculados al tango, pero también era un lugar para escritores, artistas y políticos. En su época fue también conocido por estar abierto las 24 horas ¡Raquel nos cuenta que hasta Susana Giménez estuvo para rememorar una de sus primeras citas!

Las opciones de cocina también reflejan los intentos por mantener el estilo y carácter original de El Tropezón, el cual está fundado en dos grandes pilares: Los platos clásicos porteños y los platos clásicos de España (su primer dueño era español). Para ellos era importante conservar las raíces del lugar. Se puede comer desde un bife de chorizo con papas fritas hasta un pulpo a la gallega, y los dos platos son igual de exquisitos ¡Hacen sus propias medialunas y sus propios churros!

Pero sin ninguna duda, la especialidad del lugar es el “puchero”, siendo Gardel uno de sus primeros fanáticos. El puchero argentino es una especie de guiso con distintos tipos de carnes (de hecho hay un corte de carne especial llamado “puchero” precisamente para este plato). Un buen puchero tiene papa, zanahoria, cebolla, choclo, zapallo y batata pero también puerro, chorizo colorado, tocino e incluso repollo y huevos. Todos los domingos al mediodía y los miércoles a la noche hay un buffet de puchero en El Tropezón.

La restauración dejó muchos elementos originales e incorporó otros nuevos, dando como resultado un ambiente acogedor y exquisito. Sin duda alguna uno de las joyas de este restaurante es el sótano, con hermosas paredes de ladrillo, barricas de roble y una completísima cava de vinos. Es aquí donde todos los martes hay shows de tango y folclore. Tuvimos la suerte de presenciarlo y la verdad es que nos dejó muy emocionados, vimos bailes de tango, folclore, malambo y chacarera, y nos deleitamos con muy buenos músicos y cantantes. ¡Todo esto acompañado por uno de los riquísimos tragos que nos prepararon y unas tapas espectaculares!

Recordemos que “El Tropezón” está muy cerca de Av. Corrientes, así que podemos combinarlo con una visita a Paseo la Plaza si queremos ir al teatro, o a las librerías sobre la avenida que están abiertas hasta bien avanzada la noche.

El Tropezón
Callao 248 – Balvanera
Tel: 4371-5046
De lunes a sábado de 7h al cierre y domingos de 7h a 15h
Precios: $ $ $