10 objetos típicos argentinos

Una vuelta por el país, por la historia y el día a día de sus gentes para reconocer (algunos de los muchos) objetos típicos argentinos.


 

La curiosidad se despierta al observar a lxs argentinxs en su cotidianidad, con sus hábitos y sus objetos que resultan unívocos e inevitablemente icónicos. Por eso a continuación les va un recorrido por varios de estos objetos, sus usos y contextos:

Mate y Bombilla

El mate es el nombre del contenedor de una particular infusión llamada yerba mate que toman activamente los locales y los visitantes interesados. Mates hay de loza (el más tradicional, “el cacharrito de las bisabuelas”), de plástico (el que se lleva el turista y habitualmente es el de la iniciación al hábito), de madera y calabaza (los famosos entre los catadores pues son los que más gusto a yerba conservan).

La bombilla, por su parte, es un tubo filtrante (en forma de pajita/sorbete) que separa la yerba del agua infusionada. Hay diferentes filtros (redondos, en forma de cuchara, chatos, con resorte…), y a veces la boquilla cambia también de un formato a otro, porque emparejar mate con bombilla es toda una labor de tiempo, práctica, prueba y error tanteando comodidad, gusto, entre otras cosas.

El kit completo para tomar yerba mate incluye: un termo para el agua, un recipiente para transportar un poco de yerba, el mate con su bombilla y un recipiente más en el cual puede ir azúcar o los “yuyos”. En Argentina se puede comprar el kit completo, incluyendo un bolso especial con la forma de los utensilios.

La pava

La pava es el principal utensilio para calentar agua, si bien no es excepcional de la Argentina es mucho más común que en otros países por ser pieza fundamental para poder tomar mate, dada su importancia en la industria nacional, las hay eléctricas con la opción de graduación a la temperatura ideal para el mate (70˚ a 80˚) o las más tradicionales en acero.

El pingüino (del vino)

Se trata de una jarra con forma de pingüino generalmente enlozada, que traída por inmigrantes italianos, entre 1920 y 1930 se empezó a usar en bares, bodegones y almacenes como una especial forma de llevar el vino a la mesa. Hoy por hoy el objeto está de moda nuevamente entre jovenes y no tan jóvenes (Ver Bares notables y Bodegones).

Sifón de soda

El sifón es un dispositivo para almacenar y dispensar bebidas carbonatadas (como la soda) que genera un divertido «impulso» de la bebida gaseosa a través de una válvula. Últimamente está teniendo un resurgir entre establecimientos clásicos y modernos por igual (de hecho “Sifón” es una sodería especialmente pensada para hacerle honor a este objeto/bebida peculiar).

Changuito para el mercado

El Changuito es un carrito de dos ruedas con un saco en tela de la base al asa con capacidad suficiente las compras de del súper, las del chino, las de dietética, las de la verdulería, las de la carnicería y lo extra. Este famoso compañero para los días de mercado apareció en la argentina desde mediados del siglo pasado en su formato en acero de marca “changuito”.

La parrilla

Aclarando por supuesto, que la parrilla existe en prácticamente todos los países del mundo, no podemos dejar de nombrarla como un objeto típico argentino por la consistencia con la que se observa en todas las casas, quintas, terrazas e incluso monoambientes del país. Las hay desde «altares» del asado que tienen su propia casa («quincho») hasta una rejilla de metal improvisada sobre el carbón en las obras de construcción (asado de obra); pasando por una diversidad de materiales, formas y tamaños.

Atuendo gaucho

El uso del término gaucho se refiere al “hombre de campo” argentino. Los objetos tradicionalmente asociados al gaucho son aquellos útiles en la agricultura, pero usados en la ciudad parecen más como una reivindicación de un nicho social y sus prácticas: el fajón para la monta, la boina para el sol y el pañuelo amarrado en el cuello son solo algunos que pueden llamar la atención, que incluso podrán ver como atuendo típico para los bailes de peñas y por supuesto en la hermosa Feria dominical de Mataderos.

Zapatos de plataforma

Desde sandalias, zapatillas y botas cuya base puede calcularse entre 8 y 12 cm de altura, se trata de modelos de calzado que de unos años para acá se han vuelto una marca del típico outfit porteño. Hablamos de ellas en nuestra lista de 13 diferencias entre argentinxs y franceses.

El Bidet

Los baños argentinos desde finales del siglo XIX incorporaron un curioso invento traído de Francia, el “Bidet”. La palabra proviene del francés y significa “caballo pequeño/ pony” (que en teoría es la forma adecuada de usarse: montado como a un caballo). Se trata de un recipiente de agua corriente para asearse la zona perianal, tiene un aspecto similar al inodoro y de ahí la forma (incómoda, por obligar a contorsiones) en la que aún hoy lo utilizamos.

Como observarán el recorrido es extenso y atraviesa casi todos los aspectos de la vida del pueblo argentino, quedando aún muchos más objetos por nombrar. Así que la labor acá iniciada no espera más que nutrirse de la experiencia que cada uno de ustedes pueda darse el gusto en este hermoso territorio, viviendo los espacio y sus gentes.


También les puede interesar:

Laura Catalina Ramirezhttps://www.instagram.com/xisue8/
Pienso en color, líneas y cuerpo, la escritura me estructura y lo cultural me inquieta; la situación expectarorial no puede no seducirme.
12,726FansMe gusta
11,770SeguidoresSeguir
1,505SeguidoresSeguir

¿QUÉ HACEMOS ESTE FINDE?

Recibí los mejores planes para el finde directo en tu mail!