Insultos argentinos, guía para extranjeros y curiosos

Una pequeña guía de insultos argentinos para los recién iniciados en el dialecto argentino.


 

Los argentinos somos pasionales y dramáticos, damos todo de nosotros, y esperamos todo de los demás. Y si nos hacen enojar, porque se viene el fin del mundo. Insultamos, amamos, lloramos, reímos, y exageramos.

Algunos insultos argentinos son más informales y se usan de manera casual con amigos, la pareja; desconocidos que se demoran con la luz verde del semáforo, o en una discusión sobre fútbol o política, temas completamente delicados en Argentina. Otras son bastante más vulgares y pueden ser ofensivos.

En nuestra guía de insultos trataremos de explicar qué son y como se usan, sobre todo para no pisar una baldosa floja en una conversación.

1. Boludo/a

Todos habrán escuchado alguna vez el famoso «che, boludo». En este caso no es un insulto, es una forma coloquial e informal de llamarse entre amigos o con personas con las que tengan confianza.

También pueden usarlo como “qué boludo/a” y en ese caso es un insulto bastante suave y amigable para decir “bobo” o “tonto”; obvio que depende de la entonación y de la forma de decirlo su agresividad.

2. Pelotudo/a

“Pelotudo” significa idiota, es sin dudas más agresivo y más fuerte que boludo. Mientras que «boludo» puede ser más bien inocente, la palabra “pelotudo” y aplica para situaciones que molestan más y se busca ofender un poco más. 

3. La puta madre / hijo de puta

Frases extremadamente vulgares y poco utilizadas en estos días. Tiene dos sentidos: es muy ofensivo, y es afectado por los cambios de formas de pensar respecto del feminismo … Y, su otro uso tiene una connotación positiva, “¡te salió como la puta madre”!, haciendo referencia a algo muy bueno… Inclusive “sos un hijo de puta”, podría ser bueno o malo, según la circunstancia y el tono de voz: o sea se podría usar para insultar o elogiar. Pero, les recomiendo tener cuidado en el uso para no confundirse. 

4. La concha de la lora

Utilizado en muchos contextos, bastante vulgar y potencialmente ofensivo. La concha significa la vulva, los genitales de la mujer. El insulto suele terminar con lora para disminuir su intensidad, pero podría ser cualquier otra cosa… Antes se usaba mucho más decir por ejemplo “la concha de tu hermana / madre».

Muchas veces, se usa en situaciones que generan mucha molestia, mucha bronca, mucho enojo, por ejemplo, en partidos de fútbol cuando casi hacemos un gol, y podemos usar esta expresión de forma retórica.

También si estamos enojados con alguien, y no queremos verlo más, decimos “Andate a la concha de la lora”. Otro uso es para referirse a lugares muy alejados o exagerar cualquier cosa, donde no actúa como necesariamente un insulto en este caso pero no deja de ser vulgar (“es más lejos que la concha de la lora”).

5. Forro/a

Bueno, esta palabra tiene muchos significados y no todos son un insulto. Su significado más común y cómo más frecuentemente es el de un preservativo masculino.

Como insulto, se suele usar como sinónimo de pelotudo, y para hablar de alguien que chupa mucho las medias (este es otro modismo argentino), obsecuente, es decir, que halaga casi de más, en busca de algún trato prioritario o favoritismo.

6. Andate a la mierda y sus variantes

Ya todos sabemos la definición de mierda. Siempre que nos enojamos mandamos a todos a freir churros (insulto muy muy elegante para decir literalmente andate a la mierda). Si se enojan, y quieren mandar a la otra parte de la discusión lejos, muy lejos, pueden decir esta frase.

Se usa bastante, es un poco vulgar, pero la van a escuchar por todas partes, sobre todo cuando lo que hubo es enojo de la parte que insulta. 

Variaciones: andate a freir churros, andate a cagar, andate a la concha de la lora.

7. Me chupa un huevo

Expresión muy utilizada para decir que algo o alguien no te importa absolutamente nada, tan poco que decimos “un huevo” haciendo referencia a los testículos. 

8… de mierda 

Ahora bien, como argentinos somos y exagerar nos gusta, tenemos también una forma de dramatizar nuestros insultos: muy fácil, sólo agregar “de mierda” al final de frase, ejemplo: pelotudo de mierda, forro de mierda. Es decir, re-califica a la palabra anterior dándole mayor densidad.

Extra: Uso del RE

Otra forma de exagerar es usar el “RE”. Se usa en todo tipo de frases, y no sólo en insultos. Es como un “muy” argentinizado. “Esto está re bueno” (puede querer decir: Esto está riquísimo). “Andate a la re concha de la lora”. Hasta se puede usar el prefijo “re” aisladamente: ¿Te gustó?, nos preguntan… respuesta: “Re”… solo eso (quiere decir: mucho).

***

Conocer los insultos, o como nosotros decimos, las malas palabras es “re” importante en todos los lenguajes. Nos permite expresar nuestras emociones como si fuésemos locales, o estar un poco más cerca de la cultura local, pero recomendamos usar con cuidado, sobre todo ante un carácter tan volátil como el argentino.


Las frases argentinas que van a escuchar en todos lados

Ana Balbi
Ana Balbi
Me recibí de médica en la UBA. Escribo y comunico por placer y pasión.
12,738FansMe gusta
11,699SeguidoresSeguir
1,505SeguidoresSeguir

¿QUÉ HACEMOS ESTE FINDE?

Recibí los mejores planes para el finde directo en tu mail!