Museo Kosice, un recorrido secreto y alucinante en Almagro

El Museo Kosice en Buenos Aires ofrece un recorrido por la amplia producción de Gyula Kosice, artista reconocido por sus obras lumínicas y cinéticas.


Muchos son los que se sorprenden al enterarse de que en el barrio de Almagro existe el Museo Kosice, un espacio dedicado a exhibir algunas de las obras más relevantes del artista Gyula Kosice.

En parte, esto se debe a que la institución funciona a puertas cerradas y, para visitarla, debe hacerse una reserva previa.

La colección del museo cuenta con más de 200 piezas y su recorrido es una buena oportunidad para acercarse a la amplia producción de Kosice. La misma abarca desde sus comienzos con el Movimiento Madí hasta sus posteriores obras lumínicas e «hidrocinéticas» (que incluyen agua). También hay esculturas, fotografías y maquetas.

Uno de los detalles más interesantes es que la institución es dirigida por los nietos de Kosice y son ellos quienes brindan los recorridos. Esto le otorga a la visita una gran calidez y permite a los curiosos preguntar aspectos puntuales sobre la vida del artista, sus técnicas y su obra en general.

¿Quién fue Gyula Kosice?

Gyula Kosice fue uno de los artistas más vanguardista y prolíficos de nuestro país. De origen checo, llegó a la Argentina a los cuatro años, se nacionalizó y vivió aquí hasta su fallecimiento en el 2016. Su verdadera identidad era Ferdinand Fallik pero todos lo conocen por su nombre artístico: Košice (apodo que tomó de su ciudad natal).

El artista integró el Movimiento Arte Concreto- Invención y fundó en 1946 el Movimiento Madí, grupo del que también participaron Carmelo Arden Quin y Rhod Rothfuss. Posteriormente, incursionó en el arte óptico y cinético. También fue uno de los primeros artistas del mundo en utilizar agua para sus obras y  fue pionero en el uso del gas neón.

Kosice no sólo estuvo interesado en las artes plásticas sino que también fue poeta, un entusiasta ensayista y co-editor de la revista Arturo. En esta publicación, el artista hizo su planteo más vanguardista: el arte no debía ser «representación» sino «invención». De esta manera, en la década del cuarenta, le abrió el juego a la abstracción, corriente que aún no tenía demasiados adeptos en nuestro país.

Así es el recorrido por el Museo Kosice

Recordamos que se trata de un museo a puertas cerradas. El primer paso es hacer la reserva a través de la página web del Museo Kosice. Esto es muy importante ya que sólo podrán ingresar los visitantes con un turno programado.

El día de la cita, son los nietos del artista quienes reciben al público y los acompañan en la recorrida. La primera estación es una sala dedicada a su período Madí, que se caracteriza por pinturas de colores planos con marco recortado.

Avanzando, nos encontramos con una de las obras icónicas de Kosice: Röyi (1944). Esta pieza es considerada pionera del arte cinético en América Latina y una de las primeras articuladas y móviles del mundo en requerir la participación de los espectadores.

A lo largo del recorrido, podemos descubrir varias obras hidrocinéticas en las que el agua, la luz y el movimiento se combinan para dar lugar a distintos fenómenos ópticos. ¿Un detalle? En una de las salas, puede observarse «Una gota de agua acunada a toda velocidad» (1948), la primera pieza que el artista confeccionó con este novedoso elemento y que dejó su huella en la historia del arte contemporáneo.

Finalmente (y dejando algunas sorpresas sin spoilear), una de las joyas del Museo Kosice es la sala de «ciudades hidroespaciales». Allí están ubicadas las futuristas metrópolis que el artista soñaba en la década del cincuenta y que pensaba que podrían construirse en el siglo XXI fuera del planeta Tierra. Kosice estuvo tan «obsesionado» con estos proyectos que hasta se contactó con la NASA para recibir asesoramiento.

La tienda del Museo Kosice

Antes de abandonar el museo, es recomendable hojear algunos de los libros y publicaciones disponibles en la tienda. La institución ofrece un catálogo completo con las más de 200 obras que forman parte de la colección. También hay biografías, textos críticos y análisis filosóficos que abordan las novedosas piezas creadas por Kosice.

Museo Kosice
Humahuaca 4662 – Almagro
SOLO CON RESERVA
Comunicarse a visitas@kosice.com.ar

Los museos imperdibles de Buenos Aires

Maria Eugenia Mastropablo
Maria Eugenia Mastropablo
Periodista y amante del arte. En búsqueda de todos aquellos sitios de la Ciudad que vale la pena conocer.
12,737FansMe gusta
11,713SeguidoresSeguir
1,505SeguidoresSeguir

¿QUÉ HACEMOS ESTE FINDE?

Recibí los mejores planes para el finde directo en tu mail!