6 pueblos de Buenos Aires para una escapada al campo

Una selección de pueblos de Buenos Aires. Tranquilidad, campo y comida típica argentina para una escapada de fin de semana.


Es sabido que la Argentina es un país con una enorme cultura rural. Y si estás en la Capital Federal no es necesario recorrer demasiados kilómetros para descubrir pequeños pueblos de la provincia de Buenos Aires que guardan lo mejor de estas tradiciones.

Si estás buscando pasar un día de campo, en esta nota te ofrecemos 6 opciones muy cerca de la ciudad para hacer una escapada de un día. Un viaje en el tiempo en un entorno en el que reina la tranquilidad y la buena gastronomía.

Uribelarrea

Uribelarrea pertenece al partido de Cañuelas y dista a 80 km de la ciudad de Buenos Aires. Predominan las casas antiguas, calles de tierra y una impronta rural como gran parte del interior de la provincia. Si te gustan los objetos antiguos, estás en el lugar correcto: en Uribelarrea hay anticuarios en donde podrás encontrar vajilla de porcelana o los tan de moda enlozados.

Las viejas pulperías, como El Palenque o El Rancho Asador Criollo, y almacenes de ramos generales tienen su protagonismo en este pueblo de la provincia de Buenos Aires. La experiencia de comer pastas o una parrillada en los lugares donde lo hacían los típicos gauchos de la Argentina es lo mejor que ofrece este lugar.

Cómo llegar:

En auto: por Au Ezeiza – Cañuelas

En tren: desde la estación Constitución, línea Roca ramal Ezeiza-Cañuelas. Descender en la estación Cañuelas y caminar aproximadamente un kilómetro hasta el pueblo. 

En Colectivo: línea 88 ramal C, que sale desde Once.

San Antonio de Areco

San Antonio de Areco tiene un casco histórico de película. Alrededor de la plaza principal, llamada Ruiz de Arellano, se puede apreciar la típica iglesia de pueblo, la municipalidad y casas antiguas restauradas. Entre ellas, muchos lugares para sentarse a comer picadas, empanadas y parrilladas.

El Tokio, Boliche Bessonart, El Mitre o la Vieja Sodería son algunos de ellos. Si te sentás en la vereda podrás ver pasar una gran cantidad de autos antiguos en perfectas condiciones. Es, literalmente, como estar en una película de época.

Mención aparte merece Lacarra, un restaurant especial por su historia. La casa en la que hoy funciona este centro gastronómico data del año 1740. Es una casona colonial particular porque forma parte del llamado “Camino Real”. Así se llamaba durante la época del Virreinato a la ruta que conectaba el puerto de Buenos Aires con el Alto Perú.

Este pueblo, además, es famoso por sus alfajores. La fábrica La Olla de Cobre solo comercializa sus productos en Areco y son un must para todo paladar que ame los dulces. Allí está su tienda en donde podrás comprar también chocolates de la mejor calidad.

Si te quedás con ganas de recorrer la historia del lugar, podés visitar dos de sus museos: el Museo Histórico Güiraldes, dedicado a quien fue el escritor de Don Segundo Sombra y a la cultura gauchesca en general. Y el museo Las Lilas, un lugar de gestión privada que muestra obras de arte y objetos típicos.

Areco es un pueblo tranquilo que ofrece numerosos alojamientos. Desde casas antiguas restauradas hasta hoteles con SPA. Por eso, lo recomendamos como escapada de fin de semana.

Como llegar:

En Auto: Por RN 8 

En Colectivo: la Nueva Chevallier desde la terminal de Retiro. Se puede sacar el pasaje y ver horarios disponibles en el sitio web de la empresa.

En tren: el retorno del tren Mitre a San Antornio de Areco está pautado para principios de 2023.

Villa Lía

Si bien Villa Lía pertenece a San Antonio de Areco, tiene su impronta propia. Es un paraje rural muy pequeño: habitan allí solo 1200 personas. En él se ubica el restaurant Las Argibay, que se caracteriza por ofrecer comida casera con ingredientes producidos en el lugar.

A 20 km de Areco, es una hermosa opción para comer al aire libre, en medio de un entorno campestre, pintoresco y libre de los ruidos de la gran ciudad.

Tomás Jofré

Tomás Jofré es un paraje rural que forma parte de la ciudad de Mercedes y dista a solo una hora de la Capital Federal. Se trata de un lugar que con el tiempo se consolidó como polo gastronómico. Al igual que muchos de los pueblos de la provincia de Buenos Aires, Jofré nació a mediados del siglo XIX cuando en Argentina se construyó la red de ferrocarril.

Aquí no solo se pueden encontrar restaurantes, sino también una enorme feria para comprar objetos como artesanías o antigüedades. O simplemente tomar una pinta de cerveza, probar el típico chorizo seco de Mercedes o la galleta de campo, que tiene su propia fiesta provincial en el mes de agosto.

Jofré es un pueblo rural con edificaciones antiguas, carruajes y calles de tierra para recorrer en un día.

Cómo llegar

En Auto: por Autopista Acceso Oeste

En Tren: desde Once, línea Sarmiento hasta Moreno. Luego en Moreno tomar tren hasta Mercedes.

Carlos Keen

Carlos Keen es un paraje rural que nació en 1879, cuando se construyó el ferrocarril entre Luján y Pergamino. Es un pueblo ubicado a 78 kilómetros de la ciudad de Buenos Aires.

En el año 2007 su casco histórico fue declarado como Monumento Histórico Nacional debido a la cantidad de casas antiguas de estilo inglés. Gracias a esta declaración, hoy forman parte de una zona de preservación.

En este pequeño pueblo, que tiene 7 cuadras de largo y 3 de ancho, podrás pasar un día de campo e ir a comer en un entorno rural. Existen más de 20 restaurantes que en su mayoría abren solo los fines de semana. Es ideal para una escapada en el día.

Dentro de los lugares históricos de Carlos Keen están el antiguo granero, la vieja estación y la iglesia San Carlos Borromeo, inaugurada en 1906.

A 18 km, se encuentra la ciudad de Luján, cabecera del partido. Allí podrás visitar la icónica Basílica de Nuestra Señora de Luján y, dato no menor, la panadería más antigua de la Argentina. Lucca es un emprendimiento gastronómico inaugurado en 1875 por Ángelo Lucca, un inmigrante italiano proveniente de la región de Lombardía. Hoy la panadería sigue en pie y es famosa por sus más de 30 variedades del típico argentino sándwich de miga.

Cómo llegar:

En auto: por Ruta Nacional 7 

En transporte público: Tren Línea Sarmiento en Once hasta Luján. Allí tomar colectivo línea 503 hasta Carlos Keen.

Villa Ruiz

Villa Ruiz es un pueblo de 500 habitantes que pertenece al partido de San Andrés de Giles. Ubicado a 92 kilómetros de la ciudad de Buenos Aires, es un lugar con mucha historia.

Cada año, en el mes de noviembre, Villa Ruiz celebra la fiesta del Camino Real, un evento en el que todo el pueblo y sus visitantes bailan folklore y comen las comidas típicas del campo. El nombre de la fiesta se debe a la historia de este lugar: al igual que en San Antonio de Areco, se trata del camino que unía el puerto de Buenos Aires con el Alto Perú.

En el caso de Villa Ruiz, además, se recuerda la ruta que el Virrey Sobremonte (quien representaba al rey de España en la época de la colonia) tomó para huir con un tesoro que le querían arrebatar durante las invasiones inglesas.

Con todo, Villa Ruiz es un típico pueblo de Buenos Aires con casas antiguas, una panadería que data de principios del siglo XX (Los Crosato, famosa por su horno a leña) y más de 30 restaurantes que ofrecen parrillada, picadas, pastas y comidas caseras.

Dato de color: en Villa Ruiz se filmó la película La Odisea de los Giles, del director Juan José Campanella.

Cómo llegar

En auto: Desde Buenos Aires hasta Villa Ruiz son 88 kilómetros por Acceso Oeste hasta Luján y ruta 7; en el kilómetro 72 girar 16,5 kilómetros hacia la derecha por el camino a Carlos Keen.

En tren y colectivo: desde Once, tren a Luján. Luego Colectivo Línea 503 de Luján a Villa Ruiz.


Y después de conocer los pueblos de Buenos Aires, pueden empezar a disfrutar Argentina:

Ana Clara Bórmida
Periodista y escritora. También un poco fotógrafa.
12,684FansMe gusta
10,677SeguidoresSeguir
1,477SeguidoresSeguir

QUÉ HACEMOS ESTE FINDE?

Recibí los mejores planes para el finde directo en tu mail!