Juan Pedro Caballero, la churrería que soñábamos sin saberlo

juan pedro caballero churreria
Instagram Juan Pedro Caballero

Todos sabíamos que amábamos los churros con fervor religioso pero nunca nos habíamos planteado la necesidad de un templo para rendirles tributo. Hoy ya lo tenemos y es Juan Pedro Caballero, flamante churrería en el barrio de Palermo que ya acumula cientos de feligreses.

Aunque el churro relleno de dulce de leche o crema pastelera (o incluso el bañado en chocolate) no nos eran ajenos, acá la propuesta rompe el esquema: los clásicos de siempre están (rellenados en el momento para favorecer el frescor y la crocancia) pero también hay nuevos “churros de autor” con recetas originales como lemon pie, cannoli (con ricota, pistacho y toffee) o el “carioca” con coco, maracuyá y mango. También hay una opción de helado con churro ¡el postre que anhelábamos sin saberlo!

La carta es breve (para tomar sólo ofrecen café o chocolate caliente) y las dimensiones del local son pequeñas pero el corazón y el culto son grandes. Por eso las paredes están ilustradas con iconografía de estilo religioso que serán fondos de incontables fotos en redes sociales.

¿Cómo nace este templo? De la cabeza de Pedro Peña, gastrónomo y emprendedor colombiano que viene pisando fuerte en Buenos Aires. La Carnicería, Chori y Niño Gordo son sus primeros emprendimientos (junto con socios) que con un producto estrella y un concepto disruptivo cosechan buenas críticas y, sobre todo, fanáticos incorruptibles. Por eso no sorprende que su último retoño también se ocupe de un plato muy querido por los argentinos con una renovación cultural. Siempre hay una obsesión fetichista con un objeto que gobierna a su ideólogo por meses cada vez que emprende un nuevo proyecto. Curiosamente, todos sus emprendimientos están emplazados en la calle Thames.

Además, para Pedro Peña está claro que la gastronomía hoy está atravesada por lo “instagrameable” y por eso en sus restaurantes está todo pensado para la foto que se vuelva viral.

Nos queda una duda más y es de dónde viene el nombre de este nuevo templo palermitano.  Tal vez se inspire en el Juan Pedro Caballero que fue capitán militar en el movimiento de la independencia de Paraguay. Quizás ya esté fundando su propia historia célebre, crujiente y deliciosa.

(Para ser justos, mencionamos las churrerías que antecedieron a esta y que también le son contemporáneas: La histórica Giralda en Avenida Corrientes, La Fábrica del Churro en la calle Olleros, Chacarita, también El Topo que nació en Villa Gesell pero se extendió a Buenos Aires y más recientemente La Churretería en el Mercado de San Telmo).

Juan Pedro Caballero Churrería
Thames 1719 – Palermo
Martes a viernes de 13h a 20h
Sábados y domingos de 12h a 20h
Precios: $ $