Canciones sobre Buenos Aires, una musa para músicos

¿Qué tendrá Buenos Aires para inspirar a tantos artistas y que estos puedan plasmarla en sus letras ? Tal vez sea su rica historia porteña que se mueve al compás de un bandoneón, la nutrida movida cultural que presenta o ese aire cosmopolita que se puede respirar en cada  rincón de la urbe.

A lo largo de los años una gran variedad de músicos, nacionales o extranjeros, sacaron lo mejor o lo peor de la ciudad para poder reflejarla en sus canciones. En esta nota se realizará un breve recorrido por alguna de ellas.

- Anuncio -

El tango es el género musical distintivo de la metrópoli en el mundo entero y de una manera u otra la mayoría de los tangueros tiene presente a la ciudad en cada estrofa que componen. Carlos Gardel, haciendo hincapié en el arrabal porteño, interpretó “Mi Buenos Aires Querido” en la década de los 30 para la película que lleva el mismo nombre y logró convertirlo en uno de sus grandes éxitos. Alberto Castillo supo cantarle a los barrios y dedicarles el gran afecto y cariño que tenía por ellos en “Cien barrios porteños”. Raúl Lavié, otro popular cantante de tango, con “Gracias Buenos Aires” realizó un recorrido por las principales personalidades, calles, costumbres, esquinas, lugares famosos entre tantas cosas que distingue a la “Perla del Plata” del resto.

En los setenta y durante el retorno a la democracia en 1983, el rock argentino comenzó a cantarle a la metrópoli con más frecuencia siguiendo los pasos del tango. El compositor  Alejandro Del Prado editó el single “Los Locos de Buenos Aires” en 1984, donde retrata de una manera poética y romántica  a sus habitantes que componen la vida cotidiana urbana. En plena guerra de las Malvinas, Charly García les pide piedad a los ingleses reflejando como transcurría el día a día con su clásico “No Bombardeen Buenos Aires”. Soda Stereo, considerado por muchos como “la banda de rock más grande de Latinoamérica” (leer nuestra serie sobre el rock porteño : Capítulos III y III), también homenajeo a la capital argentina a través del tema “En la Ciudad de la Furia”.

Muchos artistas extranjeros se llevaron a sus tierras recuerdos vividos y con ello un pedazo de la historia de ciudad que les resultó útil para escribir sus futuras estrofas. El español Ismael Serrano plasmó en “Buenos Aires 2001” el triste panorama del país durante la crisis económica-social del año 2001 y lo combinó con sus sentimientos hacia una mujer porteña. La metrópoli del Río de La Plata también está presente en una historia de amor escrita por el hispano Joaquín Sabina en “Con la Frente Marchita” y en las estrofas de “Llega, llegó, Soledad”, compuestas por Alejandro Sanz.