Buscando trabajo: El arte de rebuscárselas en el mundo de la libre empresa

Actualmente el crecimiento económico se encuentra levemente en retroceso (la tasa de desempleo alcanzó su nivel más alto desde 2010, con un 7,6%). Las causas: una inflación importante, mala cosecha de cereales y restricciones impuestas por el gobierno sobre las importaciones y la falta de confianza en la divisa nacional.

Sin embargo, el país sigue siendo atractivo para expatriados, el mercado del trabajo es favorable a los inmigrantes más calificados y con diplomas. Las búsquedas se orientan hacia perfiles tradicionales del tipo ejecutivos o ingenieros pero también hacia otros sectores más recientes como empresas vinculadas con internet. El hecho de hablar varios idiomas es una auténtica ventaja para trabajadores menos calificados.

La visa de trabajo es un verdadero dolor de cabeza pero vale la pena intentarlo ya que la mayoría de las empresas la piden en el momento de establecer una primera entrevista.

Dar clases de idioma es una opción interesante. La ciudad está llena de institutos que se dedican al tema que dan clases de francés, inglés, italiano, sueco, japonés, chino y o simplemente, castellano para extranjeros…

Dónde buscar trabajo desde la web

Páginas especializadas 

Los anuncios de Clarín
ZonaJobs
Craigslist
Bumeran
La Bolsa de trabajo

Cámara de Comercio e Industria  

Las Cámaras de Comercio e Industria de su país de origen pueden ser una buena opción a la hora de buscar trabajo. Generalmente hay que acercarse personalmente para una entrevista, con una cita previa. Les aconsejamos que averigüen bien los requisitos para cada caso en particular.

Las redes sociales 

Pueden resultar de gran ayuda en la búsqueda de empleo ya que la mayoría de estas páginas postean directamente sobre Facebook las demandas et interactúan con los candidatos, así que pueden recibir las actualizaciones a diario.

Por otro lado, grupos como Busco Trabajo y Doy Trabajo le dan la posibilidad de postear su candidatura y tener acceso a las ofertas laborales.

La redacción del CV

Sean concisos y claros.
Aclaren su estado civil (soltero, casado,…).
Enumeren sus experiencias profesionales las más significativas en orden cronológico (las más recientes al principio).
Redacten su target profesional, sus estudios secundarios y universitarios (si son extranjeros, traten de buscar equivalencias con el sistema argentino para los diplomas).
Resalten su desempeño con idiomas extranjeros y actividades extra-laborales (para conocerlos mejor).

Últimos puntos a tener en cuenta:
Eviten los CV en cadena.
Reformulen siempre su demanda en función del puesto y de la empresa.
Las candidaturas espontáneas son menos eficaces pero siguen siendo una manera de multiplicar los contactos.
No se olviden de adjuntar una foto a su CV.

Responder a una propuesta de trabajo

Sean breve, preséntense y demuestren que conocen la empresa.

Respondan punto por punto a las exigencias del puesto, argumentando en función de sus experiencias y/o formación.

Finalmente, no tengan miedo de expresar sus pretensiones salariales, la mayoría de los anuncios dejan ese punto abierto. Averigüen bien el salario medio para esa clase de puesto al que apuntan para no irse por las ramas.

No se olviden de valorizar el manejo de idiomas (el inglés y el portugués son una verdadera ventaja), sus competencias profesionales y/o diplomas, un verdadero interés por la cultura porteña (si son extranjeros), el manejo del trabajo en equipo y un buen sentido de la comunicación.

¡Buena suerte!