TOP : 7 bares imperdibles en Núñez

bares en Núñez
Foto: Facebook de Francis Platz

Cada vez hay más y mejores bares en el barrio de Núñez, pero cada uno de ellos tiene su propio estilo. ¡Sigan nuestra guía y encontrarán el suyo!

Para una noche con amigos 

En un ambiente joven y descontracturado, estos dos bares de estilo industrial son de visita obligada cuando anden por Núñez. En Francis Platz, sólo podemos decirles que creemos a ciegas en su cerveza artesanal y sus hamburguesas, el combo rentable que no falla nunca. Alrededor de su gran mesa de madera se suelen mezclar todos los grupos, y nunca falta el ambiente amigable y la buena onda. Bordeando las vías de la línea Mitre, llegamos a Bastardo. El concepto es simple: cerveza a buen precio y comida callejera (sándwich pita, papas fritas…). ¿Qué más se puede pedir para compartir una noche con amigos?

Para un afterwork 

Dos direcciones, dos personalidades. Si son más bien de los que prefieren los afterwork tranquilos después de un largo día de trabajo, Byra es el bar indicado. A pasitos de la estación Núñez, es la parada ideal antes de volver a casa, ofreciendo cervezas artesanales y tablas para compartir. Pero si son de los que prefieren los after offices más concurridos, con cócteles en un ambiente tenue y más nocturno, entonces vayan a Luz Mala. El bar propone happy hours con ron y whisky y por supuesto todos los cócteles que se puedan imaginar. El universo de Luz Mala es ideal para dejar atrás un pesado día laboral y sumergirse en un mundo con un poco de misterio.

Para una noche de degustación

Sin alejarse demasiado de la estación de tren de Núñez, Santa Pinta y BrewHouse llegaron para alegrar a todos los amantes de la cerveza. Rubias, rojas o stout, hay para todos los gustos. Instalarse afuera, charlar y tomar una cerveza bien fría, ese sí que es un programa que empieza bien… y todavía mejor si podemos disfrutar de la vereda o de un partido de fútbol.

Para una noche de a dos

El Pollo Gomez : desde la calle, imposible deducir que en esa casa funciona un bar creado por un grupo de amigos. Para entrar hay que tocar el timbre o envíar un mensaje por whatsapp. Una vez que les abren la puerta se descubre un patio interno decorado con plantas, ideal para tomar algo en pareja. A partir de las once, los grupos se empiezan a armar y el ambiente se vuelve un poco más ruidoso. Pero el Pollo Gomez es uno de los pocos bares a puertas cerradas de Núñez y por eso, vale la pena conocerlo.

 Traducción: Agustina Pasqualini