24.5 C
Buenos Aires
Inicio Blog

TOP: Lo que París y Buenos Aires SÍ tienen en común

Buenos Aires Paris
Foto: Pauline Casaux (Buenos Aires Connect)

Seguramente oyeron decir que Buenos Aires era la “pequeña París” de América del Sur, sin todavía comprender a qué se referían. No se preocupen, se los explicamos con los seis puntos que unen a las dos ciudades:

  1. Sus habitantes

El parisino y el porteño tienen más en común que ser simplemente habitantes de dos grandes capitales, hay otros elementos que los acercan. Y especialmente el hecho de que fuera de los límites de sus metrópolis, no son para nada populares. Los porteños son considerados a menudo como “arrogantes” e “irritantes” por el resto de sus compatriotas, y el mismo fenómeno también se comprueba en Francia cuando salimos de París y de su periferia: la imagen del parisino va en baja a medida que nos alejamos de ellos.

Pero esta semejanza es algo típico entre parisinos y porteños, ambas ligadas a sus ciudades.

2. Sus monumentos

Argentina es un país que mira desde siempre hacia Europa. Mientras paseen por las calles de la ciudad porteña, sentirán el peso de la herencia europea. Un aire de Madrid por aquí, un aire de Nápoles por allá… Y por supuesto, ese aire parisino infaltable.

En efecto, en algunos barrios de Buenos Aires, se perciben muchísimas obras de tipo “Haussmaniano”. Estas construcciones datan en general de principios del siglo anterior, cuando Argentina era potencia y admiraba la arquitectura parisina. Se dice que en aquella época, no solo se copiaba la arquitectura, sino también se llegaron a traer hasta las piedras desde la capital francesa. Esto explica por qué algunos lugares de Buenos Aires nos dan la impresión de estar por las calles de Montmartre, a pesar de los 11.000 km que separan a las dos capitales.

3. El tango

Si bien Buenos Aires se enorgullece de ser la cuna de esta danza tan conocida, París jugó un papel importante en cuanto a su difusión internacional. Así pues, antes de cruzar el Atlántico, el tango era un baile reservado a las clases sociales más necesitadas; pero cuando llegó a París, el tango tuvo un gran éxito y ganó sus cartas nobiliarias lo que le permitió lograr el éxito mundial. Es cierto que el tango está esencialmente unido con Buenos Aires, pero no podemos negar que París también tuvo su papel importante en la historia del mismo.

4. Vida cultural muy rica

La vida cultural porteña no tiene nada que envidiarle a la de la capital francesa. Claro que París tiene su Fashion Week, sus exposiciones, obras de arte, y muchas otras actividades que son el gran placer de los turistas… Pero en el ámbito cultural y artístico de Buenos Aires también encontramos de todo y para todos los gustos: museos, recitales, obras de teatro… Agréguenle a esto, el carácter sociable y festivo de los argentinos y ya verán que no sabrán por dónde empezar. La vida porteña es bastante rica e intensa, ¡A veces hasta demasiado!

5. Cementerios ilustres

Visitar cementerios… ¡Qué idea más rara! Y sin embargo, son visitas que se suelen recomendar bastante ya sea en Buenos Aires o en París. Por el lado de Francia está el cementerio Père-Lachaise, en el 20° distrito o el también llamado “XX° arrondissement”. Varias personalidades están enterradas allí, y se lo considera el cementerio más visitado del mundo (sí, al menos así lo indica Le  Monde).

Del otro lado del Atlántico, encontramos el Cementerio de Recoleta, ubicado en el elegante barrio del mismo nombre. Fue diseñado por un francés y allí se erigen magníficos panteones y bóvedas pertenecientes a las familias más aristocráticas de Argentina. Tal vez encuentren algo extraño lo de visitar cementerios; pero el interés está en la arquitectura del lugar, estos cementerios son verdaderas obras de arte, que realmente bien valen la pena ser visitados.

6. Salir a tomar un café

Amigos parisinos, un viaje a Buenos Aires les permitirá conservar la costumbre de salir a tomar un café. Tanto los porteños así como los parisinos son fanáticos de sentarse a tomar un café en algún bar o confitería, solos o acompañados, en la calle o dentro del salón, todo con tal de tomar un café o animarse a un cappuccino.

¿No saben a dónde ir? Ya hemos pensado en eso para ustedes y les preparamos nuestro top de mejores cafés de Buenos Aires!

Cenas Pasionarias, noches secretas de jazz y sushi

Cenas Pasionarias
Foto: Eva McD (Buenos Aires Connect)

De lo más bizarro a lo más elegante y sin ningún orden específico, La Pasionaria es una tienda de antigüedades como ninguna otra en Buenos Aires. Se trata de un antiguo depósito de ferrocarriles que ahora alberga “lo mejor del retro-chic”, como dicen ellos. Maniquíes antiguos, carteles retro, esculturas gigantes, máscaras, libros, juguetes, esqueletos y muchas -MUCHAS- lámparas nos sacan ese ineludible “wow” al entrar.

Ahora imaginen que en ese galpón lleno de piezas muy valiosas que van desde 1920 hasta 1950, también pueden tener una cena por pasos y escuchar jazz con una modalidad casi exclusiva. Es que en este lugar funciona una especie de restaurante a puertas cerradas, con cenas privadas semanales diseñadas por Gaspar (que además está allí cada noche saludando a los comensales).

El menú puede variar, el de nosotros incluía un Aperol y mandioca frita de bienvenida. Como entrada pueden elegir entre causa de salmón o brochette de pescado (ambas muy buenas). El segundo paso es un ceviche que nos encantó: muy fresco y con el sabor de la lima que a veces falla en el ceviche local. Como principal nos ofrecieron 13 piezas de sushi o pollo thai con arroz. Aquí sí tenemos que recomendar enfáticamente el sushi y pedirles que descarten el pollo. Pueden cerrar con un bocado dulce a elección, como suspiro limeño o mousse de chocolate.

No es una cena económica, pues está en el rango de precios de un puerta-cerradas. Lo recomendamos si quieren realmente impresionar a alguien (especialmente en plan romántico). No le digan nada y lleven a su acompañante hasta esta tienda por la noche, que parezca que está cerrado y que se equivocaron de dirección… hasta que alguien les abra la puerta a este museo exótico y lleno de objetos que seguramente serán motivo de muchas conversaciones interesantes. Y por si fuera poco, cuando vayan por la segunda copa de vino y el sushi esté siendo servido, alguna banda de jazz se va a instalar en el medio de salón y va a musicalizar la excéntrica velada.

Si les gustó la movida, no se pierdan nuestro top de bares secretos en Buenos Aires, muchos de ellos en la cercanía.

Cenas Pasionarias – ¡Sólo con reserva previa!
Godoy Cruz 1669 – Palermo
Tel: 5913-6519
Precios: $ $ $

Iniciación al folclore argentino

folclore
Foto: Ministerio de Cultura de la Nación Argentina

La tradición musical de Argentina es bastante variada y va mucho más allá del tango. Si bien este último es el ritmo porteño por excelencia, no es más que uno entre el conjunto de géneros entre el largo repertorio del país. Con el nombre genérico de “folclore” se reúnen numerosos estilos originarios de distintas regiones argentinas. Les quisimos preparar un recorrido musical presentándoles algunos de los ejemplos más representativos.

ZAMBA, nostalgia desde Salta 

La zamba es la música por excelencia de Salta. Sus dos instrumentos característicos son la guitarra y el bombo, el tambor tradicional del norte argentino. La zamba, que nada tiene que ver con la samba brasilera, es un baile de pareja donde los dos bailarines realizan sus pasos prácticamente sin tocarse. Se agita un pañuelo que acompaña la coreografía y le agrega un toque al juego de seducción. El resultado está colmado de poesía y sensualidad.

*Algunos temas conocidos: Zamba de mi esperanzazamba para olvidarzamba por vos

*Todo acerca de la zamba: Haga click aquí

CHACARERA, el ritmo de Santiago del Estero

¿Una pareja que baila pero sin pañuelo? ¿Con bombo pero con ritmo mucho más rápido? Es la chacarera. Originaria de Santiago del Estero, se baila de a dos sin que haya contacto entre los bailarines mientras se chasquean los dedos y se aplaude. Como la zamba, la música está compuesta de guitarra y bombo y a veces violín para completar. La chacarera pudo haber tenido su origen de la influencia de los esclavos afro-americanos que había en aquélla época en el territorio, lo que explicaría el ritmo bastante característico de esta danza.

*Algunos temas conocidos: Entre a mi pago sin golpear, Añoranzas, La Sachapera

*Todo sobre la chacarera: Haga click aquí 

CHAMAMÉ, la melodía de Corrientes

Muy popular en la región del litoral argentino (provincias de Corrientes, Misiones, Chaco y Entre Ríos), el Chamamé forma parte de la identidad de la región. Y esto porque es el resultado de la curiosa mezcla de su población. Por ejemplo, su parentesco lejano con las danzas como la polka, la scottish y la presencia del acordeón denotan influencias de los inmigrantes de Europa del este. Mientras que el sapucay (un largo grito que hace el cantor o el bailarín) así como la manera muy particular de rasgar la guitarra son una herencia guaraní. El chamamé se baila en pareja, mejilla con mejilla.

*Algunos temas conocidos: Km11, el Cosechero

*Todo sobre el Chamamé: Haga click aquí 

Los imprescindibles

Los dos grandes gigantes del folclore argentino son evidentemente Mercedes Sosa y Atahualpa Yupanqui, dos personajes con enorme influencia que interpretan todos los géneros del folclore argentino. Los dos vivieron exiliados en Francia (fue precisamente Edith Piaf quien dio a conocer Atahualpa)

MERCEDES SOSA (1935- 2009) nacida en la provincia de Tucumán, quedarán asombrados con su potente voz.

ATAHUALPA YUPANQUI (1908-1992) cuyo nombre verdadero era Héctor Chavero. Su estilo de canto, no es la más fácil para escuchar, pero nos gusta por el virtuosismo de su guitarra y la poesía de sus letras.

¿Anticuado el Folclore? ¡Nada que ver!

Aquí tienen a algunos artistas de la nueva generación para que puedan iniciarse en la escucha folclórica. No todos interpretan el folclore argentino en su más estricto estilo, le  agregan a veces toques de pop o rock, pero su música es un buen comienzo para encarar el folclore de manera más amena y de a poco acercarse a los grandes clásicos.

Soledad Pastorutti
Abel Pintos
Rally Barrionuevo
Chango Spasiuk
Luna Monti y Juan Quintero (dos grandes figuras del folklore actual)

¿Dónde escuchar Folclore en Buenos Aires?

La música folclórica se toca y escucha tradicionalmente en las peñas. Aquí van algunas direcciones:

* La Peña del Colorado
Güemes 3657 – Palermo
Tel: 4822-1038
Todos los días de 20h a 4h
Precios: $

* La Peña los Cardones
Jorge Luis Borges 2180 – Palermo
Tel: 4777-1112
De miércoles a sábado de 21h a 4h
Precios: $$$

* La Feria de Mataderos
Avenida de los Corrales y Avenida Lisandro de la Torre
Todos los domingos de marzo a diciembre de 11h a 20h

Para conocer un poco más

Les recomendamos la película de Carlos Saura donde se reunieron los más grandes representantes del folclore actual Zonda Folclore argentino.

LOCAL, el café cultural con una sorpresa en cada piso

Local palermo
Foto: Eva McD (Buenos Aires Connect)

Bien puede decirse que la Plaza Serrano es el corazón palpitante de Palermo Soho, y la zona a su alrededor es conocida por ser casa de muchos diseñadores, la mayoría nacionales, con buen gusto y con ese toque “canchero” tan relacionable con Palermo mismo. Ropa, muebles, déco, joyería, libros, lentes… todo lo imaginable que esté relacionado con arte, diseño y estética.

Quizás por eso, un lugar como LOCAL encajó desde el principio como pez en el agua. Un concepto sencillo y de buen gusto sostiene el emprendimiento, que ya de entrada deja claro que lleva la bandera de “local support” con sus eventos con buena música, marcas locales y exponiendo arte y diseño de acá.

¿Qué es lo peculiar? LOCAL es un lindo “Todo en uno” que – a menos que se hayan enterado por sus redes o por esta nota – los va a sorprender. Abajo está el café bajo el nombre de “Alaska”, donde pueden pedir por ejemplo un cappuccino que sale con un mini-waffle de cortesía; pero la propuesta se extiende hasta un brunch “lo-fi” que trae bagel, huevo, papa, salchichas con palta, bacon, waffle, café, jugo… y tiene opción veggie.

Después de comer, quizás el café los dejó sintiéndose aventureros e hiperactivos. ¿Por qué no subir a chusmear el local de tatuajes en el segundo piso? (Aunque esto puede ser particularmente peligroso si se tomaron algunos tragos en la planta baja…). Y si suben un poquito más, la tercera maravilla es un showroom de Drole, una marca de indumentaria vintage cuyo nombre ya era conocido en el mundillo de la moda alternativa de Buenos Aires.

Pero por muy diferente que sean las partes, lo mejor de LOCAL es precisamente que funciona como un todo. No ofrecen un café, un tatuaje o una remera… sino una EXPERIENCIA. Probablemente si separamos los elementos no tendría el mismo encanto. Y ya que están en esa onda no dejen de ver nuestra nota sobre la Moda en Buenos Aires o buscar más artículos vintage en las mejores Ferias Artesanales y Americanas de la ciudad.

LOCAL
Gorriti 5045 – Palermo Soho
Martes a sábado de 12h a 20, domingo de 14h a 20h
Precios: $ $

Microteatro, 15 minutos, 15 personas, 15 metros cuadrados

microteatro
Foto: Santiago Hamelau (Buenos Aires Connect)

Microteatro ha llegado por fin a Buenos Aires y promete revolucionar la ciudad con una propuesta novedosa y arriesgada: obras que duran 15 minutos, para un público de 15 espectadores y en tan solo 15 metros cuadrados. Parece increíble, pero es cierto, y si hay escépticos entre los lectores, podemos asegurarles de antemano que este formato funciona de maravilla.

Microteatro se encuentra en la calle Serrano, antes de cruzar Córdoba, en el barrio de Villa Crespo. Ingresamos por un pasillo largo con arcos de jazmines que nos conducen a la boletería y a un enorme bar con dos sectores. Podemos adquirir entradas ahí o por internet en el portal Alternativa teatral. Son dos tandas de seis obras: la sesión central que comienza a las 20h y la sesión golfa que comienza a las 23h. A partir de allí las obras van empezando en escalera en sus respectivas salas y en total se representan cinco veces por noche. Todo comienza en punto para no retrasar el cronograma, por lo que hay que estar detrás de una cortina claramente señalizada, en donde nos cortarán la entrada y nos harán subir unas escaleras hasta la planta superior. Allí nos recibirá alguien más para conducirnos por un pequeño laberinto de salas y cortinados de terciopelo verde inglés hasta la puerta correcta.

El espacio reducido que se propone para estas obras de formato breve realmente cambia el consumo habitual de una obra de teatro. Los actores actúan a centímetros nuestros, y hasta puede que nos pidan permiso para pasar o nos agarren un pie o una mano. La inmersión es casi total ahora que la cuarta pared se ha astillado en fragmentos individuales. Por otro lado, nunca los minutos fueron tan preciados: ni bien uno entra, ya se está por ir. Las obras están presionadas por la poca duración a generar en tan solo quince minutos un conflicto y algún tipo de desenlace. Los directores y los actores están llamados a condensar todo su talento en una pieza teatral que interese a los espectadores, que los movilice y que pueda quedar en sus mentes luego de dejar la sala.

La idea nació en 2009 cuando casi 50 artistas, entre directores, actores y autores, presentaron un proyecto teatral llamado “Por dinero” en un prostíbulo de Madrid. Fueron repartidas 13 habitaciones del burdel a 13 compañías teatrales que recibieron la consigna de crear obras de no más de 15 minutos. Las obras se representaban cuantas veces fuera necesario dependiendo del público que hubiera e increíblemente llegaron a actuarse más de veinte veces al día. Hoy Microteatro ya es un fenómeno mundial y cuenta con sedes en muchas ciudades americanas y españolas, entre ellas Puebla, Lima, Miami, Madrid y Barcelona.

Por último, debemos destacar que esta idea viene acompañada por una propuesta gastronómica: el Bar 15 de la planta baja, pensado por Federico Fialayre de Tomo 1. El espacio tiene una estética neoindustrial, intervenido con palmeras y ficus. La carta ofrece fast food de calidad y a buen precio, junto con una buena selección de cerveza artesanal y vinos por copa. Podemos subir con nuestros tragos a ver las obras, pero no con la comida. Un dato no menos importante: hay happy hour y es muy recomendable.

El lugar ya cuenta con cierta popularidad. A la inauguración vinieron figuras como Darín, Mercedes Morán, Peter Lanzani, Julieta Novarro (quien lleva el proyecto junto a Pablo Bossi y sus hijos, Pablo y Agustín), Juan Monaco, Pampita, entre otros. Aconsejamos no llegar muy tarde para sacar entradas porque varias de las funciones podrían estar agotadas. Si luego de comentar las obras en Bar 15 quieren seguir conociendo bares interesantes, les recomendamos Parque Bar Botánico en la cercanía. Y si más luego quieren ir a bailar, Club 69 es la mejor opción del jueves.

Microteatro
Serrano 1139 – Villa Crespo
Tel: 4774-9081
Miércoles y jueves de 19h a 02h, viernes y sábado de 19h a 03h, domingo de 19h a 00h

Dachs, mucho más que panchos y mucho más que birra

Dachs Almagro
Foto: Julie Beyer (Buenos Aires Connect)

Demasiado elegante para llamarlo un snack-bar, demasiado en la onda street food + cerveza artesanal para llamarlo un restaurante… Dachs se ubica justo en medio de los dos. Este bar – llamémoslo así- se encuentra en una de las zonas más lindas de Almagro, por esas callecitas entre Corrientes y Córdoba que tanto nos gustan por su ambiente popular, alegre y distendido.

Como indica su nombre completo Dachs Hot Dog & Craft Beer, la especialidad de este local espacioso y luminoso son los panchos argentinos (o hot-dogs). No lo camparen con el pancho al paso que se compra en cualquier kiosko, en Dachs se come gourmet. Excepto por la salchicha, todo es casero, desde el excelente pan hasta las papas fritas, y las deliciosas empanadas también, cuyo original relleno desafía a cualquier competidor.

Entre las propuestas gourmet de hot-dogs, vamos a nombrar la “Jirafa Andina” (palta, cebolla caramelizada, tomate, huevo y alioli), el “Mr. Floyd” (curry, salsa criolla, ensalada verde y babaganush) y también el Ingress Dog (champiñones de París salteados, roquefort y mayonesa de rúcula). ¿Y para los vegetarianos? la carne de casi todos los panchos de la carta se puede reemplazar por una salchicha de falafel. Y si no, el Carrot Balls Kebab hará felices a los no-carnívoros.

Dachs da en el blanco con su relación precio – calidad. Un poco al estilo de Nola, el pedido se hace en la barra, luego esperan que los llamen por su nombre desde el pequeño mostrador de la cocina para retirar su plato. La música es lounge y cool, el personal es adorable y relajado. La street food puede estar en su mejor momento, y después de haber terminado su plato, siempre queda un espacio para pedir otra cerveza: APA, Cream, Honey Brown, Dry Stout, Scotch Bourbon, IPA… sólo hace falta escoger.

¿Estos ricos aperitivos les aportaron la energía para seguir? Aprovechen que están por la zona para visitar el centro cultural Konex. Y pasen también por Lo de Roberto, uno de los bares ineludibles.

Dachs
Lavalle 3633 – Almagro
Tel: 3132-0999
De martes a viernes de 11h a 0h, viernes de 11h a 2h
Sábados de 17h a 2h y domingos de 18h a 0h
Precios: $ $

Nihonbashi, el secreto japonés de Balvanera

Nihonbashi
Foto: Pauline Escobar (Buenos Aires Connect)

Para todos los que están con ganas de cambiar de paisaje y de algo original: tranquilos, tenemos lo que necesitan. Balvanera tal vez no sea el barrio más de moda de Buenos Aires, pero si observamos un poco, realmente posee lugares que hacen que valga la pena conocerlo. A pocas cuadras del Congreso argentino, Nihonbashi es uno de esos lugares.

Se lo advertimos: apenas crucen la puerta del restaurante, serán transportados a otro mundo. Técnicamente se encontrarán en Buenos Aires, pero tendrán la sensación de haber sido transportados al país del Sol Naciente. Los mozos vestidos con trajes típicos, los recibirán y llevarán hasta su mesa –o tatami, según lo que hayan elegido- desde donde podrán admirar la decoración de estilo japonés, simple pero auténtico.

La carta del restaurante está compuesta de las especialidades japonesas. Por supuesto hay sushis hechos de manera tradicional con productos de calidad. Aquí se aprecian los sushis no por estar a la moda, sino porque se sabe que forman parte de la cultura.

Pero la especialidad que no deben dejar de probar es el “Shabu Shabu”. Este plato, que podemos describir como una especie de fondue japonesa, está compuesto de finas fetas de carne, verduras y tofu. Típico de Japón, se lo servirán y cocinarán a plena vista. Deberán agregar los ingredientes al caldo hirviendo, luego se los remoja en las salsas frías que más les gusten. Una delicia y un agradable descubrimiento culinario.

Los precios pueden ser un tanto elevados, como en la mayoría de los restaurantes japoneses de la capital, pero se justifica por la increíble calidad de sus platos. Además, supimos que este restaurante es muy popular entre la comunidad japonesa de Buenos Aires, lo que confirma su  autenticidad.

Ojo con llegar muy tarde, la cocina cierra a las 23h. Nuestra sugerencia: pidan que los instalen en los tatamis en vez de las mesas. Deberán descalzarse para ingresar, pero si se animan vivirán una experiencia realmente diferente y conseguirán mayor intimidad.

Aprovechen que están por la zona para dar una vuelta por Congreso, a pocas cuadras de restaurante. Y si antes o después les dieron ganas de ver una peli, vayan al cine Gaumont.

Nihonbashi
Moreno 2095 – Balvanera
Tel: 4951-7381
De martes a domingo de 19h30 a 23h
Precios: $ $ $

La Reserva Ecológica de Costanera Sur, un poco de aire puro en la ciudad

Pasando los altos rascacielos al estilo Miami, se abre un semblante de pampa : la Reserva Ecológica de la Costanera Sur, verdadero pulmón verde de la capital porteña.

Frente al río, este inmenso espacio verde (de más de 360 hectáreas) surge en los años 90 entre los escombros del recién nacido Puerto Madero, el barrio más moderno y “cheto” de la ciudad. La naturaleza se encargó inmediatamente de invadir el lugar y no tardó en instalarse una fauna autóctona compuesta por una multitud de pájaros, roedores, reptiles, tortugas e insectos.

Los senderos de tierra nos llevan hasta las aguas plateadas del río. Es común cruzarse con otra fauna (no menos autóctona) como ornitólogos amateurs, ciclistas, maratonistas, turistas, enamorados y familias… (sobretodo los fines de semana).

La Reserva Ecológica es la mejor manera de escaparse del caos de la ciudad sin salir del todo de ella. A los lados del sendero, hay una multitud de bancos y espacios verdes para tirarse a descansar un poco.

Si el día está lindo, tengan cuidado con las insolaciones. ¡Y no subestimen a los mosquitos! Caminando, el paseo puede llegar a resultar un poco largo y monótono quizás, ¡en bicicleta es un verdadero placer!

El fin de semana se puede alquilar unas bicicletas (no se olviden de sus documentos de identidad) cerca de la entrada sobre la Costanera Sur. Para los amantes de la naturaleza, es posible descubrir la fauna y flora local en visitas guiadas los sábados y domingos. ¡Hasta hay paseos nocturnos en las noches de luna llena!

Fuera de la Reserva y siguiendo la costanera entre la Avenida Córdoba y la Avenida Independencia están los famosos “carritos de la costanera”, parrillas al paso donde se pueden comer unas espectaculares bondiolas o choripanes. Es un paseo muy popular entre los porteños que vienen con el auto, las sillas, la familia, el perro, la radio y el mate a disfrutar de una tarde de sol.

Si les gusta el folklore, estén atentos a los espectáculos de danza que se llevan a cabo cerca de la entrada de la reserva.

Aprovechen que están por el barrio para visitar el Museo del Humor, la Colección Fortabat o la Fragata Sarmiento. Y a la hora de comer, si no sucumbieron a la tentación de la bondiola del carrito, vayan a probar el DF o Siga La Vaca.

Y no se olviden de llevar protector solar, sombrero/gorra, repelente de mosquito, agua fresca,… ¡Y todo lo que se les ocurra!

Costanera Sur
Av. Tristán Achával Rodriguez 1550 – Puerto Madero
Tel: 4893-1640/1580
De martes a domingo, de 8h a 18h
Visitas guiadas : sábado, domingo y feriados a las 10h30 y 15h30
Entrada libre y gratuita

“Björk Digital”, una experiencia virtual lisérgica en La Usina

Bjork
Foto: Gobierno de la Ciudad

Fecha de inicio: 20 de septiembre 2017
Fecha de cierre: 30 de diciembre 2017

Luego de visitar ciudades como Tokyo, Reikjavik, Londres, Montreal y México, llega a Buenos Aires la exposición digital más grande del mundo creada por Björk, la cantante islandesa, en colaboración de una infinidad de artistas y realizadores. Desembarcó en nuestro país en el marco del Festival Ciudad Emergente y se encuentra sobre la avenida Pedro de Mendoza, a metros del ingreso principal de la Usina del Arte.

Björk es una cantante asombrosa, con una voz fuera de la común y una estética muy marcada por la psicodelia, el surrealismo y el simbolismo. No solo se ha dedicado a crear música, sino que ha intentado cruzar su arte con otras disciplinas como la educación, la tecnología, el video, la animación, etc. De todas esas relaciones riquísimas ha surgido esta exhibición, constituida de varias salas por las que el espectador irá avanzando y que incluye trabajos de Michel Gondry, Spike Jonze, Stephane Sednaoui y Nick Thornton Jones, entre otros.

La primera sala nos permite interactuar con tablets y probar la aplicación que Björk desarrolló para que niños y adultos pudieran experimentar el arte de la música a través de diferentes propuestas lúdicas. A partir de aquí la muestra se vuelve absolutamente personal y hace un recorrido visual e interactivo en donde Björk transita su pena por su separación de Matthew Barney. Gracias a la tecnología de realidad virtual en 360 grados, la exhibición nos sumerge de lleno en todos los estados de ánimo de la cantante, desde la angustia de la ausencia, pasando por estados de meditación y recogimiento, hasta el ulterior renacer de la artista como un fénix. Absolutamente conmovedor, este recorrido apela a las fibras más íntimas de nosotros como espectadores y espera encontrar en nuestra sensibilidad la capacidad de comprender y acoger el dolor ajeno, que también se vuelve nuestro dolor.

Como no buscamos arruinar la experiencia, no contaremos más, apenas lo suficiente para entusiasmarlos. Por otro lado, es necesario tener en cuenta algunos detalles: La experiencia dura alrededor de una hora y veinte y se puede ingresar de a grupos reducidos de solo 12 personas. Durante la semana el flujo de gente es mucho menor, pero los fines de semana suele haber cola y cierto tiempo de espera.

La muestra “Björk Digital” es una experiencia absolutamente fuera de lo común, de una belleza sobrecogedora. Es un privilegio contar con esta exhibición que enriquece el panorama de la ciudad y a todos nosotros como espectadores. No muy lejos de allí podemos visitar PROA, otra gran institución porteña dedicada al arte, y si queremos almorzar o cenar, siempre tendremos lista la mesa de Caseros.

“Bjork Digital” en La Usina del Arte
Agustín Caffarena 1 – La Boca
Martes a jueves de 14h a 19h, viernes de 12h a 21h
Sábados, domingos y feriados de 10h a 21h
Entrada libre y gratuita

10,445FansMe gusta
2,846SeguidoresSeguir
863SeguidoresSeguir