Home Blog

Mapa interactivo de Buenos Aires

De paseo por Buenos Aires o simplemente con curiosidad por su vecindario, nuestro equipo lo invita a sobrevolar la ciudad con este mapa interactivo. Hagan clic en un barrio para descubrir lo que lo hace especial, así como sus principales atracciones turísticas. También encontrarán ideas de escapadas, para sus paseos dominicales o sus finde largo, haciendo clic en las áreas: Norte, Sur, Oeste, Costa y Uruguay. ¡A disfrutar!

* Si un barrio no es “clicable”, es porque no ha sido explorado todavía por nuestro equipo (¡pero no tardará mucho!)

- Anuncio -

Pizzería Mandiyu, buena onda correntina de noche y de día

Pizzería Mandiyu Almagro Buenos Aires
Foto: Facebook de Pizzería Mandiyu

Después de años de juventud descontrolada en que tanto los dueños como los clientes vivían la vida loca a base de noches interminables de folklore y tango, el Mandiyu, verdadera institución del barrio de Almagro, finalmente entró en la era de la madurez.

Como suele suceder en estos casos, la operación empezó con una mudanza. Siempre fiel a la calle Sarmiento, Mandiyu se mudó al otro lado de la manzana para ubicarse en la esquina con Mario Bravo. Una oportunidad para hacer borrón y cuenta nueva: el nuevo local es mucho más luminoso que el anterior y un extraordinario mural decora las paredes evocando los salvajes Esteros del Iberá, ubicados en la provincia de Corrientes de donde son originarios los dueños. Ellos, como buenos correntinos, bautizaron al restaurante como el equipo de fútbol de su provincia, el Deportivo Mandiyu, que presenció el desastroso debut de Diego Armando Maradona como entrenador hace más de veinte años.

Pero la transformación no se termina ahí: “Ahora el concepto del lugar está más orientado a café-restaurante que a la música, con una gran amplitud de horarios”, explica la dueña, Mariana Domínguez. Los amantes de la calidez de Mandiyu o los nostálgicos de Corrientes pueden pasar literalmente TODO el tiempo a disfrutar sus desayunos, el menú del día para el almuerzo, la cafetería a la tarde y el restaurante a la noche. Mención especial a los grandes clásicos de la casa: las pizzas (la muzza grande puede alimentar a un batallón y la calabresa sigue siendo la preferida de su servidor) y las empanadas, que las podemos pedir para llevar o por delivery sin fundirse. Para acompañar con un vino, una Quilmes o el clásico Fernet con Cola.

A pesar de su transformación, Mandiyu nunca cortó los lazos con la música. Los sábados a la noche la playlist está totalmente dedicada al chamamé, y cuando la noche se empieza a poner, las mesas desaparecen para liberar la pista de baile. No vas a encontrar un plan más auténtico.

Si lo único que están buscando es música en vivo, a tan sólo dos cuadras van a encontrar un rincón tanguero donde suelen ir espontáneamente una gran cantidad de Gardelitos del barrio: el Boliche de Roberto.

Pizzeria Mandiyu
Mario Bravo 402 – 
Almagro
Tel: 4862-0229
De lunes a jueves, de 7h30 a 0h ; viernes y sábados de 7h30 a 1h ; domingos de 19h a 0h

Precio: $ $

*Traducción: Daniela Gambarotto

- Anuncio -

Buenos Aires para cinéfilos

Cuando los hermanos Lumière inventaron el cinematógrafo en 1895, opinaron que el cine era una invención sin futuro… ¿Pudo alguien, alguna vez, estar más equivocado? Si bien la oferta cinematográfica actual en Buenos Aires no le llega ni a los talones a la de hace treinta o cuarenta años atrás, la ciudad sigue ofreciendo un rico panorama de salas para disfrutar de estrenos y grandes clásicos del séptimo arte.

Para los estrenos de Hollywood

Si buscan el último éxito de taquilla yanqui (¡no todo es Godard en la vida!) lo van a encontrar en los cines de las cadenas Hoyts, Village y Multiplex). Están diseminados un poco en toda la ciudad, generalmente dentro de los shoppings. Las entradas suelen ser algo caras pero existe la posibilidad de descuentos 2×1, hay que estar atentos. Para las funciones de la noche, los días de grandes estrenos y el finde, les aconsejamos que compren las entradas online o de tener un poco de paciencia y presentarse una hora antes de la función y cruzar los dedos para que queden entradas.

Toda la tecnología moderna está disponible, como salas 3D e incluso 4D (aunque fuera de Capital). Probablemente la mejor sea la sala IMAX del centro comercial Norcenter en Zona Norte, donde la proyección tiene un tamaño y una resolución muy superior al resto de la oferta. En la sala “premium” del centro comercial DOT, tienen sillones reclinables ultra cómodos, una mesita que comparten con otro sillón y nadie más, y la posibilidad de llamar a un camarero con un botón para que traiga sushi o un fernet con coca.

Cine nacional

Mención especial para los Espacios Incaa, se encuentran en todo el territorio argentino y pasan exclusivamente películas argentinas. La entrada es muy económica y por eso se forman grandes colas. En capital hay dos sedes:

El Gaumont en Av. Rivadavia 1635 – Congreso
El Artecinema en Piedras 736 – Monserrat

Cines independientes

Si lo suyo es más el cine de autor, nacional o extranjero, esta sección es para usted. Además, cabe aclarar que las entradas son más baratas que en los cines de shopping.

  • La sala Leopoldo Lugones: en el 10º piso del Complejo Teatral San Martin, propone desde hace años ciclos en torno a directores, festivales, etc.
  • La sala del MALBA
  • El Cine Cosmos UBA. Entre los años 60 y 70, el Cosmos era toda una referencia en el ambiente cinéfilo porteño. Cerrado en 2008, fue recuperado por la UBA (Universidad de Buenos Aires) en 2010 quien lo administra actualmente.

Los centros culturales

Ciclos temáticos, homenajes a grandes directores o cine experimental, cine bizarro u olvidado, ¡pasen y vean!

La Alianza Francesa y el British Arts Center tienen una programación en estrecha relación con sus respectivos países. ¡Muy recomendables!

Escuelas de cine

Dos escuelas de cine presentan regularmente ciclos interesantes y abiertos a la comunidad
El Espacio FUC en San Telmo y la ENERC: La Escuela Nacional de Experimentación y Realización Cinematográfica, para descubrir nuevos directores y redescubrir grandes clásicos.

Cine-clubs

  • Cineclub ECO: Grandes clásicos proyectados en el marco de un ciclo homenaje a un director, un actor o un tema. La función viene acompañada por un debate posterior alrededor de un buen café.
  • La Filmoteca: ¡Todos los findes un tema nuevo! Ciencia ficción, cine francés, grandes actores,… En su página del FB está toda la programación bien completa. Las copias son todas en fílmico.
  • Cineclub Núcleo: El cineclub más antiguo de Buenos Aires. Desde 1952 propone funciones dos veces por semanas, grandes clásicos y avant-premières. Para más información, escribir a ccnucleo@hotmail.com
  • Lo de Ricardo Parodi: El cineclub más íntimo de Buenos Aires, en una casa antigua de Palermo, películas de calidad acompañadas por un debate y reflexiones.
- Anuncio -

Centro Cultural Morán, cita imperdible en Agronomía

centro cultural Morán
Foto: Facebook de Centro Cultural Morán

En el barrio de Agronomía podemos pensar que la vida nocturna corresponde con el ambiente de sus calles: tranquilo y silencioso, pero no se dejen llevar por las apariencias porque a la vuelta de la avenida Constituyentes se encuentra el centro Cultural Morán. Inaugurado en abril de 2018 en una antigua fabrica metalúrgica, este centro se ha vuelto uno de los imperdibles de la vida cultural del barrio.

La entrada es bastante discreta, pero una vez que atravesamos la puerta accedemos a una amplia sala principal y espacios reservados a distintas actividades artísticas en el primer piso. Las estructuras de metal y cemento nos recuerdan al pasado industrial del edificio,  mientras que los muebles de madera aportan una estética más contemporánea que imita el estilo escandinavo. En la sala acústica se ofrece una vasta gama de espectáculos: funciones de cine, de teatro y de música, frecuentemente de la mano de nuevos talentos o jóvenes creadores. La mayoría de estas obras son pagas, pero también hay otras gratuitas. Por ejemplo, todos los jueves hay un ciclo de jazz que se ha convertido en la joyita del Morán, donde se presentan de manera gratuita artistas muy variados.

Además de los espectáculos, podemos encontrar varios cursos en la programación. Los adultos tendrán acceso a cursos anuales de teatro, de música, o de diferentes artes visuales, como dibujo, pintura o diseño audiovisual. No se preocupen, también hay actividades para los más chicos. Ellos podrán iniciarse en el mundo del ajedrez, de las artes visuales y del teatro.

Pero sin dudas el símbolo distintivo de las actividades del Centro cultural Morán son las temáticas sobre economía, política, y la cuestión de género. Ciclos de conferencias sobre literatura, historia, o artes visuales son organizados con esta perspectiva. Los talleres de economía tienen como objetivo brindar conocimiento a un público que no es experto en el tema y discutir temas con personalidades del mundo económico. Por ejemplo, el ex ministro de economía Axel Kicillof suele ser invitado para moderar los debates. En un cruce de varias disciplinas, el centro cultural Morán pretende ser un laboratorio de creación, de intercambio de ideas y de espectáculos, así como punto de encuentro para todas las edades.

Si no encuentran nada en la agenda que les guste, al menos vayan para disfrutar del ambiente y tomar algo. El bar, que abre de miércoles a sábados a partir de las 20h, sirve cervezas y platos simples como hamburguesas o empanadas, a un muy buen precio.

Y para completar el recorrido del barrio, en Rayuela Bar pueden seguir el rastro de Julio Cortázar, uno de los habitantes más ilustres de esta zona, o explorar el ambiente tanguero del bar El Faro a tan sólo unos pasitos de ahí.

Centro cultural Morán
Pedro Morán 2147 – Agronomía
Lunes, martes y miércoles desde las 17h, jueves desde las 18h, viernes desde las 19h, sábado desde las 20h, sábado al mediodía y domingo según la agenda

*Traducción: Daniela Gambarotto

- Anuncio -

Georgie’s, una esquina para quitarse el sombrero

Primero, cuentas claras: El que esté buscando sombreros, catrinas y banderines de colores; por ahí les conviene el 2×1 de los miércoles en La Fábrica del Taco.

Se nota que no fui la única confundida por la cantidad de reseñas que clasifican a Georgie’s como un restaurante mexicano, creando expectativas equivocadas y además distorsionando los verdaderos -hermosos- colores que una propuesta así pinta en el panorama gastronómico local.   

Lo que sí es Georgie’s, en primer lugar, es una taquería. Y sin miedo a flashearla: la primera verdadera taquería de Buenos Aires. Las tortillas son hechas in house desde cero, a mano, todos los días. Son tortillas de maíz nixtamalizadas (traducción: usando la técnica mexicana posta). Esta parte es importante por eso voy a repetirla: No usan ninguna harina comercial; ni tampoco tienen un proveedor que trae las tortillas – lo que comen en Georgie’s se hizo en Georgie’s.

El menú es conciso como me gusta y varía periódicamente. En mi mesa se probaron tacos de carne con pico de gallo, cilantro y yogurt; tacos de cordero con chutney de cítricos y salsa ranchera; y tacos vegetarianos con coleslaw, brócoli y puré de zanahoria. Nos quedaron pendientes las gorditas (hay una de pollo y otra de zapallo con mole de maní que tenía una pinta increíble). 

Y lo que también es Georgie’s, en un cercano segundo lugar, es un íntimo y ameno emprendimiento que está levantando vuelo en el país que pone los mil obstáculos para emprender. Aunque detrás de la idea de Georgie’s hay talentos que pasaron por Proper; la onda aquí es menos ambiciosa, más amigable. Más “esquina de Chacarita”.

Tengan en cuenta que el lugar es chico pero ya es de culto, por eso hay que esperar por mesa casi siempre. Además la ciudad recién se está empezando a acostumbrar a los locales de circulación rápida y animándome a sacrificar la sobremesa de vez en cuando (otro reto que Georgie’s asumió con valentía). No trabajan con reservas. 

Georgie’s es un lugar para los que todavía se entregan a las alegrías simples. Una cena dinámica que se combina bien con unas cervezas en Strange, con un recital en el Vorterix o con una noche de jazz en el Simik.

Georgie’s
Charlone 499 – Chacarita
Tel: 4553-7287
Martes a sábados de 19h30 a 0h
Precios: $ $

- Anuncio -

Gula, el cafecito de Saavedra que exalta todos los caprichos

gula café saavedra
Foto: @eats.baires

Todo en colores pasteles, con toque vintage medio infantil, una decoración y una atención que inspiran ternura. Se podría pensar que se trata de una propuesta inocente y cautelosa, pero no, cuando las cosas empiezan a llegar a la mesa, te das cuenta de que el menú de Gula le hace honor a su nombre y no a su apariencia.

Si le preguntan a Meli de Entre Tostadas (que en mi opinión es la autoridad definitiva en materia brunch y desayuno de Buenos Aires) cuáles son las mejores medialunas de capital, seguramente los va a mandar acá. Y con razón. Son caseras y con un gusto inigualable a manteca de verdad. A veces uno no sabe de lo que se está perdiendo hasta que lo tiene de frente, y no sabía cuán acostumbrada estaba a la desazón de la panadería industrial hasta que probé las medialunas de Gula.

Después de tomar confianza, pueden experimentar con la medialuna rellena de frutos rojos y la rellena de chocolate, ambas muy-muy ricas. Otras cosas que he probado y aprobado en Gula son el chocolate caliente y el waffle con frutas, helado, brownie, dulce de leche y baño de chocolate. Los fanáticos del lugar insisten que todo es demasiado rico y artesanal; así que hay poca probabilidad de equivocarse con su pedido. ¡Experimenten tranquilos!

Además la ubicación de Gula, cerca del Parque Saavedra, es ideal para un domingo en el barrio. Y además es una muy merecida alternativa a Moshu, que también es excelente como verán en nuestra nota, pero suele ser difícil encontrar una mesa. ¿Ganas de comparar medialunas? no se pierdan la guía de facturas porteñas y el Top de panaderías de Buenos Aires.

Gula Café
Crisologo Larralde 2801 – Saavedra
Martes a sábado de 9h a 13h y de 16h30 a 20h, domingos de 16h30 a 20h
Precios: $ $

- Anuncio -

¿Cómo y dónde jugar al fútbol en Buenos Aires?

Buenos Aires Fútbol
Foto: Facebook Buenos Aires Fútbol Amigos

Diego, Messi, el Bati, el Pipa, el Kun, el Superclásico, la hinchada y el chori. Casi todos los que pisan Buenos Aires se ilusionan con vibrar al ritmo del fútbol argentino, tal vez el más apasionado del mundo (o eso queremos creer). Y no hace falta mucho para que el espíritu local nos gobierne y queramos entrar al campo de juego nosotros mismos, mientras imaginamos los cánticos de la tribuna. 

En Buenos Aires la cultura del fútbol amateur está en todos lados, entre amigos de la infancia, compañeros de trabajo, mujeres (que por fin encontraron su lugar) y hasta mixtos amistosos o competitivos. Y no es sólo el partido: es la previa, el tercer tiempo (después del partido), las estadísticas y las “cargadas” (bromas sobre el nivel o el estilo ajeno). 

Si estás en la ciudad, difícilmente el fútbol te pase por el costado, pero hay que tener un poco de información para poder encontrar finalmente su lugarcito en la cancha.

BAFA (Buenos Aires Fútbol Amigos)

La parada inmediata y amigable para el que recién llega es que le organicen un partido de fútbol (incluso si te olvidaste los botines en tu país).

Los chicos de Buenos Aires Fútbol Amigos (o BAFA) lo hacen por vos desde hace unos cuantos años. Han salido en varias notas, tienen la experiencia certificada en Trip Advisor y hasta una aplicación para el teléfono. Creás un usuario, elegís el partido y lo pagás en cancha. Los costos suelen ser un poco más altos, pero podés ahorrar unos pesos si comprás un paquete de juegos por anticipado

La experiencia es altamente divertida: no se prioriza el nivel sino pasar un buen momento, conocerse y seguir en el after (también organizan eventos culturales y sociales). Hay partidos mixtos y ocasionalmente torneos relámpago. También te pueden asesorar a la hora de comprar entradas para ir a ver partidos de fútbol profesional.

Meetup o Airbnb

Para asar al siguiente nivel, la experiencia adecuada podría estar esperándote en MeetUp o Airbnb. Estas plataformas son confiables y en ellas se pueden conocer grupos de fútbol o contratar una experiencia de fútbol con argentinos, jugando en su entorno y con su nivel de competitividad (y de “puteadas”). 

Un ejemplo es Pikas – también en Trip Advisor -, que permite compartir una hora de juego en modo argento sin preocuparte por alquilar la cancha o conseguir 9 amigos más. 

Grupos de Facebook y afines

La tercera alternativa, que requiere un poco más de valentía, es seguir grupos de Facebook (o eventualmente Whatsapp) en donde se busquen jugadores para partidos semanales. Para encontrarlos hay que investigar un poco en las redes o, con un poco de suerte y visibilidad offline, te inviten. 

Una vez adentro te pueden convocar para un partido en cancha de 11 en zona Núñez, un mixto en Plaza Las Heras o un partido por torneo de fútbol 5 en Boedo. Todos los niveles pueden ser requeridos y la aventura es completamente tuya. 

Ir a canchas y conocer gente

Si todo lo anterior falla o todavía tenés sed de fútbol al estilo bien autóctono, la mejor opción es acercarse a la canchita de tu barrio. En Buenos Aires las podés encontrar a la vuelta de cada esquina: predios grandes de varias canchas, una pequeña atrás de un gimnasio o de un club barrial, en la altura, en un descampado o en medio de una plaza. 

En la mayoría de los casos se paga por alquilar cancha durante una hora, salvo las que son más pequeñas y están en algunas plazas (usualmente con piso de baldosa) que suelen ser gratuitas. 

En el buffet de la cancha podés enterarte acerca de torneos que se realicen ahí mismo o, más fácil: pararte al lado de un arco y preguntar casualmente “¿Les falta uno?”. 

Opción recomendada: El Predio Marangoni en Plaza Las Heras, zona céntrica de la ciudad, con muchos partidos en simultáneo, varios estables mixtos en fines de semana, buenos precios y buena onda. 

Fútbol femenino y mixto

Si sos mujer y querés aprender a jugar o ya jugás y querés sumarte, ¡Buenos Aires también piensa en vos! Muchas de las canchas de barrio y predios tienen ahora su propia escuela de fútbol femenino o mixto, para que des tus primeros pasos o conozcas chicas que también están jugando en forma amateur. También podés aprender en plazas. Lo ideal es buscar en Facebook o Instagram con el hashtag #futbolfemenino para descubrir las propuestas que hay en distintos barrios, con diferentes niveles y valores económicos.

Pero si estás en buen nivel, también podés probarte en los numerosos clubes de fútbol de salón o fútbol 11 que hoy han empezado a profesionalizar a sus mujeres, entre ellos: Boca, River, Racing, San Lorenzo, UAI Urquiza y la lista continúa. La mayoría de ellos buscan mujeres futbolistas para sumarse a sus filas y el nivel no es tan alto como en el profesional masculino.

También te puede interesar:

- Anuncio -

TOP: Los pájaros más lindos de la capital argentina

pájaros buenos aires

Después de nuestra mini-guía de árboles, nos pareció que los pájaros se merecían su propia nota. ¿O acaso creyeron que los únicos pajaritos que viven en la ciudad son las palomas y los gorriones? En los parques y espacios verdes habitan muchísimas especies autóctonas e incluso versiones locales. Si prestan un poco de atención no les resultará difícil identificarlas y las fotos de la redacción, que encontrarán a continuación, les facilitará el trabajo. Así que abran bien los ojos y diríjanse rumbo a los Bosques de Palermo, a los parques CentenarioRivadaviaSaavedra y otros pulmones verdes de la ciudad!

1. Alegre chingolo, el gorrión con grillo (Zonotrichia capensis)

En realidad, este pajarito considerado erróneamente como una especie de gorrión, si bien presenta semejanzas con el gorrión europeo (passer domesticus), en realidad no forma parte de la misma familia. En Sudamérica es muy común y se lo conoce como alegre chingolo, con su característico collar color canela en la nuca, rayas negras en la cabeza y un pequeño jopo. Este pájaro “punk” de Buenos Aires es más difícil de ver si lo comparamos con su primo francés, introducido en la capital en el siglo XIX y bastante más visto en la zona urbana. Sin embargo si están en una zona arbolada, alcen la vista y seguramente reconocerán algún chingolo gracias al color anaranjado en su cuellito, su pequeña cresta.

2. Paloma Picazuro, paloma nuestra (Patagioenas picazuro)

La Paloma Picazuro, por su lado, sí pertenece a la misma familia de la paloma europea (columba livia), aunque esta especie columbiforme se encuentra exclusivamente en Argentina, Brasil, Uruguay, Paraguay y Bolivia. Para algunos el origen de su nombre proviene del guaraní y significa “paloma amarga”. Es mucho más discreta que la paloma doméstica, y se puede observar fácilmente en cualquier espacio verde, parque y lugares con árboles. Su tamaño es un poco más grande que su pariente europeo y su plumaje es más oscuro, predomina el tono amarronado con destellos metalizados en las alas y cuello.

3. Colibrí, el más rápido y alegre (Chlorostilbon aureoventris)

Y sí, no lo vamos a ocultar, nuestro preferido es el colibrí. Para el viajero es realmente un encanto. ¿Quién no se enamora de este pequeñín de 9 cm, de colores intensos y brillantes en tonos de verde y azul? En Argentina lo llamamos picaflor, y es el ave americana por excelencia: existen entre 330 y 340 especies y en Argentina podemos apreciar 28 de ellas. La más conocida es el colibrí esmeralda todo un espectáculo en miniatura que sobrevuela algunos jardines de Buenos Aires. Deberán armarse de paciencia y esperar con los ojos bien abiertos. Un discreto “triit triit” y suave zumbido de abeja será la señal que indica su presencia. Sus largas alas se mueven muy rápido y se alimenta del néctar de las flores más coloridas, siendo las rojas de cáliz profundo sus preferidas. Se los puede ver entre las flores por la mañana o por la tarde en primavera y verano.

4. Hornero, el más trabajador de todos (Furnarius rufus)

¡Ni más ni menos que el ave nacional de Argentina! Y también presente en Uruguay, Brasil, Paraguay y Bolivia. Es uno de los componentes infaltables del paisaje urbano (y rural), y seguramente habrán oído su canto tan característico, que a veces entonan a dúo entre el macho y la hembra. Durante el período de reproducción, estos cantos sirven para que la pareja se comunique, ya que son monógamos. Entre abril y junio, la parejita feliz construye en conjunto el nido con barro y ramitas. Es una construcción maciza que puede llegar a pesar hasta 5 kg, y que se parece mucho a un horno de barro: es por eso que se lo llama así a este gran constructor. A pesar de su solidez, los horneros colorados construyen un nuevo nido todos los años.

5. Zorzal, el cantante empedernido (Turdus rufiventris)

Le gusta ser el primero, por eso si escuchan bien, es el pájaro que canta al alba en primavera, incluso en plena ciudad. Es el cantante matutino. Se hace referencia a sus notas musicales como melodiosas y repetitivas, por eso el que se ganó el nombre de “zorzal criollo” fue ni más ni menos que Carlos Gardel. Esta especie logró adaptarse muy bien al ambiente urbano, mide unos 22 centímetros y su plumaje en el vientre es de color bermejo mientras que su dorso es pardo grisáceo. Es omnívoro y se alimenta tanto de insectos, lombrices, caracoles como de granos por lo que resulta un aliado para esparcir las semillas de las plantas que consume.

6. Benteveo, el enmascarado con boina (Pitangus sulphuratus)

También llamado “tyran quiquivi”, está presente en todo el continente americano desde el sur de Texas hasta Argentina. Su canto, que consta de dos o tres sílabas, es el origen de su nombre y varía según la región, lo que explica la variedad de nombres comunes que tiene. No se puede confundir: un pecho y un vientre amarillo, la espalda y las alas de color gris oscuro, una banda negra a nivel del ojo. Se trata de un ave muy común que se puede ver tanto en la ciudad como en el campo, aunque no en el bosque. Forma parte de la vida cotidiana, hasta el punto en que muchas leyendas y creencias están asociadas con él. En Misiones, por ejemplo, se dice que es la reencarnación de una anciana tirana.

7. Calandria, imitador de alto vuelo (Mimus saturninus)

La calandria es de color marrón grisáceo, con el pecho más claro que el resto del cuerpo y una larga cola. La mayor parte del tiempo se la pasa a nivel del suelo, en busca de insectos y frutos para comer. Sus dotes como cantante son increíbles: se caracteriza por imitar con increíble precisión el sonido de otras especies de pájaros, incluyendo el silbido humano. Por  ese motivo, en Francia lo llaman “burlón pesado” (moqueur plombé), un verdadero mimo pero de los sonidos.

8. Tordo Renegrido, el invasor (Molothrus bonariensis)

De unos veinte centímetros, los tordos se caracterizan por su plumaje negro brillante con reflejos tornasolados. Las hembras son de color marrón, y pasan más desapercibidas. En algunas regiones, estos pájaros mantienen un vínculo especial con el ganado, paseándose parados sobre sus lomos. Por eso en francés se lo conoce como el “vaquero brillante” (vacher luisant). Como el cucú, pone sus huevos en el nido de otras especies y les dejan a los invadidos la responsabilidad de alimentar y criar a sus pichones. Se registraron centenares de especies que fueron parasitadas por este pajarito, entre otras el hornero y el alegre chingolo.

Fotos: Aude Labadie

- Anuncio -

TOP 10: Los favoritos para un buen brunch

brunch buenos aires
Foto: Le Pain Quotidien

Brunch. La mezcla perfecta entre breakfast (desayuno) y lunch (almuerzo). Entre las 11 y las 15 horas, los hambrientos porteños copan las mesas en búsqueda de abundancia y variedad. Los platos van de lo dulce a lo salado e incluyen pancakes, yogurt con granola, panes integrales, bagels, salmón, jugo de frutas, infusiones calientes y hasta huevos revueltos, ¡hay de todo! Es el plan perfecto para el fin de semana. ¿Con ganas de “brunchear”? Sigue nuestra selección con las mejores opciones que ofrece la ciudad porteña.

Café Crespín 

En Villa Crespo, un amplio ventanal y simpáticas mesitas en la puerta llaman nuestra atención. Especialistas en pastelería americana, las opciones de brunch de Café Crespín son exquisitas. Los elegidos son las tostadas francesas con frutos rojos y los rolls de canela. Acompañados por un rico café, ¡es la mejor manera de empezar con energía el fin de semana! Los rumores dicen que también preparan los mejores huevos rancheros de la ciudad.

Ninina Bakery 

El lugar es muy concurrido el domingo, así que traten de llegar temprano para su brunch. Pancitos caseros, huevo o salmón, waffles con frutas frescas; simplemente exquisito. La transparencia y la frescura son la clave del lugar.

Oui Oui

Las dos sucursales de Oui Oui, una muy cerquita de la otra, ofrecen una selección de platos dulces y salados que se combinan a la perfección. Salmón, huevos revueltos, pancakes… Todos los clásicos los encontrarán en la carta, en cualquiera de los dos locales en el barrio de Palermo Hollywood.

Hierbabuena

A los “sureños” que viven en la zona de San Telmo les encantará la carta hiper-sana de Hierbabuena sobre la bonita avenida Caseros, que nace en el Parque Lezama. Nuestros favoritos son los jugos de frutas y la granola casera. ¡Para cucharear del frasco! Preparada con trigo sarraceno, almendras, castañas, semillas de zapallo, girasol, sésamo, lino, pasas de uva y cranberries; es súper proteica y no tiene gluten.

Cocu

En Palermo, la panadería-pastelería francesa también prepara su propio menú fijo de brunch, con un pain au chocolat, un croissant, tostadas y mermelada casera, un sándwich de salmón ahumado, una bebida caliente y un jugo o licuado. ¡La dosis justa de azúcar para darle arranque al fin de semana!

Fifí Almacén

De la naturaleza al plato; esa es la filosofía que rige en la cocina de Fifí Almacén. Utilizando productos frescos y de estación, la carta de brunch es excepcionalmente deliciosa. Entre sus opciones, se destaca el potente pincho de tortilla de papas con aioli, tomates secos y alcaparrón o el saludable batido de açaí con leche de almendras y banana. Un hitazo palermitano.

Café Adorado

En este pequeño restaurante ubicado en Palermo Hollywood alejado del bullicio, recomendamos los pancakes de dulce de leche acompañados con frutas son suculentos, así como sus alfajores de dulce de leche o Nutella. Una elección que se hace difícil cuando todo resulta tentador. Otro hit de la carta, los licuados de frutas de estación 100% naturales.

La Panadería de Pablo

Tras su mudanza a Olivos, la Panadería de Pablo incorporó una atractiva propuesta de brunch. Con una gran variedad de especialidades, se puede elegir y combinar entre lo salado y lo dulce. Huevos benedictinos con salsa holandesa, polenta grillada con chorizo y salsa de tomate, huevos rancheros con porotos, panceta, salsa de tomate y palta, muffins de arándanos, banana bread o carrot cake; son algunos de los manjares recomendados. ¡Un lujo de Zona Norte!

Pani

Pani Trotta nos dice que la vida es rica y sin dudas, Pani es más que rico; es delicioso. Punto de encuentro para los golosos, las porciones no escatiman en tamaño ni en sabor. Para la hora del brunch, las “French Toast Pani’s Style” o el “Hard Candy” (súper húmedo de choco relleno con ganache de dulce de leche, choco leche y crema de toffee) son sublimes. Con cinco sucursales en Capital, darse una panzada de dulces es cada vez más fácil.

Le Pain Quotidien

Especialistas en panadería y pastelería artesanal, el brunch de Le Pain es una apuesta segura. Con sabores para todos los gustos, permiten compartir momentos con platos ricos y saludables que hacen bien. ¡Los panes y croissants son únicos! Servidos con mermeladas orgánicas, miel y y dulce de leche, se logra la combinación perfecta.

Yeite

Un enorme flechazo, reservado a los aventureros gourmets. Ubicado en la zona de los talleres mecánicos de Villa Crespo, este local atípico propone de hecho varios pequeños platos de sabores sorprendentes, para combinar un almuerzo de características dulces y saladas. La carta va cambiando según la estación. Cuando estuvimos allí, optamos por un taboulet, una tarta de papas y champiñones al limón y tomillo, una terrina de salmón blanco… y concluimos con un exquisito crumble de manzanas, granola y frutos rojos.

Ahora si, ¡ya tienen su fin de semana de brunch armado! Y una vez que hayan recorrido todos los lugares de nuestra selección, les proponemos que prueben, como extra, el brunch de Malvón Confitería y de Crisol.

También les puede interesar:

- Anuncio -

La Favorita, la cantina que apela a la memoria argentina

la favorita cantina palermo
Foto: Instagram La Favorita

Para los amantes de lo retro y lo vintage, hay un bar-cantina que les va a encantar: La Favorita. El lugar es chiquito, pero en poco espacio concentra todo lo que está bien: ricos cocktails clásicos y de autor, comida abundante con una vuelta de rosca y una decoración que los hará viajar en el tiempo con los clásicos argentinos de otra época. Ni bien ingresan se va a transformar en su lugar favorito y sin lugar a duda van a querer volver.

La fachada del local parece una antigua casona con ventanales altos y sus distintivas persianas con toldos verde oscuro. En la vereda hay algunas mesitas redondas y butacas cómodas. La barra es pequeña y luminosa, y a su lado está el almacén lleno de quesos, fiambres, embutidos y conservas caseras (uno de nuestros favoritos es el queso ahumado). Toda la decoración está milimétricamente pensada para representar la argentinidad: teléfonos antiguos, una pintura con sifón y vermut, balanzas, el pequeño altar del Gauchito Gil, tarros de dulce de leche, el escudo argentino y hasta un televisor que pasa dibujitos animados. Y como si esto fuera poco, también tiene un pequeño kiosquito con golosinas de todos los tiempos: Mielcitas, Marroc, Paragüitas y el tan querido Topolin.

La carta de comida también representa a los clásicos sabores argentinos, pero todo con una vuelta de rosca moderna. Hay variedad de sándwiches, un imperdible es el tostado de salame y queso – suena simple, pero es una versión muy bien lograda con pan de masa madre, un salame de la casa, queso criollo ahumado, pepinillos y chimichurri de manzana verde. Otra opción sabrosa es el “Sanguche de milanga”, una reversión de nuestro querido sándwich con milanesa de cuadrada, tomate rostizado, cebolla caramelizada en pomelo, mayonesa de cilantro y limón. Para acompañar tienen papas fritas (más gruesas) con kétchup de remolacha que pueden pedir a caballo (con huevo frito). Las empanadas fritas de carne con una salsita un medio picante también pican en punta. Por supuesto hay picadas y las tan amadas tablitas “triolet”.

Todos los cocktails tienen nombres de barrios, personajes, políticos y artistas argentinos. Una opción que nos encanta son los embotellados (tragos ya preparados en pequeñas botellitas que el cliente se puede llevar a su casa después). Tienen tres versiones en honor los cantantes Gilda, Sandro y Rodrigo. La presentación del trago “La Pava” es digna de foto, viene servido en una pava y se toma directamente del pico de la misma.

En La Favorita todo es rico, por eso, nuestra recomendación es ir grupo de amigos, jugar a las cartas y pedir varias opciones para picar. Y no se olviden de probar el vermut tirado de la casa, que sale de una pintoresca fuentecita.

La Favorita 
Honduras 5288 – Palermo
Lunes a sábados de 12h a 2h
Precios: $ $ 

- Anuncio -
12,555FansLike
8,224FollowersFollow
1,270FollowersFollow