Inicio Blog

Mapa interactivo de Buenos Aires

mapa interactivo barrios buenos aires

De paseo por Buenos Aires o simplemente con curiosidad por tu vecindario, te invitamos a sobrevolar la ciudad con este mapa interactivo. Hacé clic en un barrio para descubrir lo que lo hace especial, así como sus principales atracciones turísticas. También encontrarás ideas de escapadas para los finde largo o tus paseos dominicales, haciendo clic en las áreas: Norte, Sur, Oeste, Costa y Uruguay. ¡A disfrutar!

* Si un barrio no es «clicable», es porque no ha sido explorado todavía por nuestro equipo (¡pero no tardará mucho!)

- Anuncio -

TOP: 5 opciones dulces y saladas para la hora del antojo

La torta Choco Power Matilda de Moshu

Hay momentos en los que nos tentamos con algo dulce o salado. Y hay que admitir que a veces necesitamos una combinación perfecta de los dos. Para esos momentos de antojo, mientras estén trabajando, mirando su serie o película favorita o leyendo un libro, existen tentaciones para disfrutar en casa.

Dulces para la hora del té

Delicias de chocolate

Muchos seguramente recuerdan la escena de la película Matilda en la que el niño Bruce se come una gigantesca torta de chocolate y hasta quizás habrán soñado con probarla. En el pintoresco Moshu les cumplirán ese deseo con la Choco Power by Matilda un exquisito bizcochuelo de chocolate belga relleno de un cremoso de chocolate, inspirado en la película que marcó la infancia de varios. Otra opción bien power es Marquise de chocolate: base súper chocolatosa sin harina, con dulce de leche, crema chantilly y merengue italiano. En La Mar también crearon una versión súper tentadora con chocolate: La Querendona, una torta de chocolate, rellena de dulce de leche y chocolate, con helado de crema americana.
Para los que tienen la costumbre después de cenar de comer rico chocolate, no se pierdan las opciones de Rústico con variedades de 70% de cacao, leche con almendras y blanco aromatizado con vainillas. Amantes de chocolate, ver nuestra guía del chocolate en Buenos Aires.

Alfajores de todos los sabores

Ahora que se acercan las altas temperaturas no hay mejor plan que disfrutar de algo fresco y en Alo´s tienen una versión de alfajores helados de lo más tentadores. Pueden probar desde el de Súper dulce de leche con praliné de nueces, limón y pistachos, Banana split, naranjas y almendras hasta uno con Tiramisú.
También les aconsejamos probar los alfajores de chocolate con dulce de leche y trocitos de pistacho de la heladería Finde. Además, son muy ricos los de chocolate semiamargo Del Montañes de Villa Traful (que ahora están haciendo envíos a domicilio por todo el país) y los de maicena de Cla Lafquen. Ver nuestro TOP de los mejores alfajores 
Se extraña mucho ir al cine y para los que adoran pochoclear les recomendamos los pochoclos de Compañía de Pochoclos con sus cajas para disfrutar en casa. ¡Hay una versión con chocolate! Y también los de Popu´s que  tienen la opción de pedirlos en caja de lata.

Salados para picotear a toda hora

Chipas irresistibles

El chipá es fiel compañero del mate e ideal para los días grises o de lluvia. Les proponemos probar los de Chipanga, que vienen congelados y listos para hornear; los podés tener en el freezer y en unos minutitos están listos. Así; como también los de Chipeando Ando que tienen una versión de ChipaSo´o con osobuco braseado.

Pancitos de queso
En la clásica cervecería Desarmadero son imperdibles los pancitos de queso calentitos y los tequeño (rellenos de queso) con salsa de palta, ideales para el picoteo de la tarde. Otros sabrosos son  los panes de queso de DOC Bar de Vinos que combinan muy bien con su variedad de etiquetas de vinos.

Churros salados
Para mirar una buena serie otra opción podrían ser los churros salados. Son un clásico los de roquefort de la churrería El Topo. En la cervecería Peñon del Águila tienen unos de papa y queso que se sirven acompañados de cheddar fundido y salsa barbacoa.

- Anuncio -

TOP: 6 circuitos para entrenar y cuidarse en tiempos de pandemia

Circuitos para entrenar en cuarentena
Imagen: Pixabay

Buenos Aires es una ciudad para vivirla en movimiento y a pleno. En sus distintos puntos estratégicos, existen circuitos para entrenar y cuidarse al aire libre. No importa si son runners, si se dedican al patinaje o si andan de acá para allá en bicicleta o en monopatín. ¡Siempre podrán encontrar su tipo de pista ideal! En tiempos de COVID-19 especialmente, en los que el uso de espacios recreativos de los parques está restringido a modo de prevención, hay recorridos que les permitirán reconectarse con la naturaleza y con ustedes mismos sin detenerse en el camino ni descuidar su salud, siempre respetando los protocolos sanitarios. Les proponemos algunos que combinan mucho verde, lindos paisajes urbanos y sobre todo, ¡mucho oxígeno puro!

En la Capital 

Para realizar actividad física en tiempos de pandemia, leer las medidas de prevención de la Ciudad de Buenos Aires.

Vuelta bien agreste en Agronomía

En el corazón del barrio hay un predio compuesto por la Facultad de Agronomía y la Facultad de Ciencias Veterinarias de la Universidad de Buenos Aires (UBA), y tres clubes deportivos, entre otras instituciones. En suma, existen cinco kilómetros aproximadamente para explorar a pie o sobre ruedas. 

Este camino combina naturaleza y vida urbana de modo equilibrado. Por momentos, el recorrido es más silencioso, pues la senda lleva a quien la transite por sitios más arbolados alejados de los bullicios de la Avenida San Martín. Si tienen suerte, también podrán disfrutar de la compañía de los animales, pues la Facultad de Ciencias Veterinarias de la UBA tiene pabellones con animales sobre la Avenida Chorroarín. No siempre están, pero vale la pena detenerse un momento a mirar a los simpáticos burros, las llamas, las ovejas y las vacas. Es un respiro de la típica vista edilicia, y un viaje fugaz al campo. 

Para descansar y elongar, pueden pasar por La Isla de La Paternal, también sobre la Avenida Chorroarín. Este parque es ideal si les gusta salir a caminar acompañados de sus mascotas, pues encontrarán un rincón único para que estas corran sin correa.

Recorridos con brisas ribereñas por Ciudad Universitaria, Palermo,  y  Puerto Madero

El Río de la Plata se puede disfrutar desde distintos ángulos ¡sin detenerse ni un segundo! En la Costanera Norte, por un lado, existen ciclovías que facilitan el desplazamiento y entrenamiento sobre ruedas. La Costanera Rafael Obligado puede recorrerse íntegramente e incluso pueden darse una vuelta por el sereno Parque de la Memoria.

Por otra parte, una vuelta que también garantiza un clima húmedo es aquella por la Costanera Sur. Si la Reserva Ecológica se halla cerrada, una gran alternativa es explorar las avenidas Hernán M. Giralt y  la de los Italianos. Asimismo, no se pierdan la oportunidad de extender su ruta por los senderos del Parque de las Mujeres Argentinas, del Parque Micaela Bastidas y de la Plaza Eva Perón. ¡Estos circuitos para entrenar y cuidarse en cuarentena sí que tienen lindos paisajes urbano-naturales!

Sendas de aire bien puro entre los Bosques de Palermo 

Alejadas del Rosedal, aún dentro del Parque 3 de Febrero, existen otros caminos para mantenerse en forma en cuarentena mientras descubren algunos de los árboles típicos de la ciudad.  Se trata de un sector palermitano formado por varias plazas, plazoletas  y parques, rodeado por clubes deportivos y con un refrescante corazón conocido como el “Lago de Regatas”.

Estas pistas son copadas para andar sobre ruedas como las de los skates, patines o monopatines. A diferencia de la Agronomía, en donde no hay veredas o pavimentos llanos, en esta zona las condiciones son óptimas para desplazarse en ese tipo de plataformas. 

En la Zona Norte de Buenos Aires 

Para realizar actividad física en Zona Norte, leer las medidas de prevención de los Municipios de San Isidro y de Vicente López

Galopes firmes alrededor del Hipódromo de San Isidro

Una ruta asfaltada de 5,2 kilómetros aproximadamente, los espera para que anden sin tener que preocuparse por la posible presencia de ciclomotores a su lado. Tampoco esperar al semáforo será algo de lo que tengan que estar pendientes, pues el camino que bordea al club hípico es ininterrumpido. 

Si desean sumar más distancias a este trayecto, pueden además circular por el Boulevard que conecta la Avenida de la Unidad Nacional y Dardo Rocha. En días y horarios especiales dictados por el Municipio de San Isidro, ese corredor se hace peatonal y se convierte en un sueño para  toda persona que ande en rollers. 

Derroteros en el Paseo Público Costero ¡y en el río!

Ubicado también en el Partido de San Isidro, más precisamente en la zona conocida como El Bajo, se halla un sector bastante próximo al río que es ideal para circular sin detenerse. Se trata de la zona pavimentada que bordea el recorrido del turístico Tren de la Costa. Esta está colmada de verde y resulta cómoda para hacer jogging o andar en bici. 

Por otro lado, lo particular de esta parte de la ciudad, es que también se pueden practicar deportes náuticos individuales. Por ello, si cuentan con sus equipos correspondientes para hacer kayak, windsurf, foilboard, kitesurf, stand up paddle o laser, pueden acercarse aquí.  Asimismo, para entrenar y cuidarse en cuarentena, es recomendable que corroboren con el Municipio los horarios y las medidas de prevención de COVID-19 que aplican para estas actividades recreativas. 

Marchas con asombrosas vistas en Paseo de la Costa, Vicente López

Durante días específicos de la semana, es posible utilizar la Avenida Raúl Ricardo Alfonsín y los parques junto al río para actividades recreativas. Patines, monopatines, bicicletas y zapatillas, pueden circular sin obstáculos en un pavimento en perfectas condiciones. 

A modo de advertencia, es necesario mencionar que durante los fines de semana este sitio de Vicente López suele estar densamente poblado. Si se acercan hasta aquí en auto, tengan en consideración que encontrar un lugar para estacionarlo puede no ser una tarea sencilla. 

Es cierto que las temperaturas agradables nos generan muchas ganas de pasar más tiempo al aire libre. También es una realidad que los parques de la ciudad suelen llenarse, haya o no pandemia. Por eso, pueden probar estas rutas alternativas que les permitirán despejar la mente y mantener el cuerpo entrenado sin poner en riesgo su salud ni la de los demás. ¡A cuidarse y a disfrutar mucho!

- Anuncio -

TOP: Las veredas con más onda de Buenos Aires

Vereda
Photo by Mattias Diesel on Unsplash

¿Tocó buen clima? Con sus tragos fríos, su ropa suelta, sus rayos de sol y su movida callejera incomparable. Si bien están los que persiguen exhaustivamente el aire acondicionado, otros disfrutan del clima cálido y de la magia que tienen ciertas veredas de la ciudad. Después de todo, en la vereda pueden hacer un break mientras pasean al perro y tomarse una birra, pueden parar en la bici y usarla de asiento, en la vereda son felices los que fuman, en la vereda eventualmente comenzará una amistad (y hasta una historia de amor) con un desconocido en algún punto. Si esa es tu movida, mirá estas coordenadas:

CIRCUITOS

 

🌳 Boulevard Cerviño (Palermo Botánico) – Nuestra recomendación número uno para los amantes de las veredas, pues en esta callecita cerca del jardín botánico se ha ido formando con los años un lindo circuito de cafecitos y restaurantes con mesas al aire libre. Pueden por ejemplo tomar una cerveza en PIBÄ, comer unas pastas en la Trattoria Olivetti o en Il Quotidiano, una hamburguesa en Big Sur, algo saludable en NOM NOM o probar alguno de los otros muchos lugares que quizás no tienen mesitas afuera pero igual están buenísimos.

🏡 Avenida Caseros (San Telmo) – ¡Casi como en París! Los edificios que rodean la avenida Caseros crean un entorno muy bonito, en el que además es posible tomarse un jugo en Hierbabuena o entrar por un buen trago en el bar Nápoles.

Paseo de la Recova (Belgrano) – Se trata del círculo entre la Iglesia Inmaculada Concepción, la antigua recova con 150 años de antigüedad y una pequeña plaza verde, sobre la Avenida Juramento. Realmente muy bonita en la noche y tienen allí la cervecería Casa Watson y una sucursal de la heladería Freddo.

Arcos de Rosedal (Bosques de Palermo) – El llamado «Paseo de la Infanta» es una antigua estación de tren dentro de los Bosques de Palermo que ha sido reestructurado como un circuito gastronómico con un montón de opciones que dan a una ancha vereda con vistas verdes. Aquí podrán por ejemplo pasar por Avant Garten para cerveza y DJs o comer un helado en Lucciano’s (entre muchas otras opciones).

💡Alrededores de Plaza Serrano (Palermo Soho) – La verdad es que, muy independientemente de la calidad de las propuestas, las calles Gurruchuaga, Armenia, Borges y Thames tienen algunas de las mejores esquinas, con calles adoquinadas, lucecitas colgantes y graffitis al mejor estilo de Palermo. Dense un paseo por estos lados y descubran ustedes mismos las veredas de cervecerías y cafés; que por cierto también se incluyen en nuestro top de los pasajes más lindos (por ejemplo Chori o Burger Joint).

 

FAVORITOS CON MESITAS AFUERA

 

The Shelter Coffee (Recoleta) – en una de las calles más hermosas y parisinas de Buenos Aires. Leer más

Petit Colón (Centro) – cortado en la vereda a una cuadra del Teatro Colón y con vistas de reojo al majestuoso edificio de Tribunales. Leer más

Origen (San Telmo) – A dos cuadras de la plaza Dorrego, es muy difícil no notar el encanto de su esquina con plantas y flores. Leer más


🍻 Le Merval (Centro) – Suficientes mesas y sillas, al borde de una plaza con vistas a arquitectura francesa; hacen que sea una excelente opción para el after-office. Leer más

🍻 Chaval ((Palermo Soho) – Buena onda en la vereda y una de las birras más baratas de la ciudad. Instagram

🍻 Rabieta (dentro del Hipódromo de Palermo) – aunque no es una vereda estrictamente hablando, es casi como si lo fuera, muy cerquita de la Av. Libertador y con un local muy lindo. Leer más

🍻 Los Caminantes (Caballito) – Cerveza con vistas al Parque Centenario con un happy hour muy conveniente. Leer más

🍻 NOLA (Palermo Viejo) – Un pionero indiscutible de la movida de las veredas, a veces tan llena que la gente se sienta en el piso a tomar cerveza y comer pollo frito. Leer más

🍻 Guarda La Vieja (Almagro) – al mejor espíritu de Almagro, una vereda clásica donde todos se conocen, se saludan y comparten una picada. Leer más

🍻 Le Troquet de Henry (Almagro) noches cálidas junto a una pizza y una cerveza tan baratos que parecen de cortesía. Leer más

🍻 SEDE (Chacarita) ¿un whiskicito en la vereda más canchera del Chacarita? Leer más…


🍴 Florentín (Recoleta) – Falafel en la vereda con vistas al Cementerio en la bonita Plaza Francia. Leer más

🍴 La Alacena (Palermo Viejo) – su brunch italiano se disfruta mejor en las mesitas al aire libre. Leer más

🍴 Salvaje (Palermo Hollywood) – las mesas son encasas y la gente aglomerada está toda en lista de espera; pero dado que es uno de nuestros lugares favoritos y el local es prácticamente una vereda, ¡tenemos que incluirlos! Leer más

🍴 Gontran Cherrier (Palermo Hollywood) : la panadería francesa con una vereda tipo bistró parisino. Leer mas

🍴 Pan y Teatro (Boedo) amplia vereda y mesas hechas con barricas de vino. Instagram


También te puede interesar:

 

- Anuncio -

Recoleta, lujo y tranquilidad

Recoleta
Photo by Christian von Koenig on Unsplash

Recoleta es sin duda uno de los barrios más distinguidos de la Ciudad de Buenos Aires. En el siglo XIX, las familias ricas y poderosas que vivían en ese entonces en San Telmo o Monserrat, abandonaron esos barrios debido a la gran epidemia de fiebre amarilla, encontrando refugio en el norte de la Ciudad y dando luz, de esta manera, al barrio de la Recoleta.

Este barrio residencial es una zona de gran interés histórico y arquitectónico y atrae un gran número de turistas. Amplias avenidas, arquitecturas imponentes, espacios verdes, museos y embajadas, coches y boutiques de lujo, el barrio en su conjunto respira confort y tranquilidad.

La gran atracción de este remanso de paz es sin duda el Cementerio de la Recoleta, donde descansan los restos de Eva Perón y otras personalidades importantes del país. Las bóvedas y esculturas sepulcrales son espléndidas y la arquitectura en sí es muy interesante. Es un laberinto de pequeños pasillos y callecitas que se pierden entre las tumbas y ofrecen puntos de vista sorprendentes. Recomendamos su visita guiada.

Al lado del cementerio se encuentra la iglesia de Nuestra Señora del Pilar, construida en el siglo XIX por un grupo de Franciscanos llamados los Recoletos, quienes dieron su nombre al barrio. Más abajo encontramos el Centro Cultural de Recoleta, antiguo asilo construido para albergar a los numerosos mendigos que ocupaban el sector. El CCR propone una variada programación entre exposiciones, seminarios, obras de teatro y conciertos. Frente al Centro Cultural, se extiende plaza Francia, un parque muy agradable donde se dan cita músicos, artistas callejeros, marionetistas y una simpática feria artesanal los fines de semana.

La Recoleta se distingue por sus numerosos espacios culturales, como el espléndido Museo Nacional de Bellas Artes, guardián de obras inestimables. Hacia el este, sobre la calle Posadas, descubrimos el Palais de Glace, antigua pista de patinaje artístico convertida en sala de exposiciones y cine independiente. Más lejos, hacia el norte, se encuentra el solemne edificio de la Facultad de Derecho de la UBA, vecina de una obra muy original: la Floralis Genérica, una inmensa flor de acero que abre o cierra sus pétalos según la hora del día y se ilumina de noche.

En este barrio también se destaca el imponente edificio moderno de la Biblioteca Nacional. En un estilo diametralmente opuesto, los amantes de los buenos libros encontrarán su felicidad en la increíble librería El Ateneo Grand Splendid, un antiguo teatro refaccionado.

Además de ser un referente cultural, el barrio es también un refinado centro gastronómico que resulta perfecto para un almuerzo. Entre dos museos, podrás descansar en uno de los numerosos cafés donde se aprecian  variedades de tés y otras delicias como en el Croque Madame Café o el Tea Connection. También proliferan los restaurantes como El Corralón para las ganas de sabor local, el Tandoor para sabores orientales, el Pagano, La Bourgogne o La Cholita para una parrillada entre amigos.

En cuanto a los bares, les dejamos los nombres de The Shamrock o El Álamo, para un after-office por ejemplo. Y a no olvidarse de Milion y su elegante terraza. Para los fanáticos del jazz, encaren rumbo a Notorious. Finalmente, la Bond Street, famosa galería de skaters y tatuadores, no dejará de sorprenderlos.

Recoleta es un barrio rico en sabores y sensaciones cuyo estilo arquitectural francés le confiere un aire parisino y justifica el mote de Buenos Aires como “la pequeña Paris de América Latina”. Para continuar viajando y siguiendo con el estilo chic aunque más cerca de Estados Unidos, aquí les mostramos nuestro recorrido entre Palermo y Recoleta.

FICHA BAC

El barrio en tres palabras: parisino, aristócrato, exclusivo
Lo destacado: El cementerio de Recoleta, el Museo Nacional de Bellas Artes, el Palais de Glace y la Floralis Genérica
Nuestros restaurantes favoritos: Croque Madame (para comer a la francesa en el jardín de un palacio),  El Gato Viejo (No exactamente en Recoleta pero casi-casi y es espectacular) El Club Sirio-Libanés
Nuestros bares/cafés preferidos: Milion (uno de los bares con más onda en un edificio hermoso), Camping (por la sensación de hacer un picnic cervecero)
Nuestros flechazos: La Plaza Francia con su feria y su música al aire libre y sus increíbles edificios que te llevan al viejo continente.

Foto: buenosaires.gob.ar

•  •  •  •

mapa interactivo barrios buenos aires connect
@buenosairesconnect

 

MAPA INTERACTIVO : explorá los barrios de Buenos Aires

Visitar Buenos Aires nunca ha sido tan fácil: hacé click en un barrio para descubrir lo que lo hace especial, así como sus principales lugares de interés.

+INFO

- Anuncio -

Buenos Aires para los amantes de la jardinería

Jardinería
Photo by Markus Spiske on Unsplash

Vivir en la ciudad implica, indudablemente, estar rodeado de cemento y renunciar al aire puro. Pero sólo nos hace falta un patio, una terraza o una simple estantería, para crear un rinconcito de plantas y por qué no, ¡hasta sembrar nuestras propias verduras! ¿Entonces qué podemos hacer para transformar nuestros balcones en una pequeña jungla? Buenos Aires Connect les preparó un kit de supervivencia para crear su jardín en la ciudad de la furia.

¿Dónde comprar plantas?

Antes que nada, es necesario abastecerse de plantas y material de jardín. Seguramente encontrarán la semilla de la felicidad en la esquina de sus casas: todos los barrios tienen una jardinería o un puestito que vende plantas.

¡Más opciones, imposible!
Si desean contar con una gran selección de plantas, vayan al Vivero Agronomía en el barrio del mismo nombre, al Vivero Mario en Palermo o a Los Coihues en Núñez.

Para tener una huerta orgánica
¿Están con ganas de tener una mini huerta? ¡No hace falta tener un gran jardín, ya que las plantas aromáticas y algunas verduras quedan muy bien en macetas! Sonyando es un vivero que ofrece plantas orgánicas y también da clases y talleres sobre esta temática.

Animarse a la belleza de las plantas nativas
También hay jardinerías especializadas en la cultura de las plantas ornamentales originarias de la región de Buenos Aires.  ¿Cuál es la ventaja de tener una terraza repleta de plantas autóctonas? Para empezar, son garantía de éxito ya que están totalmente adaptadas al clima local y la mayoría da flores magníficas. De esta manera también se estimula la biodiversidad de la región: su presencia es esencial para la vida de ciertos insectos o pájaros. ¡Si eligen las especies adecuadas, serán visitados a menudo por mariposas y hasta colibrís en sus propios balcones! Sin dudas, vale la pena intentarlo ¿no?

En Villa Devoto, la jardinería Solnaturi es un pequeño refugio de plantas autóctonas. Para recibir consejos o encontrar las jardinerías nativas más cercanas, hay que consultar en la Red de Viveros de Plantas Nativas.

¿Necesitan un empujoncito?

A continuación, encontrarán algunas ideas para iniciarse o para perfeccionarse en el arte de cuidar sus plantas preferidas. La escuela de Floricultura y Jardinería de la Universidad de Buenos Aires ofrece talleres sobre temas muy variados para todo público. Toda la info sobre las próximas fechas acá. También, les enseñamos a hacer una huerta cerca del Jardín Botánico, ¡este taller está disponible también para los más chicos! Más info acá.

¿Falta de inspiración?

Si están en búsqueda de ideas, una caminata por la ciudad les permitirá conectarse con la Madre Tierra. Tanto el jardín botánico Carlos Thays en Palermo como la Reserva Ecológica de Costanera Sur cerca de Puerto Madero son dos visitas obligadas. También pueden mirar nuestro top 10 de parques de la capital o nuestra guía de arboles de Buenos Aires, para descubrir las especies autóctonas que forman parte de las calles porteñas. Para rememorar tiempos ya lejanos, no se pueden perder el jardín andaluz del Museo de arte español de Enrique Larreta, cerca de Belgrano. Asimismo, el Jardín Japonés es perfecto para dejarse llevar por un ambiente más oriental. En conclusión, no se pierdan los rinconcitos de plantas escondidos en medio del quilombo de la ciudad, como el Convento San Ramón Nonato, en pleno Microcentro.

En las redes sociales, nos topamos con Historias en Verde: la cuenta de una fotógrafa que captura los rincones verdes de Buenos Aires, mientras que María de las Plantas nos explica cómo transformar nuestros departamentos en el jardín del Edén.

¿Con ganas de darse un gusto?

Una vez que estén bien cubiertos, pueden dejar volar su imaginación. Les compartimos algunas opciones originales en Buenos Aires: mención especial a Microscopio que hace arreglos muy originales a base de cactus y plantas suculentas, utilizando objetos que se convierten en macetas. En Palermo Hollywood, Potit les ofrece maceteros de diseño mientras que en Palermo Soho, la Huella Botánica se especializa en accesorios de jardín y objetos de decoración ¡además dan cursos de botánica! Por último, no se pierdan la Madreselva que no sólo ofrece accesorios para el jardín sino que también nos da los mejores consejos de cultivos en su blog.

* Traducción: Daniela Gambarotto

- Anuncio -

TOP: Los grandes clásicos de la historieta argentina

Empezamos con globos, millones de globos de diálogo: se trata de los dibujantes de cómics más talentosos del país. Nos han regalado grandes momentos de lectura, más o menos humorísticos, pero siempre muy personales y estilizados.

Quino

Y si de grandes se trata, vamos a empezar con el gigante, el inigualable Quino, famoso creador de la tira Mafalda, publicada por primera vez en 1964 y protagonizada por una nena curiosa, fanática de Los Beatles y con una particular y lúcida mirada sobre el contexto mundial con tan sólo seis años. Mafalda está sobre todo destinada a un público de adultos capaces de entender el humor -a veces mordaz- de esta nena que no tiene pelos en la lengua cuando está con su familia y sus amigos: Felipe, Manolito, Susanita… Las aventuras de Mafalda fueron traducidas al francés, pero les recomendamos leerlas en español.

Patoruzú

Menos conocido por los extranjeros y sin embargo muy importante en el mundo de la historieta, no podemos dejar de mencionar a Dante Quintero. Nacido en 1909, fue el realizador del primer dibujito animado argentino en color “Upa en apuros” (1942) pero es sobre todo recordado por ser el creador de Patoruzú y Isidoro Cañones. Uno de ellos, es un Indio con valores positivos y el otro, un playboy sin escrúpulos. Años más tarde, Quintero crea Patoruzito e Isidorito, la versión infantil de sus dos personajes más famosos.

Gaturro

Más inocente pero igual de conocido, Gaturro aparece todos los días en el diario La Nación. Dibujado por Nik con muchos colores, este gato está enamorado de Agata -quien lo manda a freír churros cuando intenta enamorarla- y por otro lado intenta sacarse buenas notas en el colegio. Una buena manera de empezar a leer y a entender chistes en español.

Clemente

Clemente es una suerte de pato raro sin alas y con traje a rayas.  Amarillo con rayas negras, Clemente cuenta con dos amantes y dos hijos. Su alimentación es a base de aceitunas, a las cuales venera tanto como al fútbol.

Hasta el fallecimiento de Caloi en 2012, Clemente fue publicado todos los días en el diario Clarín.

Inodoro Pereyra

Seguramente ya habrán escuchado hablar sobre Roberto Fontanarrosa, escritor humorístico, cuentista y creador de Inodoro Pereyra, un gaucho de la pampa que parodia la idea del gaucho vista desde afuera. Solitario, pero siempre acompañado por su perro Mendieta,  él recibe visitas bizarras en su rancho y les da consejos muy extraños…

Macanudo

Ricardo Siri, más conocido como Liniers, empezó publicando las tiras «Bonjour» en el suplemento NO de Página/12 entre 1999 y 2002. Macanudo se puede leer todos los días en la contratapa de La Nación. En sus historietas abundan los duendes, los pingüinos, vaca cinéfilas y aceitunas.

Maitena

Después de tanta testosterona, ¡llega Maitena! Esta dibujante feminista nacida en 1962 ha creado varias obras, pero es sobre todo conocida por la serie Mujeres Alteradas. Más que nada se trata de historias sobre mujeres, y un poco sobre hombres. Mordaz, divertida y realista, sus historietas no tienen desperdicio.

El Eternauta

Y cerramos esta pequeña selección con un gran clásico: El Eternauta de Héctor Oesterheld (dibujo) y Francisco Solano López (guión) publicado originalmente por entregas semanales entre 1957 y 1959. Diez años más tarde, Oesterheld crea una nueva versión antes de desaparecer junto a sus cuatro hijas, víctima del terrorismo de Estado durante la última dictadura argentina de 1979.

La historia empieza con una invasión extraterrestre del planeta Tierra. Los extraterrestres provocan una nieve mortal que cae en Buenos Aires, acabando con muchas vidas en pocas horas. Juan Salvo, con algunos amigos (Favalli y Lucas), su mujer y su hija sobreviven gracias a la casa de Juan y la presencia del espíritu de Favalli. Ellos se preparan para sobrevivir a la caída de nieve fabricando ropa de protección para juntar víveres.  Esta obra es en realidad una metáfora de las distintas dictaduras que vivió la Argentina a lo largo de su historia. Su lectura es fundamental.

También les puede interesar:

- Anuncio -

TOP 10: Animales autóctonos de Argentina

Animales Argentina
Photo by Hector Ramon Perez on Unsplash

Cuando decidimos escribir este artículo, no nos dimos cuenta de la extensión que podía llegar a tener. El extranjero que llega a Buenos Aires no se imagina hasta qué punto las regiones de Argentina varían en sus paisajes y características, por eso su fauna es tan amplia. Es imposible nombrar a todas las asombrosas especies del país, así que decidimos armar un top 10 de los animales autóctonos más sorprendentes de Argentina.

1. Puma (Puma concolor) y Jaguar (Panthera onca): los felinos grandes

animales argentina
felinosdeargentina.com.ar

Los dos felinos más grandes de América, idolatrados por las civilizaciones precolombinas y presentes en el territorio argentino. El puma, a pesar de su tamaño, no es realmente un gran felino, ya que no ruge, sino que ronronea como un gato. Aun al ser perseguido por el hombre ya que lo considera depredador de su ganado, sigue permaneciendo en todo el continente americano. El jaguar, sin embargo, es una especie amenazada ya que su hábitat se redujo como consecuencia de la deforestación y la caza sin límites. Es por él que la ciudad fluvial de Tigre lleva su nombre. Los primeros conquistadores la nombraron así debido a la presencia en abundancia de jaguares en esa zona.

¿Dónde se los puede ver?

animales argentina
sayhueque.com

Anteriormente se sabía que el jaguar estaba presente incluso en la provincia de Buenos Aires, pero ahora sobrevive en las zonas selváticas de Salta, Jujuy, Misiones y en algunos sectores del Chaco. Es generalmente de costumbres nocturnas, y no será fácil divisarlo en estado salvaje. Pero si quieren verlo sin ningún peligro, ¡pueden conocer su versión impresa en el billete de 500 pesos! El puma, sin embargo, se adapta a cualquier tipo de hábitat. Es posible verlo en gran parte del país, de Norte a Sur.

2. Caimán – yacaré

animales argentina
misionescuatro.com

El Caimán, originario de las regiones tropicales y subtropicales de América del Sur, puede llegar a medir hasta 3 metros de largo. Anteriormente se lo podía encontrar en la Provincia de Buenos Aires y en Córdoba, luego fue presa de caza por su preciado cuero utilizado en marroquinería. Hoy en día, es una de las especies protegidas.

¿Dónde se los puede ver?
En los Esteros de Iberá, los caimanes disfrutan del sol. Si visitan esta zona de estanques y pantanos, es muy común verlos, y se han vuelto una de las figuras principales del parque.

 

3. Ballena Franca Austral – Eubalaena australis

Resultado de imagen para ballena franca australDeclarada Monumento Natural Nacional por las autoridades argentinas, la ballena Franca Austral también es un monumento en cuanto al tamaño: ¡Las hembras miden en promedio 16 metros de largo! Su hábitat se encuentra en las aguas de todo el hemisferio sur, desde el Pacífico  hasta el Océano Indico. Como consecuencia de la caza que sufre desde el siglo XIX, casi desaparece su especie.

¿Dónde se las puede ver?
La ballena Franca Austral es la estrella indiscutible de Península Valdés. Es uno de los raros lugares en el mundo donde se la puede observar de cerca. De junio a diciembre, se encuentran allí para reproducirse y dar a luz a sus crías. Se realizan excursiones en barco durante este período para poder acercarse y observarlas bien de cerca.

 

4. Pingüino de Magallanes – Spheniscus magellanicus

animales argentina
7hodaifa.blogspot.com

El pingüino de Magallanes es el personaje principal de las costas patagónicas en Argentina y en Chile. Se trata de una especie amenazada, víctima de la pesca y polución marina. Es muy buen nadador, capaz de recorrer cientos de kilómetros sólo para buscar alimento para su familia.

¿Dónde se los puede ver?
Después de visitar la Península Valdés, pueden dar un paseo por Punta Tombo: allí se encontrarán ni más ni menos con la colonia más grande del mundo de Pingüinos de Magallanes. ¡No olviden sus cámaras de foto, seguro querrán inmortalizar el momento!

 

5. Ñandú – Rhea americana

animales argentina
ar.geoview.info

Al igual que el avestruz, el Ñandú es una ave grande que no vuela pero que es un flash cuando comienza a correr. Adora las praderas abiertas y los pastizales altos. Ñandú es una palabra que viene del guaraní y significa araña.

¿Dónde se los puede ver?
En otra época era muy frecuente en La Pampa, aunque luego su población disminuyó debido a la presencia del hombre.

 

6. Carpincho – Hydrochoerus hydrochaeris

animales argentina
cerrito.gob.ar

También llamado Capibara (palabra guaraní que significa «devorador de hierba»), es el roedor más grande del mundo, pariente del conejillo de Indias y de la chinchilla.

¿Dónde se los puede ver?
Si visitan los Esteros de Iberá, los carpinchos están por todos lados. Pero seguro también los encontrarán en el Noreste del país, a lo largo del Paraná y en Entre-Ríos.

 

7. Tatú – Chaetophractus villosus

animales argentina
Muchas especies de tatú se pueden apreciar en Argentina aunque los más conocidos son los tatús peludos o Chaetophractus villosus. Su caparazón se utiliza a veces para confeccionar los charangos, instrumento musical típico de los países andinos.

¿Dónde se los puede ver?
A estos animalitos no es fácil observarlos ya que tienen hábitos más bien nocturnos. Sin embargo una mañana tranquila en la zona pampeana de la provincia de Buenos Aires tuvimos la increíble oportunidad de ver cómo un gran tatú peludo cavaba la tierra en busca de insectos. La experiencia fue sorprendente y extraña: su hocico hurgador y su peluda caparazón generan ternura y al mismo tiempo un poco de impresión.

 

8. Tucán Toco – Ramphastos toco

animales argentina
aves-argentina.blogspot.com

Con su cuerpo negro, su pecho blanco, círculos azules alrededor de los ojos, y su enorme pico amarillo que representa más de la mitad de su cuerpo, el tucán toco es el representante más conocido de una familia que está presente en gran parte del continente americano.

¿Dónde se los puede ver?
Le gustan las selvas tropicales húmedas de América del Sur, por eso se lo puede ver en las regiones del noreste de Argentina, particularmente en la provincia de Misiones. Una visita a las Cataratas del Iguazú puede ser la ocasión ideal para cruzarlos. Si no logran verlos en estado salvaje, el Parque de las Aves, del lado brasilero les permitirá acercarse al máximo y hasta podrán entrar en su pajarera.

 

9. Coatí – Nasua nasua

Resultado de imagen para coati argentinoOtra de las especies típicas que pueden apreciar en la región de las cataratas del Iguazú: el Coatí, de la familia de los mapaches (éstos últimos se encuentran en Norteamérica). Omnívoro, vive en grupo y prefiere las selvas tropicales y subtropicales. Su nombre viene del guaraní y significa Nariz alargada.

¿Dónde se los puede ver?
Parque Nacional Iguazú, se los puede ver fácilmente. Estos pequeños animales se adaptaron totalmente a la presencia humana a tal punto que no dudarán en robarles comida o husmear en los bolsos de los turistas.

 

10. Guanaco – Lama guanicoe

Resultado de imagen para guanacoForma parte de la familia de los camélidos sudamericanos junto con la vicuña, la llama y la alpaca. Herbívoro, el guanaco vive en tropillas principalmente en las llanuras patagónicas. Es el animal terrestre más grande de esta región.

¿Dónde se los puede ver?
95% de la población mundial vive en el territorio argentino, desde la Puna al Norte del país hasta el Canal del Beagle, en la región de Ushuaia. Durante el trayecto en micro por estas regiones, no es raro ver tropillas enteras a lo largo de la ruta. Si van a recorrer las rutas patagónicas, ¡no echar un vistazo por la ventanilla, los verán con seguridad!

 

- Anuncio -

TOP : ¿Dónde comer vegetariano en Buenos Aires?

Vegetariano
Photo by Chris Ralston on Unsplash

En el país del asado, ¡quién hubiera dicho que los vegetarianos pueden ser felices! Sin dudas, el circuito veggie está dando de qué hablar. Desterrado el mito que califica la cocina vegetariana como aburrida, sosa y poco creativa; en los distintos barrios de la capital los menús sin carne se levantan y se superan. Con propuestas orgánicas, étnicas, crudas y veganas; vale la pena conocerlos.

Palermo

En este barrio, los restaurantes vegetarianos no escatiman. Entre ellos está Buenos Aires Verde, una absoluta delicia. Allí encontrarán las pizzas más sanas de la ciudad. Para tener en cuenta; dejarse lugar para lo dulce, las tortas y helados raw son un verdadero manjar. Otro recomendado es Artemisia, con su cocina orgánica y natural, ofrece hamburguesas explosivas y súper poderosas que hacen flaquear a cualquier carnívoro.

Si estás con ganas de unas buenas milanesas con puré, Casa Munay es el lugar. Con un menú creativo y variado, es ideal para comer rico y sano. Además, todos los productos se venden para llevar. A pocas cuadras de allí, Krishna veggie ofrece una alternativa más oriental. Las paredes decoradas con pinturas hindúes, nos va preparando para los platos, entre los que recomendamos el curry de papas.

Centro

A pasitos de la estación Uruguay del subte, Sattva abre al mediodía y a la noche ofreciendo platos variados y saludables. Pastas hechas en casa o flan de zapallo, se come rico y en cantidades razonables, sobre unas mesitas muy lindas de madera. A escasos metros del Obelisco, se encuentra Veggie Medio Oriente que promete el mejor sándwich vegano de falafel; dentro de pan árabe con vegetales frescos y encurtidos es una promesa definitivamente cumplida.

San Telmo

Cerca de Parque Lezama, Hierbabuena tienta a los porteños con sus coloridas pizarras que anuncian sublimes ñoquis de palta, ricota y lima o una tentadora hamburguesa de hongos en pan brioche con zanahorias glaseadas. Para chuparse los dedos. Cruzamos la autopista hasta Naturaleza Sabia para disfrutar de una cocina exquisita y bien casera. Con una oferta variada, abundante y sana, las diferentes versiones de ensaladas se llevan todos los aplausos.

Villa Crespo

Simpático y pequeño restaurante de barrio, Almacen Purista nos gustó por su cocina de sabores italianos y todo preparado “en casa”. Entre sus platos especiales les aconsejamos probar las pastas caseras rellenas y las pizzas integrales en todas sus versiones. Y de yapa, una porción de fainá rellena. Simplemente increíble.

Barrio Norte

En Barrio Norte, Arte Sano propone el equilibrio cuerpo-mente-espíritu, adoptando un estilo de vida consciente y de armonía. Sus platos caseros son livianos y cargados de sabor. Nuestros preferidos son los ñoquis de sémola soufflé o el guiso de lentejas. Delicias que reconfortan. Además, cuentan con un almacén natural súper completo, para seguir cocinando en casa.

Villa Devoto

Entre las coloridas calles de Villa Devoto, los amantes de la comida chatarra, pueden comer felices en Green Factory ya que todos los productos son elaborados con ingredientes 100% de origen vegetal. Desde churrascos de seitán a chorizos de soja y panceta vegana (remolacha frita ahumada), el emprendimiento no tiene nada que envidiarle a las grandes cadenas de fast food.

Zona Norte

Cruzando la General Paz, nos adentramos en la Zona Norte de la Provincia de Buenos Aires, que ofrece un sinfín de opciones vegetarianas. La primera parada es en el Bajo de San Isidro, en Pura, que combina clases de yoga, danza y un almacén/restaurante con muy rica comida. Ofreciendo combinaciones creativas y deliciosas a base de legumbres y cereales, se recomienda ir al mediodía un día de sol. La segunda parada es en Tigre, donde La cocina de Dahska y sus sabores indios, nos invita a disfrutar del aire libre mientras saboreamos un glorioso sabji de vegetales al curry.

- Anuncio -

TOP: Nuestras pizzas favoritas en Buenos Aires

Pizza
Photo by Getúlio Moraes on Unsplash

La pizza en Buenos Aires es un tema complejo, así que si no han todavía incursionado en ese mundillo, recomendamos leer primero La pizza argentina: Una introducción, una nota que preparamos con mucha dedicación y que los va a ayudar a comprender y apreciar mejor la siguiente selección.

Lo genial de esta ciudad, en cualquier aspecto posible, es que hay algo para todos los gustos. Así que ya sea que les gusten crocantes, finas, gruesas, queso desbordante o con ingredientes gourmet… en este listado hay un regalito para cada quien, cortesía de aquellos inmigrantes italianos que dejaron su estampa en el país.

¿Se atreven a armar un recorrido y probarlas todas?

Las clásicas del centro

Son históricas, famosas, tradicionales y están todas en el centro, en las proximidades de la icónica avenida 9 de julio. Habría que empezar por Güerrín… ay, imposible no entregarse a Güerrín. De todas las veces que fuimos, ni una sola vez salimos decepcionados, y podemos entender por qué es considerada ampliamente la mejor pizza de la ciudad. Su muzza es rica, abundante y contundente, con ese sabor salado del buen queso. Con nombres y estilos similares, El Cuartito y Las Cuartetas son otros bastiones de la pizza en Buenos Aires, ambas con esa masa y ese queso rotundo que vuelven “la pizza porteña” un bocado inconfundible.

Fugazzeta rellena”, bomba inolvidable

Uno de los estilos más pedidos y más inolvidables: La Fugazzeta rellena, una bomba de media masa con una ración doble -o triple- de queso y cebolla en demasía. Probablemente la más aclamada es la de La Mezzeta, donde la cola que se forma todo el día y toda la noche para pedir pizza no es en vano. Una favorita personal es la fugazzeta rellena de Pin-Pun (especialmente su local menos famoso en Villa Urquiza). Una porción gigantesca y barata con más queso del que pudieran imaginar.

Porteña, pero distinta

En Los Inmortales estuvieron entre los pioneros de la pizza a la piedra en la ciudad. A diferencia de sus hermanas del centro, la masa es más fina y crocantosa, aunque el queso sigue siendo abundante. La Guitarrita también se especializa en pizzas finas con su horno a la leña, pero en una esquina bien porteña de Núñez llena de banderines de fútbol y familias enteras disfrutando sus platos (recientemente abrieron una sucursal en Palermo).

A la italiana

Los amantes de la vera pizza no deben perder los ánimos, pues también para ellos hay excelentes ofertas. Las más comentadas son las de Siamo nel Forno, que sería la pizzería italiana por excelencia en Buenos Aires, aunque más recientemente las pizzas romanas de Cosi mi Piace se han ganado unos buenos adeptos (la pizza romana es ultra-fina y no tiene bordes).

El imperio contraataca

Teníamos que dejarle un apartado exclusivo a El Imperio, porque está lejos del circuito pizzero habitual y porque tiene un aire tradicionalista que aún no ha sido tocado por los turistas ni los hipsters. Su muzza es excelente y su local es un portal a la Buenos Aires barrial y auténtica.

Las que quizás no conocen todavía

Algunos ya habrán escuchado hablar de El Mazacote, en el barrio de Montserrat. Sus seguidores no afirman que es la mejor pizza de Buenos Aires, sino de Argentina (atención especial a su versión de la fainá). Hacia el otro lado de Capital, en Belgrano, es La más querida la está haciendo todo diferente: sus pizzas son rectangulares y no redondas; están hechas a la parrilla y no al horno, y tiene toppings originales como camarones. Las pizzas con borde relleno no existían en Buenos Aires hasta que llegó Monzú, además con una carta de pizzas tan exótica que incluye una pizza negra con tinta de calamar que se pide con 24 horas de anticipación. ¡Recomendadas!

Dato Extra: Muza 5K

Todos los años en Buenos Aires se realiza un peculiar y multitudinario maratón por diferentes pizzerías para elegir la mejor Muza. Toda la info en nuestro artículo.

 

Foto: Capitu (ou Marcela)

- Anuncio -
12,655FansMe gusta
8,803SeguidoresSeguir
1,346SeguidoresSeguir