8 restaurantes en museos de Buenos Aires

Te presentamos 8 restaurantes en museos de Buenos Aires para armar un paseo lleno de arte y gastronomía.


 

Visitar un museo porteño siempre es buen plan, ¿y qué mejor si en el mismo edificio te espera un buen lugar para comer? En esta nota te presentamos 8 restaurantes en muesos de Buenos Aires para que puedas planificar una recorrida completa.

Croque Madame en el Museo Larreta

El Museo de Arte Español Enrique Larreta, ubicado en el barrio de Belgrano, es una excelente oportunidad para conocer obras de artistas españoles. Esta increíble casona de estilo colonial tiene un jardín andaluz de los más lindos de Buenos Aires.

En ese patio, oasis de la ciudad si los hay, se encuentra una de las sucursales de Croque Madame. Este café y restaurante de inspiración francesa ofrece platos franceses como la soupe à l’oignon (sopa de cebolla), y por supuesto los clásicos Croque Madame (tostado de jamón y queso con salsa bechamel, gruyere y huevo) y Croque Monsieur (lo mismo pero sin huevo) y crêpes dulces y salados.

Museo Evita Restaurante

El restaurante en el Museo Evita de Buenos Aires es otro lugar ideal para ir a comer luego de un recorrido por la historia. Es una excelente opción en el barrio de Palermo para comer en el patio de una hermosa casona antigua, pet friendly y bike friendly. Ir a la web

Ninina en el MALBA

Si de museos de Buenos Aires hablamos, no puede faltar el MALBA. En este lugar, en el que se pueden ver obras de arte de todo tipo, principalmente de artistas de Latinoamérica, está ubicada una de las sucursales de Ninina, un café de especialidad con una pastelería de excelencia. Ninina es un lugar ideal para un brunch.

Croque Madame en el Museo de Arte Decorativo

En el Museo Nacional de Arte Decorativo también se encuentra una sucursal de Croque Madame. Esta locación tiene un aire parisino a no perderse quienes aman la cultura francesa. El edificio data de principios del siglo XX y tiene una colección permanente que incluye obras de Rodin, Antoine Bourdelle, El Greco, Vernet, muebles de época, entre otras cosas, vale la pena visitarlo, para luego disfrutar de un café en el patio del museo.

El Café del Moderno en el Museo de Arte Moderno

El museo de Arte Moderno está en el barrio de San Telmo y tiene su propio café de especialidad. Se trata de un lugar que se caracteriza por su tranquilidad, ideal para leer, en el que sirven principalmente pastelería.

Extra 1: Villa Ocampo Bistró

Si hay un lugar mágico para recorrer, ese es Villa Ocampo. La casa que habitó una de las máximas exponentes de la literatura argentina es hoy un museo que ofrece la posibilidad de degustar algo en el jardín majestuoso o en las imponentes galerías por las que caminó la mismísima Victoria.

Extra 2: Invernadero en la Biblioteca Nacional

La Biblioteca Nacional Mariano Moreno es un monumento histórico nacional de estilo brutalista, diseñado por el arquitecto Clorindo Testa. A sus pies se instaló Invernadero, un bar de tapas y gin tirado. Este bar tiene una amplia carta de tragos, entre los que se destaca el Gin Tonic y algunos de autor.

Extra 3: Café del PROA

Si bien el PROA no es un museo sino un centro de arte, consideramos que se ajusta perfectamente a este recorrido. Además, su café en la terraza ofrece una vista como ninguna del barrio de La Boca.


También les puede interesar: 

Ana Clara Bórmida
Periodista y escritora. También un poco fotógrafa.
12,721FansMe gusta
11,788SeguidoresSeguir
1,505SeguidoresSeguir

¿QUÉ HACEMOS ESTE FINDE?

Recibí los mejores planes para el finde directo en tu mail!