Museo Che Guevara, tras los pasos de una leyenda

En pleno corazón de Caballito se encuentra un local muy pintoresco y curioso a la vez. En medio de tantas cosas, una estatua a escala real del Che Guevara se erige en el local. Resulta difícil creer que estamos frente al primer museo del continente abierto con la imagen del revolucionario argentino. Y sin embargo…

La historia del origen de este museo remonta a 1992 cuando Eladio González, de 73 años, más conocido en el barrio como Toto, llega a Cuba con su pareja. En la víspera de su regreso a Argentina, “Toto” se entera que un policía cubano acaba de ser baleado en una emboscada y decide acercarse hasta el hospital para donar sangre a este hombre. Así es como le deja una tarjeta personal con sus datos para que el policía le escriba contándole su mejoría. La misma tarjeta apareció en el diario Granma del día siguiente y ese gesto conmovió a muchísimos habitantes de la isla. “Recibí más de mil cartas, estaba completamente desbordado. La gente vio en ese accionar algo que pudo haber realizado el Che Guevara y me enviaron un sinnúmero de regalos relacionados con el Che. Fue así como decidí crear este museo con todo lo que tenía en 1996. ¡El primero en Sudamérica, incluso anterior al que se encuentra en Alta Gracia, en Córdoba en la que era la casa de su infancia o la que se encuentra en Patagonia!” se exclama González.

- Anuncio -

Un museo inaugurado por Alberto Granado, compañero de viaje de Ernesto Guevara de la Serna durante su periplo en moto al corazón de América del Sur. “Incluso tenemos una réplica de la máquina” comenta Toto, mientras nos muestra las preciadas llaves conservadas en una vitrina. Descubrirán un poco de tierra de La Higuera, la localidad boliviana donde el Che fue asesinado e incluso arena de la Bahía de Cochinos donde Fidel Castro y sus tropas resistieron la invasión americana luego de la revolución cubana, pasando por una infinidad de cartas, medallas, libros y demás curiosidades, lo cierto es que Eladio los recibirá con una sonrisa que lo caracteriza y sus incansables ganas de contarles la historia de cada uno de los objetos.

“Al principio estaba completamente enamorado del pueblo cubano. Su historia, su cultura… ¡No pasaba por el lado de la política, ni ahora tampoco! Luego, con todos esos eventos, comencé a interesarme más en el Che y en su obra en general. Al crear este museo quería que quedara algo que pudiera rendir homenaje a la memoria de Guevara. Nuestra vida no es nada si no la compartimos con los demás y esto también era parte de la filosofía del Che. Enseñaba el amor”, concluye Toto luego de una hora de charla y anécdotas.

Hace poco, Eladio González contactó a las Madres de Plaza de Mayo para que ellas tomen el relevo y el museo pueda perdurar en el tiempo. Por supuesto que éstas aceptaron y algún día realizarán la tarea de mudar todo al espacio de la Ex-ESMA. Por el momento el museo Che Guevara sigue abriendo sus puertas en Caballito. Una posible escala antes de visitar el Mercado del progreso o de pasear tranquilamente por el barrio inglés a pasitos de allí.

Museo Che Guevara
Rojas 129 – Caballito
De lunes a viernes de 9h a 19h
Informes : [email protected]
Entada gratuita

Foto: Bastien Poupat

Journaliste freelance. Après avoir quitté la France pour partir en Argentine vivre ma passion, le football, j'ai décidé de me diversifier, outre que le sport, en intégrant l'équipe de Buenos Aires Connect.