Fervor, brasas de lujo en Recoleta

fervor parrilla
Foto: Facebook de Fervor

“La brisa trae corazonadas de campo, dulzura de las quintas, memorias de los álamos, que harán temblar bajo rigideces de asfalto la detenida tierra viva que oprime el peso de las casas”, dice el primer libro de poesía de Jorge Luis Borges  titulado “Fervor de Buenos Aires”. Esta coqueta parrilla de Recoleta es un fiel homenaje a la tradición del escritor argentino.

En Buenos Aires hay muchas parrillas, algunas clásicas y otras más modernas, pero Fervor reúne en un solo lugar todos los componentes que la hacen especial: calidad, platos abundantes ideales para compartir y mozos con oficio.

Fervor recibe turistas continuamente, pero también están los habitúes del barrio (esos que el mozo no necesita ni consultarles lo que van a comer). De bienvenida te reciben con un espumante o un Aperol Spritz, a gusto del comensal, y luego es el turno de la increíble panera (todos los panes son caseros).

La carta es extensa, pero aquí el fuerte son las brasas. Una particularidad del lugar es que todas las carnes tienen un proceso de maduración en seco con hueso, que lo realizan a acuerdo a la antigua tradición argentina. De esta manera queda con una textura bien mantecosa. Pero antes de ir al plato fuerte, les recomendamos pedir la provoleta con tomates secos, rúcula y cebolla morada. Otro imperdible es la salchicha parrillera casera. Si quieren probar un poco de todo, opten por la rueda de achuras que trae chinchulín, riñon y molleja.

Llegó la hora de la carne. Todas las porciones son para compartir, pueden pedir media porción y probar un poco de todo. El asado especial es muy sabroso al igual que la entraña. Otro súper clásico es el bife de chorizo que viene presentado en tres opciones (200 gramos, 400 gramos y 600 gramos). Para acompañar: papas españolas, puré o ensaladas de diferentes gustos a elección.

Aunque uno asocie Fervor con la carne vacuna, los pescados también son muy afamados. De hecho tienen en carta doce variedades y algunas opciones que no son fáciles de encontrar en todos los restaurantes como el pez espada o el pez palo. Todo es fresco y siempre hay un pescado del día que vale la pena probar. Para los más clásicos hay abadejo, lenguado, salmón o merluza. También hay platos que representan la argentinidad al palo como los buñuelos de acelga, revuelto gramajo, empanadas al horno de barro o el pastel de papa.

A la hora del postre la vedette son los volcanes de chocolate o naranja. Aunque el helado Don Pedro y el flan casero con helado de dulce de leche también pican en punta. Para coronar el almuerzo o la velada, nada mejor que un café, que en Fervor viene acompañado de petit fours caseros. Si andan con ganas de recomendarle una parrilla a algún extranjero que ande de visita por estos pagos, esta sería una opción que nunca defrauda. Cerca de la zona hay otra parrilla que está dando que hablar: Rufino. Para continuar con la elegancia, pueden terminar la noche en Presidente. 

Fervor
Posadas 1519 – Recoleta
Tel: 4804-4944
Todos los días de 12h a 16h, lunes a jueves de 19h30 a 0h y sábados de 19h30 a 1h.
Precios: $ $ $