Vinotinto, cocina que anda y canta

vinotinto buenos aires
Foto: Web de Vinotinto

En una esquina sencilla, con su cartel en la vereda que anuncia el plato del día, se esconde una historia de viajes y un restaurante imperdible. Comida hecha con dedicación, con conocimiento y a muy buen precio: eso es Vinotinto, «cocina andante».

Descubrí este lugar simplemente porque trabajo dando clases cerca de allí. Me llamaba la atención el cartel de “comida para llevar” y me preguntaba qué es lo que vendían. Un día de lluvia entré y desgraciadamente no tenían luz. Todo estaba siendo refrigerado con hielo. El plato del día era ceviche con una croqueta de mandioca y fue la mejor decisión que pude haber tomado. Desde ese momento, vuelvo siempre.

- Anuncio -

Vinotinto ofrece un concepto innovador y polifacético. En primer lugar, se trata de un restaurante al paso con comida muy elaborada a muy buen precio; Segundo, es una rotisería con una forma original e interesante para llevar la comida a casa; tercero, también ofrece un servicio de catering para eventos sociales particulares o de empresa.

La fórmula del mediodía incluye una ensalada, un plato del día que siempre cambia (he aquí el fuerte), tartas, tortillas y guarniciones. También hay una carta dividida por tipos de carne y donde también hay opciones vegetarianas. Todo se encuentra ya preparado y envasado al vacío en una heladera. Podemos pedirlo en el momento o comprarlo para llevar. Gracias a esta técnica de envasado, la comida queda impregnada de sus jugos y conserva todo su sabor.

El local original en Palermo Viejo es triangular y pequeño. En uno de los vértices está el mostrador, y en los otros dos hay barras donde sentarse. Una de ellas da a la calle, y es muy gratificante comer con la vista de esa tranquila esquina del barrio. La otra tiene un grafiti de un picaflor que intenta alimentarse del néctar de un gramófono.

En abril 2019, abrieron un segundo local en Palermo Hollywood, más espacioso, con más posibilidades para sentarse a comer allí con una decoración chic digna del barrio. Sin embargo el concepto se mantiene fiel al original (menú diario y cambiante, rotisería creativa, a medio camino entre comida casera y restaurante gourmet); con la diferencia de que abre hasta un poquito más tarde y que incorporan un menú sencillo para merienda de la tarde.

Algo interesante para destacar es la elaboración de los platos. Son profesionales, tienen buena apariencia, con el estilo que a veces encontramos en ciertos restaurantes de hotel y, más importante aún, bien balanceados. Incluyen en general carne y dos guarniciones, al igual que alguna salsa. Se incorporan ingredientes que no suelen usarse en la gastronomía porteña, como la mandioca, o se los usa de manera diferente, como es el caso de servir un puré de zanahorias o una salsa romesco, típica de Cataluña.

Esto solo puede ser obra de alguien que conoce el oficio. El chef es Moises Dagui, venezolano con ascendencia italiana. Comenzó formándose en hotelería en su país, pero más tarde viajó a Estados Unidos, donde trabajó en el restaurante “Sale e Pepe”. En 2006, siguió su camino hacia Italia, donde llegó a jefe de cocina del restaurante “Osteria del Vicario”, que cuenta con una estrella Michelin. Se radicó en Buenos Aires desde 2011.

Realmente esperamos que Moisés no siga viajando y Vinotinto se quede acá. Dagui ha llevado a la práctica con gran convicción el lema que puede leerse cuando entramos: barriga llena, corazón contento. Si están en Palermo Viejo, pueden probar otras alternativas totalmente distintas que vuelven muy rica la vida gastronómica de este costado de Palermo: tan solo unas cuadras está Nola y su menú con comida cajún, o el Gran Dabbang, que sirve comida asiática fusión.

Vinotinto, cocina andante
Julián Álvarez 1602- Palermo
Lunes a viernes de 12h a 15h y de 18h30 a 21h30, sábado de 12h a 15h

Humboldt 2157 – Palermo Hollywood
Lunes a sábado de 9h a 22h

Precios: $ $  

Soy escritor y traductor. Me encanta leer, viajar, ir al cine y visitar museos. Saco fotos como hobby y tengo un espíritu curioso.