La parrilla de la esquina, la más querida y auténtica de Belgrano

“Vamos a una parrilla”, la frase por excelencia de los argentinos cuando decidimos ir a comer afuera carne de la buena. Opciones abundan por Belgrano, entonces ¿cómo decidirnos? Simple, el dicho “menos es más” describe a la perfección esta parrilla en la esquina de Sucre y Miñones, en pleno bajo Belgrano, donde lo que importa, es la carne, sin más vueltas.

Después de diecinueve años en la misma esquina, Liliana, la dueña del lugar nos explica desde la caja que hace poco pintaron las persianas de esta parrilla de barrio sin otro nombre más que “la parrilla de la esquina”, con colores que tienen buena onda. Dan ganas de entrar y de ver qué pasa, por qué la gente se amontona en esta esquina. Los bancos rústicos en la vereda invitan a sentarse a comer al sol, y aunque a veces estén ocupados, la gente sale a comer “de parado”. Adentro no es enorme, pero el ambiente familiar y acogedor nos hace sentir como en un parador de club. Apenas unas pocas mesas y sillas de plástico alcanzan para comer y debatir sobre el último partido. La caja está en una esquina del local, junto a algunas heladeras con botellas para auto-servirse y otras que están cubiertas por fotos de personalidades del deporte y del espectáculo que pasaron por el lugar.

Arriba de la parrilla, una gran pizarra nos canta lo que hay para comer, sin tener que esperar al mozo, ni pedir un menú. El gran protagonista: el sándwich. Pero no del mismo gusto: deberán decidir entre el de bondiola (gran preferida), vacío o matambre. Y no podían faltar los clásicos y no tanto: choripán, morcipán, chinchupán (chinchulines en pan), hamburguesas y ½ riñón en pan.  Si están eliminando el pan de la dieta, ¡no se queden sin comer! Con gusto les servirán las porciones al plato que podrán acompañar con ricas y frescas ensaladas. Las bebidas están al alcance de la mano en las heladeras: gaseosas, agua, cerveza. Y no crean que se irán sin comer postre, la chocotorta es la gran preferida y también la vainitorta. No dejen de preguntarle a Lili cuál es el postre del día, nadie mejor que la dueña para recomendarleselos. ¡Se irán con la panza llena, con el corazón contento y sin vaciar sus billeteras!

Es ideal para ir en modo “relax”, con amigos o en familia. Si estuvieron paseando o haciendo deporte por los bosques y lagos de Palermo, vayan derechito a la “parri de la esquina de Sucre y Miñones” a recuperar fuerzas. Si quieren cambiar un poco de sabores, descubran nuestro Top 10 de imperdibles en el barrio chino. Y si quieren seguir comiendo cositas ricas, deléitense con las ricuras de La Marguerite.

La Parrilla de la Esquina de Sucre y Miñones
Mariscal Antonio José de Sucre 1902– Belgrano
Tel: 4788-0699
De martes a domingo, desde mediodía a 15h
Precios: $

Foto: Facebook de Yo como en la Esquina de Sucre y Miñones

Versión de Agustina Pasqualini
Traductora pública de francés, apasionada por el idioma y la comida de todo el mundo. En parte bretona y porteña a la hora de salir elijo descubrir los lugares con ese "no sé qué" indescriptible.
12,686FansMe gusta
10,677SeguidoresSeguir
1,477SeguidoresSeguir

QUÉ HACEMOS ESTE FINDE?

Recibí los mejores planes para el finde directo en tu mail!