Oriente Café, un bodegón como nos gusta en Villa Ortúzar

Oriente café
Foto: Aude Labadie

Están los bares de moda y están otros, como el Oriente Café, donde el tiempo parece haberse detenido. Este café llamará su atención con su fachada verde, cortinas amarillas a media ventana y su nombre escrito con con caligrafía clásica en la vidriera, justo en la esquina de la Avenida Álvarez Thomas y la calle Plaza.

El diseño interior y el mobiliario son sencillos, pero las paredes están lejos de serlo: allí se coleccionan marcos con los más diversos contenidos. Caricaturas (no podía faltar la del Papa), fotos de viajes del dueño, fotos de cantantes de tango, viejos afiches publicitarios y algunas frases simpáticas como: «Horario: abrimos cuando venimos. Cerramos cuando nos vamos. Y si viene y no estamos es porque no coincidimos.”

- Anuncio -

La decoración es un verdadero popurrí que refleja la vida de sus dueños y ese ambiente familiar de barrio que tanto nos gusta. Frente al mostrador de madera, tan viejo como el mismísimo bar, vemos un revistero con diarios, revistas de chismes e historietas de Condorito. Aquí la clientela está formada por habitués, que vienen a comer, pero también a reunirse con amigos y a leer un rato el diario. Las mujeres, con tan solo echar un rápido vistazo, se darán cuenta de que son minoría en este lugar. En general, los clientes son hombres mayores, muchos son taxistas o trabajadores de talleres vecinos. El ambiente es así, amistoso, todo el mundo se conoce, se habla en voz alta, de debate sobre política o fútbol.

La cocina es la típica de bodegón de barrio. Por supuesto entre los platos encontraremos la infaltable milanesa, tan pero tan grande que suele salirse de los límites del plato. No hay demasiada variedad el plato del día es garantía de productos frescos y de cocina casera. Lo recomendamos fervientemente, pues nuestra experiencia con esta opción siempre fue muy buena. Por ejemplo, las hamburguesas caseras sazonadas a gusto nos sorprendieron gratamente. El sabor está presente incluso en los platos más simples. Por último, y no menos importante: los precios son extremadamente accesibles. Como habrán notado, no hace falta una ocasión especial para ir a Oriente Café. El lugar es ideal para sumergirse en un ambiente bien porteño cuando les falte inspiración para cocinar en casa.

Otro gran clásico a pocas cuadras y que vale la pena descubrir es Lo de Charly, una parrilla abierta 24 horas. Si desean encontrar este mismo ambiente de bodegón en otro barrio, vayan a Angelito, en Villa Crespo.

Oriente Café
Álvarez Thomas 1800 – Villa Ortúzar
Tel: 4554 5688
De lunes a viernes de 07h a 20h30, el sábado de 07h a 15h30
Precios: $

Traducción: Agustina Pasqualini