La Rambla, y sus místicos sándwiches de lomito

La rambla, lomito
Foto: Agustina Canaparo (Buenos Aires Connect)

Cuando armamos la lista de platos típicos argentinos no podemos olvidarnos de uno: el sándwich de lomito. Si es completo mejor (jamón, queso, tomate y lechuga) y si también le agregamos una buena porción de papas fritas como acompañamiento la fórmula es más que tentadora. El secreto está en la elección de la carne, la cocción para que no quede dura o chiclosa y por supuesto, el pan.

En pleno Recoleta hay un bar que desde 1963 da cátedra en esta materia: La Rambla. Un clásico de los clásicos, repleto de habitúes y con opciones de lomitos para todos los gustos.

- Anuncio -

El bar-restaurante está ubicado a tan sólo metros de la coqueta Avenida Alvear. En la vereda tiene algunas mesas que son las preferidas de los clientes cuando arranca la temporada de primavera-verano, y ni bien uno ingresa sabe que está en un clásico del barrio: todos se conocen y los mozos memoriosos llevan camisa blanca y moño.

La Rambla, nombre que les hará recordar a Barcelona, tiene una decoración bien clásica típica de los bares porteños. La madera es sin lugar a dudas la gran protagonista. La podés encontrar en las mesas, sillas, barra y también en las paredes. Hay ventiladores de techo y espejos por todo el salón. La barra con sus clásicas butacas está repleta de bebidas alcohólicas para la afamada hora del vermut y una vidriera con sándwiches de miga frescos (vale la pena acercarse y ver cuál es el que más les tienta).

Pero volvamos al sándwich de lomito. Hace años que el lugar tiene fama de tener uno de los mejores de la ciudad y fuimos a comprobarlo. Optamos por la versión clásica, el “completo”, que trae jamón, queso gratinado, lechuga y tomate. Para empezar, la carne es la gran protagonista del sándwich. (En nuestro caso la pedimos a punto) y no viene un corte finito (como suelen servirlo en la mayoría de los bares y confiterías), es grueso y generoso. El queso gratinado es un punto alto para destacar y viene en una baguette tostada. La próxima iremos a probar el “Porteño”, un lomito con morrones asados o ajíes y el “Americano” con panceta y huevo a la plancha. Un dato a tener en cuenta es que ningún sándwich trae papas fritas.

Quedan pocos lugares en la ciudad que ofrecen sándwiches fríos de pavita y acá tienen gran protagonismo. También hay platos clásicos como la tortilla, bife de chorizo y supremas. De postre, encaren directo al flan mixto.

En La Rambla el tiempo pasa más lento, los habitúes se sientan a leer el diario, charlar entre amigos, mirar la televisión y disfrutar de un rico vermut. Para seguir turisteando por la zona muy cerquita está el Centro Cultural Recoleta con una amplia programación para disfrutar y luego cuando cae la tarde pueden tomarse un abundante té buffet en el Palacio Duhau. 

La Rambla
Posadas 1602 – Recoleta
Tel: 4804-6958
De martes a domingo de 8h a 00h
Precios: $ $ $

Periodista y productora de radio. Soy inquieta, curiosa y amante del buen comer. Estoy siempre en busca de historias para contar.