spot_img

El Viejo Almacén, noche de tango en San Telmo

El Viejo Almacén es un show de tango en Buenos Aires, en el barrio de en San Telmo, donde se puede disfrutar de un espectáculo de tango tradicional.


Pocas cosas tan, pero tan emblemáticas de Buenos Aires como el tango. Especialmente en el imaginario de los turistas que visitan la ciudad, que habrán visto alguna película extranjera (perfume de mujer *tos tos*) y habrán idealizado que acá en la ciudad estamos todo el tiempo haciendo piruetas con tacones de punta.

Pero incluso a los que vivimos acá, se nos olvida que existe esta maravillosa escena que no está en otro lado, y que sigue latiendo viva en algunos lugares puntuales. Para los locales y los entendidos, las milongas son la mejor opción. Para los iniciados, curiosos y visitantes; recomiendo ir a un espectáculo de tango como primera instancia.

Uno de los shows de tango en Buenos Aires más clásicos es el de El Viejo Almacén, en nuestro amado San Telmo.

Larga historia tanguera

El edificio donde funciona El Viejo Almacén tiene una historia de 200 años, siendo en otras vidas un hospital, sede de la Aduana y una casa de citas. Eso ya te dice un montón de lo mucho que ha sido testigo de la historia del barrio (y no cualquier barrio, justamente un barrio como San Telmo) y de toda la ciudad.

La casa de tango en sí, funciona desde 1969, cuando Edmundo Rivero lo convirtió en lo que es hoy, un templo vivo de la música popular. Dato curioso: En 1977 se planteó su demolición y el escritor Ernesto Sábato fue uno de los notables que se opuso a esta decisión.

En 1982 fue declarado Sitio de Interés Cultural.

En su sitio web se lee: “Por este local se acercaron grandes exponentes del Tango: Aníbal Troilo, Osvaldo Pugliese, Roberto Goyeneche entre muchos otros, dispersaron sus talentos, que fueron apreciados y aplaudidos por innumerables personalidades entre los cuales se contaron el Rey Juan Carlos y la Reina Sofía de España, Presidentes de distintas naciones del Mundo y muchas otras personalidades”.

La cena en El Viejo Almacén

Para una noche de tango en El Viejo Almacén, tienen la opción de cena-show, sólo show, o sólo cena (esta última no tendría mucho sentido).

La cena sucede unas horas antes del show, al cruzar la calle, en el restaurante del mismo nombre. El local tiene varios pisos (5 si recuerdo bien) y una carta variada de la que recomendamos pedir los platos más argentinos. Por supuesto, vinos argentinos.

Voy a ser honesta, la comida no es lo importante de la noche y si están cortos de presupuesto o de tiempo (como suele pasar en los itinerarios turísticos), no pasa nada si deciden saltar la cena y asistir solamente al show.

Pero también a favor puedo decir que los platos son abundantes y está bueno hacer la previa acá con otros grupos que también van a asistir al espectáculo. Se va formando el ambiente de la noche. También, el servicio es de por sí una razón poderosa: La atención a los detalles, memoria, humor y amabilidad de todo el personal es una ventaja incomparable.

Las personas que trabajan acá tienen décadas acá. Y todas, absolutamente todas las noches, compartirán el salón del restaurante y del espectáculo con los mismísimos dueños y socios de El Viejo Almacén, que son los principales habitués de la casa.

El tango del Viejo Almacén

Una vez terminado el postre, pasarán al local de tango, donde comenzará la magia. Disfrutarán de una noche de tango clásico, tocado y cantado en vivo por músicos que seguramente han dedicado su vida a esta música. En serio les digo, una oportunidad como pocas.

El espectáculo se sucede en varios actos. Los bailarines harán números más clásicos, otros más modernos, en pareja, en grupos, algunos más románticos y otros más performáticos.

Tanto escuchar la música del tango como ver su baile suele ser una experiencia cautivante y envolvente para cualquier persona, ya sea turista o haya vivido toda su vida en este lugar.

Durante el show podrán moverse por la sala y pedir más bebidas.

Notas personales

Con respecto a si es turístico o no; es obvio que van a compartir la velada con turistas, a veces más a veces menos. Parecen ser ellos los más interesados en vivir un show de tango en Buenos Aires.

Con respecto a los locales, suele ser un público más niche el que está en la movida del tango. Se encuentran más en las milongas. Sin embargo, cuando visitamos El Viejo Almacén nos contaron que vienen también muchos porteños y que suelen volver.

Sinceramente, no tengo mucho con qué comparar, porque no fui a demasiados shows de tango. Pero yo la pasé increíble y sé que difícilmente voy a toparme de forma “casual” con Hugo Marcel cantando unos clásicos una noche cualquiera. La pasé re bien y lo recomiendo porque me encanta re-descubrir lo que creía cercano.

 
El Viejo Almacén
Balcarce 799 – San Telmo
Abierto todos los días del año
Reservas: reservas@viejoalmacen.com.ar

Eva Contreras
Eva Contrerashttps://www.instagram.com/discover.buenosaires/
Fotógrafa, poeta y DJ. Directora Editorial de Buenos Aires Connect. Estoy buscando algo.
12,738FansMe gusta
11,703SeguidoresSeguir
1,505SeguidoresSeguir

¿QUÉ HACEMOS ESTE FINDE?

Recibí los mejores planes para el finde directo en tu mail!