Pizzería Pirilo, moscato, pizza, fainá y nostalgia de barrio

Con alma de barrio, fútbol, peronismo y tradición familiar, Pizzería Pirilo es una imagen congelada en el tiempo que sigue convocando a muchas de las “tribus” que conviven en San Telmo para ofrecer una de las mejores pizzas al paso de la ciudad.

Ubicada en la calle Defensa, a metros de la Av. Independencia, en pleno barrio de San Telmo, fue fundada en 1932 por Vicente Vizzari, pero por aquel entonces bajo el nombre de Luigin. Fue luego su hijo, Juan “Pirilo” Vizzari, quien tomó la posta y la transformó en un lugar emblemático del barrio. Desde hace veinte años, sus hijas siguen la tradición pizzera con un orgullo inquebrantable, ya que ellas nacieron y se criaron allí, según nos cuenta una de ellas.

El local podría pasar desapercibido si no fuera por la multitud que se congrega en la vereda, pizza en mano. Adentro, solo un mostrador en forma de “L» arrebatado de comensales y dos bandejas gigantes de muzzarella y faina hechas en el horno de barro. Sus paredes cargadas con los colores azul y celeste del Club Atlético San Telmo, un dibujo de Clemente dedicado por Caloi, fotos de Olmedo, que dicen frecuentaba el lugar, Sandrini, Perón, Evita y del mismo Pirilo, hablan de la identidad de su dueño y su familia, de las personas que pasaron por allí, de la cultura de San Telmo y, claro, de Argentina. En un rincón, una colección de muñequitos y autitos antiguos, y hasta un frasco del legendario perfume para niños Paco denotan la nostalgia por otra época.

Entre sus clientes, veremos tangueros, estudiantes de cine, turistas, taxistas, vecinos y laburantes del barrio que concurren en busca de porciones de muzzarella con faina que chorrean sabor, servidas simplemente en servilletas de papel. La mayoría se queda para una segunda ronda de porciones porque vale la pena esperar que salga la fugazzeta con cebollas un tanto dulzonas o la pizza a la cancha, una versión sin queso con salsa de tomate, ají molido y orégano. El moscato y la birra son los compañeros predilectos de estos manjares porteños clásicos. Más de dos porciones es un exceso, así que una vez finalizado el ritual, se inicia el recambio de gente, aunque Pirilo de noche parece no tener descanso.

Pueden seguir su viaje en el tiempo en el Mercado cubierto o el fabuloso Zanjón de Granados.

Pizzería Pirilo

Defensa 821 – San Telmo

Tel: 4307-0248

De martes a domingo de 13h30 a 16h30 y de 18h a la medianoche.

Precios : $

 

Foto: www.welcomesantelmo.com

 

 

12,686FansMe gusta
10,686SeguidoresSeguir
1,478SeguidoresSeguir

QUÉ HACEMOS ESTE FINDE?

Recibí los mejores planes para el finde directo en tu mail!