Patio de los Lecheros: historia, cultura y gastronomía

En la Av. Donato Alvarez y Bacacay, hay un predio que estuvo cerrado por mucho tiempo: el Patio de los Lecheros. Al frente, bien alto, se lee una inscripción: “FCO Caballito, Entrada al servicio leche”. En este pequeño rincón de historia, surge un proyecto que vuelve a acercar a los vecinos a un lugar previamente abandonado para que lo disfruten y lo habiten.

El Patio de los Lecheros era la estación de tren cerca de Caballito, a la que llegaba la leche de los campos del interior. Los lecheros, en su mayoría inmigrantes, se reunían en este patio (de ahí el nombre) y esperaban la leche que luego iban a vender. Cuando en 1961 se prohibió la vente de leche sin pasteurización, el predio cayó en desuso.

Sin embargo, en 2016 se tuvo la intención de rehabilitarlo. Para esto se ubicaron bancos de madera al aire libre, food trucks, una huerta urbana, un mini-mercado y una pantalla para proyecciones. La propuesta buscaba seguir ayudando a posicionar a Buenos Aires como capital gastronómica de la región y, por otro lado, dar a los vecinos un lugar que uniera la diversión y la utilidad. El Patio funciona los fines de semana y atrae a mucha gente, tanto por la comida como por las opciones culturales, puesto que se suelen hacer ciclos de cine.

La atmósfera que se crea es particularmente especial, debido a la presencia de los muros de ladrillo, los revestimientos de madera clara, las vías y el sonido del tren que a intervalos pasa justo a nuestro lado. El ambiente es agradable y la cantidad de gente es la justa. No haremos colas interminables ni nos costará tanto encontrar una mesa. Es un lugar de reunión donde ir a comer, reírse y tomar.

El Patio de los Lecheros es un lugar atípico, donde se unen el pasado y el presente. No se pierdan de conocerlo ni de disfrutar su gastronomía. Las propuestas cultuales son variables durante el año, solo es necesario fijarse en la página del Gobierno de la Ciudad. Por la zona también puede conocer la cervecería The Oldest o El Fermentador. Cada una queda de un lado distinto de Caballito, barrio dividido por el ferrocarril.

Patio de los Lecheros
Av. Donato Álvarez y Bacacay – Caballito
Sábados y domingos de 12h a 22h
Entrada libre y gratuita

Foto: Santiago Hamelau