Parque Rivadavia, el paraíso de los coleccionistas

En el límite de los barrios de AlmagroCaballito y Boedo, el Parque Rivadavia le da a la avenida que lleva el mismo nombre una bocanada de aire fresco, después de tantas cuadras saturadas de colectivos y edificios asfixiantes. Todos los días de la semana, tanto turistas como porteños pasean por las callecitas de la feria, bajo la mirada de los abuelos del barrio que se encuentran allí para jugar al ajedrez o para soñar despiertos un rato.

Con sus puestitos como los de diarios, el Parque Rivadavia es a la vez un lugar de paseo y una mina de oro de objetos de todo tipo. Si buscan bien en los cajones de los puestos, pueden encontrar libros de todas las épocas, vinilos para todos los gustos –¡hasta los peores!-, revistas de los años 80, naipes para jugar, CD’s con compilados y otros DVD’s sin sus envoltorios plásticos. Esta feria logró hacerse conocida gracias a la cantidad y variedad de libros que ofrece. Es muy raro irse con las manos vacías. Es muy posible que se vayan con alguna perlita rara en una mano, y en la otra una jabonera con forma de calabaza…

Para apreciar tranquilos los tesoros adquiridos vayan al Coleccionista, el lugar favorito de los filatelistas, o bien al The Oldest, un pub de estilo retro muy conocido en el barrio.

Parque Rivadavia
Av. Rivadavia 4700 – Caballito
Todos los días de la semana

  

Après un fabuleux septennat comme correspondant de L'Equipe et France Football, lors duquel j'ai écumé les meilleurs spots de la "Ciudad de la furia" chère à Soda Stereo, je vis désormais Barcelone. Où évolue un petit gars en short qui n'a pas volé son titre de meilleur ambassadeur de l'Argentine.