La Kitchen, donde hay dulces, mucho amor y café de autor

La Kitchen
Foto: Jessica Johnston @Unsplash

Esta esquina de Conde y Nuñez tiene magia. Detrás de La Kitchen hay una experta en marketing (además de pastelería) y un fotógrafo que decidieron emprender para la alegría del barrio de Saavedra.

Dos emprendedores deciden abrir las puertas de su cocina: Sofía Jungberg y Joakin Fargas, quienes años atrás dieron forma y color al último spot del barrio.

La cocina

¿Cómo no habría de funcionar? Si hablamos de croissants artesanales con mermelada,  gigantes rolls de canela o galletas de puro cacao (con chocolate belga) y sal marina. Expresiones de la alta pastelería con mucho amor y mucha manteca. La frola de sarraceno y el roll de naranja y pistachos son otros imperdibles por el contraste de sabor en boca mientras que el alfajor de dátiles es un verdadero manjar sin lácteos. Donde la masa de puré de manzana y aceite de coco equilibra, sin opacar, el dulce relleno de dátiles y mantequilla de maní. Un escándalo vegano. El menú escrito en la vidriera se completa con cafés de especialidad con corazones de espuma como el flat white con leche de almendras.

El ambiente

Un detalle que hace único a La Kitchen es la buena energía que desprende la cocina. Mientras Joaco nos recibe en la puerta con mucha simpatía, Sofi detrás de la mesada nos pide esperar al fosforito especial del día … relleno de jamón y queso como debe ser, sus capas bien hojaldradas están en el punto perfecto.

Todos los sábados tienen una propuesta de brunch que se puede disfrutar en la vereda o en alguna de sus dos mesas como también hacer take away, ¡eso si! vayan con tiempo y paciencia que siempre hay gente. ¿Con ganas de un picnic? A pocas cuadras espera el aire libre de Parque Saavedra para disfrutar con un scon de queso en mano. ¡Felicidad pura!

La Kitchen
Nuñez 3400 – Saavedra (abrir en Google Maps)
Teléfono: 011-2838-4676
Martes a domingo de 10h a 20h.
Precios: $ $

 

 

 

Comunicadora de profesión y cocinera. Con lápiz y papel siempre a mano para que nada se escape. Inquieta; hoy soy runner, mañana no sé.