Bike & Coffee, un café a orillas del tren

Bike & Coffee
Foto: Facebook de Bike & Coffee

Antes de subir al tren, una pausa de café en Bike & Coffee para empezar la mañana (¡bien arriba!) con granola casera, disfrutar al mediodía con unas saludables tartas o la hora del té con deliciosa pastelería; todo junto a las vías del Tren de la Costa.

Actualmente se encuentra en tres estaciones: Borges, Barrancas y Punta Chica. Con similitudes y diferencias, cada local tiene su impronta particular pero lo que comparten es la fusión de dos mundos: las bicis y el café. Al entrar, uno se siente como en casa, puede conversar y disfrutar de la compañía del otro y, por qué no, de un buen libro mientras el sol se asoma por los amplios ventanales calentando el ambiente.

- Anuncio -

Por fuera, un estilo tradicional inglés. Por dentro, una decoración cálida en tonos pastel, con sillones y enormes mesas de madera, ideal para compartir en grupos grandes. ¿Nuestro detalle preferido? Las guirnaldas de lucecitas (en la estación Punta Chica). El local es muy luminoso y acogedor, haciendo imposible no quedarse.

En tanto la carta, las opciones son ricas y naturales. Con platos del día que incluyen bebida y postre a un precio accesible, la oferta se completa con wraps, sándwiches, ensaladas, pizzas y tartines de estación. Para el antojo dulce hay pâtisserie artesanal casera como croissants, brownies, mini cakes como milhojas o marquise, scons y hasta macarons para acompañar una gran taza de café o una jarra de limonada con jengibre y menta.

Cargados de nuevas energías (en cualquiera de sus sucursales), a pocos metros, espera el Bajo de San Isidro con su corredor deportivo, marinas, barcos y espacios verdes. Y en el caso de estar en la estación Barrancas, cruzando las vías espera la Feria del Anticuario con curiosidades, juguetes, chapas, carteles, botellas, ropa y más.

Bike & Coffee
Gral. Arias 3698 – Victoria (Zona norte)
Martes a viernes de 8h a 20h, sábado y domingo de 9h a 20h
Tel: 4798-1724
Precios: $ $

Comunicadora de profesión y cocinera de corazón. Con lápiz y papel siempre a mano para que nada se escape. Inquieta; hoy soy runner, mañana no sé.