¿Cómo viajar con mascotas desde Buenos Aires?

viajar con mascota buenos aires

¿Se van de viaje por un tiempo, o dejan Argentina definitivamente y consideran inconcebible abandonar a sus amigos de cuatro patas? Les explicamos cómo hacer para viajar con sus mascotas en avión con total tranquilidad.

1 – Conocer las exigencias del país de llegada

Cada país tiene sus propias reglas en lo que refiere a la entrada de un animal en su territorio. Lo primero que tienen que hacer es averiguar en SENASA, donde les explicarán las condiciones necesarias para viajar según el país de destino.

Asegúrense de obtener información para sus casos específicos. Generalmente los países insulares como el Reino Unido, Malta o Irlanda tengan reglas un poco diferentes.

Por ejemplo, si van a Francia con un perro desde Argentina, van a tener que cumplir con las siguientes condiciones (los requisitos para los gatos son muy similares):

  • Estar al día con todas las vacunas del animal.
  • Pedirle al veterinario que le ponga un chip a nuestra mascota. Tengan en cuenta que esta no es una práctica muy habitual en Argentina, es decir que tendrán que pedírselo a sus veterinarios ustedes mismos.
  • Vacunarlo contra la rabia al menos un día después de colocarle el chip. Acá no es inusual ponerle el chip después, porque a diferencia del chip, la vacuna de la rabia es obligatoria en Argentina. Si es su caso, tienen dos opciones. Para empezar, no hay que olvidar que se trata de una regla puramente administrativa y no tiene fundamento sanitario, por esta razón si el veterinario es comprensivo puede eventualmente modificar la fecha de colocación del chip para que sea anterior a la fecha de la vacuna contra la rabia. Los veterinarios muchas veces están acostumbrados a lidiar con esta formalidad y le facilitarán la tarea. De lo contrario, pueden volver a vacunar a su mascota, lo cual no implica ningún riesgo para el animal.
  • Sacar un certificado de buena salud con el veterinario 10 días antes de viajar, e ir a una oficina de la SENASA con su perro para validar el certificado. Deberán llevar fotocopias y originales de sus pasaportes, la libreta de vacunas de la mascota, el certificado de colocación del chip y un certificado de buena salud.

Pueden ir al SENASA de Puerto Madero o al del Aeroparque Jorge Newbery. Pueden reservar un turno con anticipación en la página de SENASA, pero no es obligatorio. Tienen que llevar sus gatos o perros para que verifiquen sus chips electrónicos.

2- Contactar la compañía aérea para conocer su política  

Una vez que sepan cual será la compañía aérea con la que volarán, tendrán que llamarlos o leer las reglas sobre el transporte de animales en su página web. Si sus mascotas están por debajo de un cierto peso -que va alrededor de los 8 o 10 kilos- podrán viajar con ustedes en la cabina. De lo contrario, viajarán en bodega en una jaula adaptada.

Tengan en cuenta que algunas razas no están permitidas en el avión, debido a sus problemas respiratorios. En general se trata de perros con una nariz chata como los carlinos o los bulldogs.

Asimismo, un cachorro de menos de 3 meses tampoco será aceptado a bordo.

Además, antes del viaje es fundamental informarse acerca de la toma de medicamentos con la compañía aérea. De hecho, cada vez son más las compañías que prohíben el uso de sedativos o calmantes no naturales debido a los riesgos que corre el animal durante el vuelo. Si sus perros o gatos parecen dormidos o bajo el efecto de tranquilizantes, es posible que no sean aceptados por el personal de vuelo.

3- Comprar los pasajes para sus mascotas

No siempre van a poder comprar los pasajes online para las mascotas al mismo tiempo que sus pasajes. Una vez que sepan qué vuelo van a tomar, contacten a la aerolínea para, por un lado, preguntarles si tienen lugar para su mascota en el vuelo, y por otro lado para reservar su pasaje. El pago generalmente lo pueden hacer por teléfono con tarjeta de crédito o pagarlo en el mostrador el día del vuelo. El precio del pasaje para sus amigos peludos dependerá del vuelo y la compañía.

4- Elegir una jaula adecuada

Si sus mascotas viajan en bodega, tienen que comprarles jaulas autorizadas para viajar en avión. Las jaulas homologadas IATA, International Airport Transport Association, son las que generalmente son aceptadas por todas las compañías. De todas maneras, hay que tener en cuenta que aún las jaulas autorizadas pueden ser rechazadas si no respetan las condiciones de la compañía aérea. Estas condiciones las pueden encontrar en la página web de la aerolínea, y deberán verificar si sus jaulas cumplen con los niveles de materiales, bulones, cierre, etc.

Tengan en cuenta que no podrán poner agua y comida en la jaula de sus mascotas. Si les dejan un plato enganchado a una pared de la jaula, algunas compañías les pueden dar agua durante el vuelo, pero no es así con todas.

5- Llegar temprano al aeropuerto el día del vuelo

Antes era necesario pasar por la oficina de SENASA del aeropuerto antes de embarcar, es decir que hacia falta calcular al menos una hora más. Hoy en día ya no es así, pero siempre infórmense bien cuando vayan a su cita en SENASA algunos días antes de viajar. Pregúntenles precisamente qué necesitan hacer el día de salida, porque ese tipo de trámite puede cambiar.

De todas maneras, les recomendamos llegar temprano para evitar estresarse y poder registrar sus mascotas tranquilamente.

Viajar con un perro o gato en cabina es un poco difícil, sobre todo la primera vez. No obstante, si se informan bien y con tiempo, verán que todo saldrá bien. No duden en hacerle muchas preguntas al veterinario, a SENASA y a la aerolínea. El día del vuelo no duden en hacerle preguntas al personal del avión acerca de las condiciones de vuelo de sus amigos fieles. Ellos están más que acostumbrados a este tipo de procedimientos y sabrán como dejarlos tranquilos.

Si todavía les queda un poco de tiempo en Buenos Aires, no se pierdan los mejores restaurantes pet-friendly de la ciudad o chequeen las actividades que pueden hacer con su perro.

*Traducción: Daniela Gambarotto